My Treatment Lender

Prevención de los trastornos por abuso de alcohol

El abuso del alcohol y el alcoholismo tienen como resultado costos tremendos, no solo para las personas y sus familias, sino también para la sociedad en general. Se estima que el costo anual del abuso del alcohol en los Estados Unidos asciende a cientos de miles de millones de dólares.

Para el individuo, el consumo excesivo de alcohol no solo puede conducir al alcoholismo, sino que también puede contribuir a muchas otras enfermedades y trastornos mentales y del comportamiento. Puede provocar lesiones, daños sociales, ruptura familiar, desempleo, problemas legales y financieros.

El abuso de alcohol conduce a un mayor costo de atención médica y relacionado con el individuo y la sociedad. Resulta en pérdida de productividad y años de vida perdidos, y muchos otros costos relacionados.

La forma más eficaz de hacer frente a los costos de los trastornos por consumo de alcohol para la sociedad es evitar que las personas desarrollen patrones de consumo abusivos. Esto puede resultar difícil porque las personas comienzan a beber por diferentes motivos y en muchas circunstancias diferentes.

Naturalmente, muchos de los esfuerzos de prevención que se realizan hoy en día están dirigidos a los jóvenes, porque es entonces cuando la mayoría de las personas comienzan a beber en nuestra cultura, y si comienzan a beber temprano, es mucho más probable que desarrollen problemas graves de abuso de sustancias en el futuro. la vida.

Definición de patrones de consumo de alcohol de alto riesgo

Uno de los principales esfuerzos de prevención, dirigidos a toda la sociedad, lanzados en los últimos años fue el desarrollo por parte del Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA) de pautas específicas para el consumo de alto riesgo.

Esas pautas exigen no más de 14 bebidas estándar por semana y no más de cuatro por día para los hombres; no más de siete por semana y tres por día para las mujeres.

La investigación patrocinada por el NIAAA proporcionó evidencia de que cualquier consumo de alcohol más allá de esas pautas genera un mayor riesgo de problemas relacionados con el alcohol y de otro tipo.

Al publicar esas pautas, el NIAAA esperaba que el simple hecho de saber qué nivel de consumo de alcohol era peligroso ayudaría a muchos bebedores a reducir sus patrones de consumo no saludables.

Programas de prevención para jóvenes

El alcohol sigue siendo, con mucho, la droga preferida de los adolescentes en los Estados Unidos. Reducir el consumo de alcohol por parte de los menores requiere un esfuerzo masivo para tratar de cambiar la dinámica familiar y/o comunitaria para prevenir, o al menos retrasar, el consumo de alcohol.

Los esfuerzos de prevención actuales incluyen aquellos que monitorean sus actividades y reducen su acceso al alcohol. Algunos de esos esfuerzos incluyen el cumplimiento de las leyes de edad legal para beber, campañas en los medios dirigidas a los jóvenes, aumento de los impuestos sobre el alcohol, reducción de la exposición de los jóvenes a la publicidad del alcohol y desarrollo de programas integrales basados ​​en la comunidad.

Intervenciones basadas en la escuela

Naturalmente, una parte clave de los programas de prevención basados ​​en la comunidad para jóvenes incluye programas de intervención basados ​​en la escuela. La investigación ha encontrado que los más efectivos de estos programas tienen las siguientes características:

  • Corrija el mito de que «todo el mundo» está bebiendo.
  • Enseñar a los jóvenes formas de decir no al alcohol.
  • Utilizar técnicas didácticas interactivas.
  • Involucrar a los padres y otros segmentos de la comunidad.
  • Vuelva a examinar el tema a lo largo de los años para reforzar los mensajes.
  • Brindar capacitación y apoyo a docentes y estudiantes.
  • Están cultural y evolutivamente en el objetivo.

Programas Comunitarios Integrales

Los investigadores han descubierto que las intervenciones en las escuelas funcionan mejor cuando existe un esfuerzo integral de prevención en la comunidad.

Los programas comunitarios exitosos incluyen limitar la venta de alcohol a menores de edad, aumentar la aplicación de las leyes sobre consumo de alcohol entre menores de edad y cambiar las políticas sobre el consumo de alcohol en eventos comunitarios, así como aumentar la conciencia pública sobre los problemas asociados con el consumo de alcohol entre menores de edad.

Intervenciones centradas en la familia para jóvenes

Muchos estudios han encontrado que los niños con fuertes lazos familiares y cuyos padres participan activamente en sus vidas tienen menos probabilidades de comenzar a beber cuando son menores de edad.

En consecuencia, los programas de prevención que se centran en las prácticas de crianza, la comunicación y el vínculo entre padres e hijos y la gestión familiar eficaz han demostrado ser los más eficaces para prevenir el consumo de alcohol entre los jóvenes.

Consumo de alcohol en la universidad y prevención

Si un niño de hoy logra pasar la escuela secundaria sin beber, tiene mayores desafíos por delante si va a la universidad. Los atracones de bebida en la universidad continúan siendo una gran preocupación para las escuelas y los padres.

Las primeras investigaciones mostraron que los mejores esfuerzos universitarios para prevenir el consumo de alcohol incluían:

  • Enfoques breves de intervención de motivación
  • Intervenciones cognitivo-conductuales
  • Cambiar las expectativas de los estudiantes sobre el alcohol

Una vez más, se ha encontrado que disipar el mito de que «todos» beben en exceso es efectivo para reducir el consumo excesivo de alcohol en la universidad. Sin embargo, investigaciones recientes han cuestionado la efectividad de algunos de estos esfuerzos de prevención, incluida la intervención breve, especialmente si esas intervenciones se realizan en línea.

Intervenciones en el lugar de trabajo

El lugar de trabajo es una oportunidad para llegar a los bebedores problemáticos con programas de prevención a los que de otro modo no estarían expuestos en la sociedad. Los empleadores pueden reducir la pérdida de productividad y el aumento de los gastos médicos iniciando programas de asistencia para empleados.

Uno de los más efectivos de estos programas, según el NIAAA, incluye campañas de estilo de vida que alientan a los trabajadores a aliviar el estrés, mejorar la nutrición y el ejercicio, y reducir conductas de riesgo como beber, fumar y usar drogas.

Prevención en las Fuerzas Armadas

En el ejército, se ha descubierto que los despliegues de alto riesgo, prolongados y frecuentes aumentan los riesgos de desarrollar un consumo excesivo de alcohol. De hecho, las tasas de consumo excesivo de alcohol en el personal militar de 18 a 35 años son un 60 % más altas que las de la población general en ese grupo de edad.

Los esfuerzos militares de prevención han incluido la reducción de la disponibilidad de alcohol alrededor de las bases militares. Estos esfuerzos incluyen: verificar la identificación, asegurarse de que los minoristas de alcohol no atiendan a menores, aumentar los puntos de control para conducir ebrio, aumentar la conciencia comunitaria y promover actividades alternativas que no incluyan el alcohol.

Políticas gubernamentales y leyes sobre el alcohol

Hasta cierto punto, la acción del gobierno puede prevenir el abuso del alcohol en mayor escala que otras intervenciones, porque afectan a una gama más amplia de personas. Las políticas y leyes pueden afectar la disponibilidad del alcohol y las consecuencias negativas de su uso.

Algunas de las leyes y políticas que han tenido el mayor impacto incluyen la reducción del límite legal para conducir ebrio a 0.08, la suspensión inmediata de las licencias de conducir para registros de BAC más altos, el aumento de la edad mínima para beber y la promulgación de leyes de tolerancia cero para los conductores menores de edad.

Efectos de los precios del alcohol

Otra área en la que el gobierno puede desempeñar un papel en la prevención del abuso del alcohol es aumentar los impuestos sobre el alcohol. La investigación ha demostrado que el aumento de los precios de las bebidas alcohólicas da como resultado una disminución del consumo.

El aumento de los impuestos al alcohol reduce el consumo de alcohol no solo en la población general, sino también en grupos de alto riesgo como bebedores empedernidos, adolescentes y adultos jóvenes.

Más políticas de prevención de alcohol

Los gobiernos locales tienen más herramientas que pueden utilizar para reducir la disponibilidad y las consecuencias negativas del consumo de alcohol, que han demostrado su eficacia:

  • Hacer cumplir la edad mínima para beber
  • Monitoreo de densidades de salida de alcohol
  • Límites en los horarios y días de venta de alcohol

Reducir los costos para la sociedad

El uso de estos enfoques de prevención basados ​​en la evidencia puede reducir los altos costos de los trastornos por consumo de alcohol para las personas y la sociedad. Las comunidades, las escuelas y los lugares de trabajo tienen la capacidad de llegar a los bebedores de riesgo con estos mensajes y estrategias.

Mientras tanto, el NIAAA continúa financiando la investigación sobre el desarrollo de nuevos enfoques para realizar esfuerzos preventivos efectivos.

Deja un comentario

El sesgo del optimismo y su impacto

Si bien a menudo nos gusta pensar en nosotros mismos como altamente racionales y lógicos, los investigadores han descubierto que el cerebro humano a veces

Cómo afecta a Folx marginado

¿Qué es la iluminación con gas? Gaslighting se refiere a actos de manipulación destinados a hacer que las víctimas duden de su realidad en beneficio

Cefalea tensional por estrés

Es normal tener dolores de cabeza. Tienes que aguantar. Te tomas un sedante y se te pasa. Quizás las palabras anteriores le suenen familiares. En