Psyathome

Cómo lidiar con el estrés y el trastorno límite de la personalidad

Si tiene un trastorno límite de la personalidad (TLP), puede tener problemas para regular sus emociones y manejar situaciones estresantes. Las interrupciones en su rutina pueden descarrilar por completo su sentido de la calma, por lo que es importante idear estrategias que lo ayuden a manejar estos factores estresantes regulares de manera efectiva. Al tener un plan para las situaciones sobre las que tiene control, puede estar mejor equipado para manejar las situaciones a medida que surgen. Estos son algunos consejos para reducir los factores estresantes controlables en su vida.

hacer un horario

Una forma importante de reducir el estrés es organizar su horario. Muchos de nosotros vivimos día a día, tratando constantemente de estar al tanto de nuestras obligaciones. Si confía en su propia memoria cuando se trata de programar, esto rápidamente se vuelve muy caótico y las cosas se caerán por las grietas.

No necesita tecnología sofisticada o un planificador costoso para organizarse; todo lo que necesita es un simple calendario diario o una lista de tareas en papel.

Al menos una vez a la semana, anote todas las citas que tiene programadas o los plazos que enfrenta. Luego, anota las tareas que te gustaría completar cada día. Lleve el calendario con usted, para que pueda anotar nuevas tareas u obligaciones a medida que surjan. Cada mañana, revise el día y asegúrese de saber qué esperar. Esto ayudará a minimizar las sorpresas y el estrés innecesario.

Organizarse

Al lidiar con el TLP, incluso los pequeños problemas en el hogar pueden hacer que se sienta peor.

Un paso que puede tomar es limpiar y organizar su espacio vital. Dependiendo del estado actual de su espacio, esta puede ser una tarea pequeña o muy grande. No trate de abordarlo todo de una vez; eso solo exacerbará su enfermedad y aumentará su nivel de estrés. En su lugar, configure un temporizador durante quince minutos y concéntrese en un área pequeña a la vez. Hará una cantidad sorprendente de progreso en poco tiempo y ayudará a crear una sensación de orden.

Aprende a decir no»

Una forma final de reducir su estrés es practicar sus habilidades de asertividad y decir «no» con más frecuencia. Si tiene un trastorno límite de la personalidad, puede notar que pasa por períodos en los que tiene dificultades para decir «no» a las personas. Después de un tiempo con tantas demandas de su tiempo, es posible que reaccione de forma exagerada cuando se le pida que se ocupe de otra cosa. No estás solo en este asunto. Las personas con TLP son propensas a quedar atrapadas en trampas de comunicación no asertivas que promueven este ciclo de ida y vuelta.

Cuando dices “sí” a cada pedido, te estás preparando para el resentimiento, la frustración y más estrés. Practique decir “no” a las solicitudes pequeñas. Por ejemplo, si alguien le pide que le haga un mandado, intente decir: “Lo siento mucho; Estoy abrumado ahora mismo. Tendré que pasar esta vez. Esto se aplica a las obligaciones sociales que preferirías no cumplir, reuniones, etc.

No digas “no” a todo, pero practica eliminando algunas molestias innecesarias de tu vida.

La práctica de decir «no» será útil cuando surjan factores estresantes más grandes.

Recuerda que no todo el estrés es malo

Un punto final e importante es que no todos el estrés es malo. De hecho, necesitamos algo de estrés en nuestras vidas para mantenernos felices y comprometidos.Así que no permita que este consejo lo lleve demasiado al extremo opuesto: no intente reducir el estrés hasta el punto del aislamiento y el aburrimiento. Solo practique reducir las molestias diarias y encontrar más equilibrio para manejar el TLP.

Deja un comentario