My Treatment Lender

¿Un arresto por DUI equivale a un problema con la bebida?

Si alguien es arrestado por conducir ebrio, la mayoría de los estados asumen que la persona tiene un problema con la bebida y exigen una evaluación, educación y tratamiento del alcohol antes de restaurar los privilegios de conducir.

Leyes per se

Los 50 estados ahora tienen leyes de concentración de alcohol en la sangre (BAC, por sus siglas en inglés) «per se» de .08, lo que significa que si un conductor tiene un BAC de .08 o más, ese hecho por sí mismo (per se) es evidencia de que el conductor conducía mientras embriagado.

La mayoría de los estados también tienen leyes que exigen que cualquier persona condenada por conducir en estado de ebriedad se someta a una evaluación para determinar el alcance de su consumo de alcohol.

En otras palabras, si alguien es arrestado por conducir ebrio, ese hecho en sí mismo es evidencia de que el conductor probablemente tiene un problema con la bebida, de acuerdo con las leyes y políticas de casi todos los estados.

Evaluación de alcohol

Antes de devolver los privilegios de conducir a una persona condenada por conducir bajo la influencia, la mayoría de los estados requieren que los conductores se sometan a una evaluación para determinar en qué medida sus vidas se ven afectadas por el consumo de alcohol y si su conducta de beber se considera abuso o dependencia del alcohol.

En la mayoría de los estados, el infractor de DUI es entrevistado por un consejero certificado en alcohol y drogas y se le hace una serie de preguntas para responder sobre sus hábitos y actitudes al beber. El evaluador luego determina si el delincuente requiere educación o tratamiento adicional.

Educación sobre el alcohol

En muchos estados, los conductores ebrios condenados deben asistir a clases sobre los peligros de conducir en estado de ebriedad, a veces llamadas «Escuela de DUI» o «escuela de manejo en estado de ebriedad», independientemente de los resultados de su evaluación de alcohol. Sin embargo, si la evaluación determina que el conductor tiene un problema con la bebida, la duración o el número de clases de educación requeridas pueden aumentar en algunos estados.

Programas de tratamiento de alcohol

Si la evaluación de alcohol determina que un infractor por conducir ebrio abusa del alcohol o es dependiente del alcohol, algunos estados requieren que el conductor complete algún tipo de tratamiento antes de que se restablezcan los privilegios de conducir. Si el conductor, de hecho, tiene un problema con la bebida, la mayoría de los estados requieren que este problema se aborde antes de que el infractor pueda regresar legalmente a las carreteras.

Leyes estatales de conducción en estado de ebriedad

Debido a los esfuerzos de los grupos contra los conductores ebrios durante muchos años, las leyes de la mayoría de los estados envían el mensaje a los infractores de DUI de que ponerse al volante en estado de ebriedad puede no parecerles un problema con la bebida, pero es un problema de seguridad pública. para la sociedad

En consecuencia, 45 estados ahora requieren evaluación y tratamiento de alcohol después de la primera infracción por conducir ebrio, dos estados lo requieren después de la segunda infracción por DUI, un estado exige tratamiento solo después de la tercera infracción y dos estados no tienen requisitos de educación o tratamiento.

Deja un comentario

Autocontrol

La autoconfianza y la seguridad en la toma de decisiones son comunes en individuos con autoliderazgo. ¿Te apetece? que es liderazgo Un líder, además de