My Treatment Lender

Terapia Feminista: Definición, Técnicas y Eficacia

¿Qué es la terapia feminista?

La terapia feminista es un tipo de psicoterapia especializada en género y examina los factores estresantes que experimentan las mujeres debido a los prejuicios, la discriminación y otras áreas que pueden afectar la salud mental.

Fue desarrollado en respuesta al campo de la psicología previamente dominado por hombres para que las mujeres pudieran tener un ambiente terapéutico libre de la misoginia y el sexismo comunes en el campo hasta ese momento.

Aunque reconoce las causas sociales y los problemas en juego, la terapia feminista responsabiliza a las personas por sus propias decisiones y problemas. Desde que comenzó esta terapia en la década de 1960, ha evolucionado para incluir el trabajo con todos los géneros.

Tipos de terapia feminista

Hay cuatro escuelas primarias de pensamiento. en la terapia feminista:

  1. feminismo liberal: Este enfoque se centra en ayudar a las mujeres a recuperar el control de las limitaciones que les impone la sociedad a través del empoderamiento personal. En otras palabras, este tipo de terapia feminista se fija más en el individuo que en la visión social ampliada de algunas de las otras terapias siguientes.
  2. Feminismo cultural: Si crees en una sociedad más amable que enfatiza las características femeninas como la crianza, es posible que te interese la terapia feminista. Esta escuela de pensamiento también cree que la opresión proviene de la sociedad que enfatiza las diferencias de género y minimiza las fortalezas de las mujeres.
  3. Feminismo radical: En una lente de terapia feminista radical, tú y el terapeuta observan de cerca los efectos de la opresión sobre las mujeres, particularmente el impacto del patriarcado sobre ellas. Los seguidores de este modelo creen que toda terapia es política y un vehículo para efectuar el cambio.
  4. feminismo socialista: Este tipo de terapia feminista se enfoca en hacer cambios sociales para cambiar las instituciones opresivas. Este enfoque también analiza de cerca las identidades interseccionales marginadas y una mayor opresión basada en el estatus socioeconómico, la raza y otros tipos de discriminación, como la sexualidad o la religión.

Técnicas

Dado que la terapia feminista no es una forma de terapia manualizada u operativa, no hay un conjunto estricto de técnicas que deban usarse.

Además, mientras que otras terapias pueden considerarse más directivas (donde el terapeuta toma la iniciativa), un principio fundamental de la terapia feminista es crear una relación igualitaria entre usted y el terapeuta.

Esto significa que usted es el experto en su propia vida, no el terapeuta. Usted y su terapeuta explorarán sus identidades interseccionales y cómo se muestran en la sala de terapia, lo que puede ayudarlo a ver cómo interactúa en situaciones similares fuera de la sala de terapia.

Algunas técnicas que pueden utilizar:

  • Biblioterapia: Su terapeuta le dará sugerencias de cosas que le gustaría leer sobre temas como la desigualdad de género, cómo se perpetúan los roles de género o las diferencias de poder entre los diferentes géneros.
  • Ver los síntomas como comunicaciones: La terapia feminista generalmente no patologiza, lo que significa que las terapeutas feministas están menos interesadas en diagnósticos y trastornos. El terapeuta, en cambio, deconstruirá sus síntomas, vinculándolos a preocupaciones sociales más grandes. Por ejemplo, la ansiedad por el desempeño laboral podría estar relacionada con las normas patriarcales de la sociedad.
  • Análisis de potencia: Usted y su terapeuta examinarán las áreas donde los géneros tienen diferentes poderes y cómo eso contribuye a la falta de poder en los géneros no masculinos. Esto no debe confundirse con culpar a la sociedad por todos sus problemas, sino, en cambio, aprender sobre su papel en las cosas que están fuera de su control.
  • Entrenamiento sobre asertividad: Si bien el entrenamiento en asertividad por sí solo no cambiará las desigualdades sociales de larga data, puede ayudarlo a aprender más sobre sus derechos en varias relaciones. Al hacer esto, puede tomar medidas para hablar cuando sea seguro para usted cambiar las dinámicas de poder en el nivel micro.
  • Reencuadre: Esta técnica no significa mirar el lado positivo. En cambio, está tomando más un enfoque de psicología comunitaria en el que explora la interacción entre sus problemas y sus comunidades locales y más amplias para comprender cómo influyen en sus acciones.

En qué puede ayudar la terapia feminista

Si bien la terapia feminista puede ayudar con cualquier cosa, y trata de no patologizar, puede ayudar con las siguientes condiciones y problemas:

  • Trauma complejo
  • TEPT
  • Enfermedades mentales graves, como esquizofrenia, trastorno esquizoafectivo, trastorno bipolar, trastornos de personalidad
  • Problemas socioeconómicos
  • Problemas de la etapa de la vida
  • orientación sexual
  • Discapacidad física

Beneficios de la Terapia Feminista

Dado que la terapia feminista no solo se preocupa por el diagnóstico (también lo evita activamente como una herramienta de los sistemas que oprimen a las mujeres y otros grupos marginados), las ventajas de este tipo de terapia parecen un poco diferentes a las de otros tipos de terapias.

Se traslada la idea de patología de estar ubicada en individuos a ubicarse en entornos sociales.

En cambio, los beneficios son un poco menos claros o medibles que, digamos, una disminución de los síntomas en el tratamiento de la depresión. Algunos de los beneficios incluyen empoderamiento, iluminación y sentimientos de independencia y asertividad.

Eficacia

Aunque la terapia feminista existe desde la década de 1960, se han realizado pocas investigaciones sobre su eficacia. Esto se debe principalmente a que, al ser un tratamiento que no sigue un protocolo específico, sería difícil medirlo de manera uniforme.

Cosas para considerar

Antes de probar este tipo de terapia, aquí hay algunas cosas que puede considerar.

interseccionalidad

Aunque esto está cambiando lentamente ahora, una de las críticas a la terapia feminista ha sido su falta de interseccionalidad, o reconocer los roles que pueden afectarnos múltiples identidades superpuestas como el género, la sexualidad, la raza, la clase y la religión, por ejemplo.

Sesgos implícitos

No importa cuánto trabajemos en nosotros mismos, todos tenemos sesgos implícitos hasta cierto punto: actitudes hacia las personas o grupos de personas que ni siquiera nos damos cuenta de que tenemos. Muchas personas tienen asociaciones con las palabras feminista o feminismo que pueden alejarlas de este tipo de terapia.

menos estructurado

Además, la terapia feminista no está tan bien definida como otras terapias, por lo que tiene un marco menos definido en comparación con diferentes tipos de terapias.

Si estás acostumbrada a una terapia más estructurada como la terapia cognitiva conductual (TCC), encontrarás que la terapia feminista es muy diferente. Sin embargo, muchos también dan la bienvenida a esta terapia posmoderna más desestructurada.

Cómo empezar

Si ha decidido probar la terapia feminista, aquí hay algunas cosas que puede hacer para comenzar su viaje.

Cómo encontrar una terapeuta feminista

No existe una certificación o asociación formal para terapeutas feministas, por lo que lo mejor es utilizar un directorio en línea como Terapeutas Inclusivos y filtrar por terapeutas feministas o buscar aquellas que sean aliadas feministas. Además, siempre puedes buscar “terapia feminista” en tu ubicación.

¿Cómo será la primera cita?

La primera cita con una terapeuta feminista en realidad puede parecer un poco diferente en algunos aspectos a otras primeras citas. Si bien el terapeuta aún le hará preguntas sobre sus antecedentes y qué lo llevó a la terapia, también discutirá cómo el patriarcado o los grupos culturales dominantes han afectado su vida.

Además, trabajará con el terapeuta para crear una relación igualitaria entre ustedes dos como modelo para sus relaciones fuera de la terapia.

Preguntas que hacer

Es posible que desee reflexionar un poco más sobre los cuatro tipos de terapia feminista descritos anteriormente en este artículo mientras busca un terapeuta. ¿Quiere examinar el cambio a nivel individual o social? Una vez que haya respondido esa pregunta, le ayudará a reducir su búsqueda.

Deja un comentario

Estilos y marcos de liderazgo

Un estilo de liderazgo se refiere a los comportamientos característicos de un líder al dirigir, motivar, guiar y gestionar grupos de personas. Los grandes líderes

Psicología Infantil en Barcelona

¿Hay algún comportamiento de tu hijo/a que te preocupe? Si buscas un psicólogo infantil en Barcelona en Psyathome podemos ayudarte. Los psicólogos infantiles realizan un

Peritaje psicológico. Psicólogo forense

Área de psicología forense En Psyathome tenemos una área especializada en Psicología Forense, psicóloga forense en Barcelona cuenta con una amplia experiencia en todas las