Psyathome

Qué saber sobre los efectos secundarios

Ativan (lorazepam) es una benzodiazepina, que es una clase de medicamentos también conocidos como depresores del sistema nervioso central. Otras benzodiazepinas incluyen Librium (clordiazepóxido), Klonopin (clonazepam), Valium (diazepam) y Xanax (alprazolam).

Ativan se usa para tratar la ansiedad, el insomnio (durante un período corto) y las convulsiones. Los usos fuera de etiqueta de Ativan incluyen el tratamiento para la abstinencia de alcohol, náuseas y vómitos asociados con la quimioterapia, catatonia, agitación y mucho más.

En los Estados Unidos, las benzodiazepinas se consideran «sustancias controladas» que están reguladas por el gobierno federal debido a su potencial de uso indebido. Si está tomando Ativan, es importante conocer los posibles efectos secundarios en caso de que comience a experimentar alguno. Si lo hace, asegúrese de consultar a su médico de inmediato.

Efectos secundarios comunes

Es importante usar Ativan bajo la supervisión de un proveedor de atención médica y evitar conducir u operar maquinaria pesada hasta que sepa cómo le afecta el medicamento.

Dado que Ativan actúa deprimiendo el sistema nervioso, los efectos secundarios comunes incluyen somnolencia, sedación, presión arterial baja, mareos e inestabilidad.

Efectos secundarios graves

En casos severos, Ativan puede causar sedación profunda, depresión respiratoria, coma y, lo que es más grave, la muerte porque amortigua la señal de su cerebro que le dice a su cuerpo que respire. Estos efectos secundarios graves pueden ocurrir cuando:

  • Ativan se toma en dosis altas
  • Ativan se toma con otras sustancias que también deprimen el sistema nervioso central, como otras benzodiazepinas, alcohol, analgésicos opioides, barbitúricos y más
  • Ativan se toma cuando tiene otras enfermedades que afectan su respiración, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la apnea del sueño y más.

Niños y Ancianos

En algunas poblaciones, como los niños y los ancianos, Ativan puede causar un “efecto paradójico”. En lugar de tener un efecto calmante, puede causar agitación y confusión. Los pacientes de edad avanzada que toman Ativan también tienen un mayor riesgo de caídas.

Embarazo, lactancia y bebés

Ativan puede afectar a las personas que están embarazadas y amamantando y a sus bebés. Ativan puede, de hecho, atravesar la placenta y pasar a la leche materna. En estos casos, es importante hablar con su proveedor de atención médica para sopesar los riesgos y beneficios de usar este medicamento.

Dependencia Física y Tolerancia

El uso a largo plazo de benzodiazepinas como Ativan puede provocar dependencia física. Esto significa que su cuerpo desarrolla tolerancia al medicamento. Con el tiempo, es posible que necesite dosis más altas del medicamento para tener el mismo efecto.

En otras palabras, si usa la misma dosis de medicamento durante un largo período de tiempo, hay una disminución del efecto de esa dosis en comparación con su dosis anterior más pequeña.

Las personas que usan benzodiacepinas durante mucho tiempo pueden tener dependencia física, pero eso no significa necesariamente que sean adictos o abusen de estos medicamentos.

Retiro

Algunas personas que dejan de tomar Ativan repentinamente pueden experimentar síntomas de abstinencia.

Los síntomas de abstinencia comunes incluyen ansiedad, estado de ánimo deprimido, insomnio y temblor. En casos severos, los síntomas de abstinencia pueden incluir confusión, alucinaciones, convulsiones y muerte.

Por eso es tan importante hablar con un proveedor de atención médica antes de suspender una benzodiazepina. Un proveedor de atención médica puede ayudarlo a disminuir gradualmente o reducir la dosis de Ativan con el tiempo para evitar la abstinencia.

Abuso de drogas y adicción

Las benzodiazepinas como Ativan tienen el potencial de abuso y adicción. Si tiene antecedentes personales de adicción o antecedentes familiares de adicción, debe tener especial cuidado al usar estos medicamentos y ser supervisado de cerca por su proveedor de atención médica. Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 5el Edition (DSM-5), un trastorno por uso de sustancias es un «patrón problemático de uso de sustancias que conduce a un deterioro o angustia clínicamente significativo», que incluye dos o más de los siguientes criterios durante un período de 12 meses:

  1. La sustancia a menudo se toma en cantidades mayores o durante un período más largo de lo previsto.
  2. Hay un deseo persistente o esfuerzos infructuosos para reducir o controlar el uso de sustancias.
  3. Se dedica una gran cantidad de tiempo a las actividades necesarias para obtener la sustancia, usar la sustancia o recuperarse de sus efectos.
  4. Antojo, o un fuerte deseo o urgencia de usar la sustancia.
  5. Consumo recurrente de sustancias que da como resultado el incumplimiento de obligaciones importantes en el trabajo, la escuela o el hogar.
  6. Consumo continuo de sustancias a pesar de tener problemas sociales o interpersonales persistentes o recurrentes causados ​​o exacerbados por los efectos de la sustancia.
  7. Importantes actividades sociales, ocupacionales o recreativas se abandonan o se reducen debido al consumo de sustancias.
  8. Consumo recurrente de sustancias en situaciones en las que es físicamente peligroso.
  9. Se continúa con el uso de la sustancia a pesar del conocimiento de tener un problema físico o psicológico persistente o recurrente que probablemente haya sido causado o exacerbado por la sustancia.
  10. Tolerancia, definida por la necesidad de cantidades marcadamente mayores de la sustancia para lograr la intoxicación o el efecto deseado, o la disminución marcada del efecto con el uso continuado de la misma cantidad de la sustancia.
  11. Abstinencia, manifestada por los síntomas de abstinencia característicos de la sustancia, o la sustancia se toma para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

Si experimenta alguno de estos mientras toma Ativan, es mejor consultar con su médico para prevenir una fuerte dependencia o adicción.

Una palabra de Psyathome

Los medicamentos como Ativan pueden intimidar a algunos debido a su potencial de efectos secundarios graves. Si su médico le recomienda tomar Ativan o si ya lo está tomando, puede ser útil hablar con su médico en detalle sobre los signos y síntomas de dependencia de Ativan, así como cualquier síntoma negativo o potencialmente dañino que pueda ocurrir. Recuerde, trabajar en estrecha colaboración con su proveedor de atención médica debería permitirle detectar cualquier señal de advertencia con anticipación.

Deja un comentario

Lidiando con el miedo a besar

La filemafobia, o filematofobia, el miedo a besar, es común entre los besadores jóvenes e inexpertos que temen hacer algo mal. En estos casos, la

¿Qué es el estigma?

¿Qué es el estigma? El estigma implica actitudes negativas o discriminación contra alguien en función de una característica distintiva, como una enfermedad mental, un problema

¿Qué es el género fluido?

Una persona que tiene fluidez de género es flexible con respecto al sexo con el que se identifica. Creen que el género no es binario,

¿Qué es un demisexual?

¿Qué es un demisexual? Una persona demisexual experimenta atracción sexual solo cuando siente un verdadero vínculo emocional con otra persona. Por ejemplo, es posible que