My Treatment Lender

Predictores del divorcio según la ciencia

La extensa investigación de los Dres. John y Julie Gottman nos han proporcionado cuatro predictores principales de divorcio. Han denominado a estos cuatro predictores principales, los “Cuatro Jinetes del Apocalipsis” y son la crítica, el desprecio, la actitud defensiva y el obstruccionismo.

Los cuatro jinetes que predicen el fin de un matrimonio

Todas las relaciones tienen algún grado de estas características. Sin embargo, si más de uno está presente o uno es inflexible, habrá dudas sobre la viabilidad de su matrimonio. Aquí hay algunas formas en que estas características pueden indicar problemas.

Crítica

Ciertas críticas son inevitables en una relación, pero se vuelven poco saludables cuando las haces de una manera que implica que algo anda inherentemente mal con tu pareja. También puede estar atacando la personalidad o el carácter de su pareja.

La intención es ganar la discusión o probar que su cónyuge está equivocado. Por ejemplo, decir “tú siempre…”, “tú nunca…” o “eres el tipo de persona que…” o “¿por qué eres tan…” hará que el cónyuge se sienta atacado y es probable que provoque una actitud defensiva. respuesta. Estos malos patrones hacen que ambos no se sientan escuchados. Ambos pueden comenzar a sentirse mal consigo mismos cuando están cerca el uno del otro.

Es fundamental hacer una denuncia específica sobre el comportamiento de tu pareja y no atacar su personalidad. Por ejemplo, decir: «Cuando sucedió A, sentí B» o «Necesito C».

Desprecio

El desprecio es el más aterrador del grupo. Se refiere a cualquier declaración o comportamiento, verbal o no verbal, que afirme la superioridad de su pareja.

Ejemplos de tales comportamientos pueden ser burlarse de su pareja, insultar, poner los ojos en blanco, mostrar hostilidad, bromas insensibles, sarcasmo hiriente, burlarse de disgusto, etc. Ataca el sentido de identidad de su cónyuge. También tiene la intención de humillarlo o abusarlo emocionalmente o manipularlo.

Las parejas deben trabajar para eliminar por completo tales comportamientos. Una cultura de respeto, aprecio, tolerancia y bondad es un requisito básico en el matrimonio.

actitud defensiva

La actitud defensiva surge de un ataque percibido con su propia contra-queja. También es otra forma de actuar como una víctima o de no asumir la responsabilidad de sus errores. Dichos comportamientos incluyen poner excusas o decir cosas como “No es mi culpa”.

También puede implicar quejas cruzadas. Aquí es cuando comparas la queja o crítica de tu pareja con una propia. Luego ignoras lo que dijo tu pareja. Otros comportamientos defensivos son «decir sí» o simplemente repetirse sin prestar atención a lo que dice su cónyuge.

Trate de reducir la velocidad y tratar de escuchar la perspectiva de su pareja.

No tienes que ser perfecto. Comunicarse conscientemente hablando honestamente y escuchando bien. No olvides validar a tu pareja haciéndole saber que entiendes lo que siente.

Táctica de cerrojo

La retirada total de la comunicación (y esencialmente de la relación) como estrategia para evitar el conflicto se denomina obstruccionismo. Puede tomar la forma de irse físicamente o cerrarse por completo. Obstruir puede ser dar el «tratamiento silencioso», murmullos monosilábicos, cambiar de tema o salir furioso. Este puede ser un intento, aunque infructuoso, de calmarse cuando se está abrumado, pero transmite desconexión, desaprobación, distanciamiento y arrogancia.

El antídoto contra la evasiva es aprender a identificar las señales de que tú o tu pareja están comenzando a sentirse abrumados emocionalmente. Es una buena idea verbalizar que te sientes abrumado. Ambos pueden acordar tomar un descanso y que la conversación se reanude cuando ambos estén más tranquilos.

Usa tu conocimiento para mejorar tu relación

Hay maneras de controlar mejor estos comportamientos en su relación. Después de una discusión, reivindique su parte en la escalada. ¿Qué puedes aprender de ello y qué puedes hacer al respecto?

Hay muchas cosas que puede hacer para ayudar a reducir la tensión o calmar una discusión. Por ejemplo, pida disculpas, exprese su comprensión o demuestre su preocupación. No hay una buena razón para presionar los botones o intensificar deliberadamente la discusión.

Prácticamente todas las interacciones negativas con tu pareja son realmente un ciclo que se perpetúa a sí mismo del que afortunadamente puedes salir. Cuando uno de ustedes se activa, el otro reacciona, hay una reacción a la reacción, y así sucesivamente. Reduzca la velocidad y reflexione sobre sí mismo averiguando lo que realmente podría estar sintiendo debajo. Por ejemplo, ¿realmente te duele cuando gritas de ira? Necesitas sentirte cómodo expresando esa parte más profunda de ti mismo.

Todos tenemos mucho que aprender y beneficiarnos de la investigación de los Gottman. Pero, si aún encuentra que los «Cuatro jinetes» están arruinando su relación, es hora de buscar un terapeuta matrimonial calificado.

Deja un comentario

Diagnóstico de los trastornos alimentarios

Los trastornos alimentarios pueden ser diagnosticados por varios profesionales. Esto incluye médicos o profesionales de la salud mental como psiquiatras, psicólogos, dietistas o trabajadores sociales.

Trastornos del desarrollo infantil.

¿Te preocupa tu desarrollo? ¿Necesita apoyo para algunos de los trastornos que están afectando a su hijo? Los trastornos del desarrollo pueden aparecer de repente