Psyathome

Tipos de trastornos psiquiátricos

Un trastorno psiquiátrico es una enfermedad mental diagnosticada por un profesional de la salud mental que perturba en gran medida su forma de pensar, su estado de ánimo y/o su comportamiento y aumenta gravemente su riesgo de discapacidad, dolor, muerte o pérdida de la libertad.

Además, sus síntomas deben ser una respuesta más grave de lo esperado a un evento perturbador, como el duelo normal después de la pérdida de un ser querido.

Ejemplos

Se han identificado un gran número de trastornos psiquiátricos. Lo más probable es que, ya sea que usted o alguien cercano a usted haya sido diagnosticado con un trastorno psiquiátrico, sepa algo sobre uno o más de los siguientes ejemplos:

Síntomas

Los ejemplos de signos y síntomas continuos de trastornos psiquiátricos incluyen:

  • pensamiento confuso
  • Reducción de la capacidad de concentración.
  • Tristeza profunda y continua, o sentirse “deprimido”
  • Incapacidad para manejar el estrés y los problemas del día a día.
  • Problemas para entender situaciones y otras personas.
  • Aislamiento de los demás y de las actividades que solía disfrutar
  • Cansancio extremo, poca energía o problemas para dormir
  • Fuertes sentimientos de miedo, preocupación o culpa
  • Cambios de humor extremos, de altibajos, a menudo cambiando muy rápidamente
  • Desapego de la realidad (delirios), paranoia (la creencia de que los demás «van a por ti») o alucinaciones (ver cosas que no existen)
  • Cambios marcados en los hábitos alimenticios.
  • Un cambio en el deseo sexual
  • Abuso de drogas o alcohol
  • Ira excesiva, hostilidad y/o violencia
  • pensamiento suicida

Un trastorno psiquiátrico también puede causar síntomas físicos, como dolor de cabeza, dolor de espalda o dolor de estómago. Si lo evalúan por un trastorno psiquiátrico, infórmele a su médico sobre cualquier síntoma físico que tenga, incluidos dolores y molestias inexplicables.

Tipos

La siguiente lista describe los principales tipos (a menudo llamados clases o categorías) de trastornos psiquiátricos.

  • Trastornos del neurodesarrollo. Los numerosos trastornos psiquiátricos de este grupo suelen comenzar en la infancia o la niñez, a menudo antes de que el niño comience la escuela. Los ejemplos incluyen el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), el trastorno del espectro autista y los trastornos del aprendizaje.
  • Espectro de la esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. Los trastornos psicóticos provocan un desapego de la realidad. Las personas con estos diagnósticos experimentan delirios, alucinaciones y pensamiento y habla desorganizados. La esquizofrenia es probablemente la más conocida de estas enfermedades, aunque en ocasiones el desapego de la realidad puede afectar a personas con otros trastornos psiquiátricos.
  • Trastornos bipolares y relacionados. Este grupo incluye trastornos en los que los episodios de manía (períodos de excesiva excitación, actividad y energía) se alternan con períodos de depresión.
  • Trastornos Depresivos. Estos incluyen trastornos caracterizados por sentimientos de extrema tristeza e inutilidad, junto con un interés reducido en actividades que antes disfrutaban. Los ejemplos incluyen el trastorno depresivo mayor y el trastorno disfórico premenstrual (TDPM), que es más grave que el síndrome premenstrual (SPM) más conocido. el síndrome premenstrual es no clasificado como un trastorno psiquiátrico.
  • Desórdenes de ansiedad. La ansiedad implica concentrarse en las cosas malas o peligrosas que podrían suceder y preocuparse con temor y en exceso por ellas. Los trastornos de ansiedad incluyen el trastorno de ansiedad generalizada (TAG), el trastorno de pánico y las fobias (miedos extremos o irracionales a cosas específicas, como las alturas).
  • Trastornos obsesivo-compulsivos y relacionados. Las personas con estos trastornos experimentan impulsos, pensamientos o imágenes repetidos y no deseados (obsesiones) y se sienten impulsados ​​a realizar acciones repetidas en respuesta a ellos (compulsiones). Los ejemplos incluyen el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), el trastorno de acumulación y el trastorno de arrancarse el cabello (tricotilomanía).
  • Trastornos relacionados con el trauma y el estrés. Estos trastornos psiquiátricos se desarrollan durante o después de eventos vitales estresantes o traumáticos. Los ejemplos incluyen el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y el trastorno de estrés agudo.
  • Trastornos disociativos. Estos son trastornos en los que se altera el sentido de identidad de una persona, como el trastorno de identidad disociativo y la amnesia disociativa.
  • Síntomas somáticos y trastornos relacionados. Una persona con uno de estos trastornos puede tener síntomas físicos angustiosos e incapacitantes sin una causa médica clara. (“Somático” significa “del cuerpo”). Los ejemplos incluyen el trastorno de ansiedad por enfermedad, el trastorno de síntomas somáticos (anteriormente conocido como hipocondriasis) y el trastorno ficticio.
  • Trastornos de la alimentación y la alimentación. Estos trastornos psiquiátricos son trastornos relacionados con la alimentación, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón.
  • Trastornos de eliminación. Los trastornos psiquiátricos de este grupo se relacionan con la eliminación (liberación) inapropiada de orina o heces por accidente oa propósito. Mojar la cama (enuresis) es un ejemplo.
  • Trastornos del sueño-vigilia. Estos son trastornos graves del sueño, que incluyen el trastorno de insomnio, el trastorno de pesadillas, la apnea del sueño y el síndrome de piernas inquietas.
  • Disfunciones sexuales. Estos trastornos de la respuesta sexual incluyen diagnósticos tales como eyaculación precoz, trastorno eréctil y trastorno orgásmico femenino.
  • Disforia de género. Estos trastornos se derivan de la angustia que acompaña al deseo declarado de una persona de ser de un género diferente. Los criterios diagnósticos en este grupo difieren algo entre niños, adolescentes y adultos.
  • Trastornos disruptivos, del control de los impulsos y de la conducta. Las personas con estos trastornos muestran síntomas de dificultad con el autocontrol emocional y conductual. Los ejemplos incluyen la cleptomanía (robo repetido) y el trastorno explosivo intermitente.
  • Trastornos relacionados con sustancias y adictivos. Las personas con estos diagnósticos tienen problemas asociados con el uso excesivo de alcohol, opioides (por ejemplo, oxicodona y morfina), drogas recreativas, alucinógenos y otros seis tipos de drogas. Este grupo también incluye el trastorno del juego.
  • Trastornos Neurocognitivos. Estos trastornos psiquiátricos afectan la capacidad de pensar y razonar de las personas. Los trastornos de este grupo incluyen el delirio, así como los trastornos del pensamiento y el razonamiento causados ​​por condiciones o enfermedades como la lesión cerebral traumática o la enfermedad de Alzheimer.
  • Desorden de personalidad. Un trastorno de la personalidad implica un patrón duradero de inestabilidad emocional y comportamientos poco saludables que perturban gravemente la vida diaria y las relaciones. Los ejemplos incluyen los trastornos de personalidad borderline, antisocial y narcisista.
  • Trastornos parafílicos. Muchos trastornos de interés sexual se incluyen en este grupo. Los ejemplos incluyen el trastorno de sadismo sexual, el trastorno voyeurista y el trastorno pedófilo.
  • Otros Trastornos Mentales. Este grupo incluye trastornos psiquiátricos que se deben a otras condiciones médicas o que no cumplen con todos los requisitos para ninguno de los otros grupos de trastornos psiquiátricos.

¿Cuándo se convierte un problema de salud mental en un trastorno psiquiátrico?

Si es como la mayoría de las personas, probablemente haya tenido un problema de salud mental de vez en cuando, como depresión después de la pérdida de un trabajo. Estas preocupaciones suelen tener un límite de tiempo y, finalmente, comienzas a sentirte mejor.

Eso no es cierto en el caso de un trastorno psiquiátrico, en el que los síntomas son continuos y con frecuencia te molestan a ti y a las personas que te rodean.

Un trastorno psiquiátrico también interfiere con su capacidad para realizar las tareas cotidianas.

Cuando el estrés de tratar de sobrellevar sus síntomas se vuelve más de lo que puede manejar, el tratamiento generalmente implica una combinación de medicamentos y psicoterapia (también llamada terapia de conversación).

Deja un comentario

Susan Cowden, MS – Muy bien Mente

Reflejos Miembro de Academia de Trastornos de la Alimentación Terapeuta matrimonial y familiar apasionado por una serie de temas. Formación avanzada completada en terapia familiar

¿Cuánto alcohol es seguro beber?

Muchos adultos disfrutan de beber algunas bebidas alcohólicas, pero ¿cómo puede saber si su consumo de alcohol no es seguro? Si se pregunta si sus