My Treatment Lender

¿Por qué estoy deprimido sin razón?

La depresión puede tener muchas causas, todas las cuales son complejas y pueden ser difíciles de entender. En algunos casos, los sentimientos de depresión pueden estar claramente relacionados con una experiencia en la vida de alguien, como una pérdida trágica o un evento violento. Otras personas pueden ser conscientes de que tienen antecedentes familiares de enfermedades mentales y, como resultado, es posible que un diagnóstico de depresión no las tome desprevenidas.

Sin embargo, algunas personas se deprimen y no saben por qué. Pueden sentir que no tienen una “razón” para estar deprimidos, especialmente si perciben que su vida es “buena” o “fácil” en comparación con los demás.

La presión para explicar o justificar cómo se sienten puede empeorar la depresión y puede impedir que las personas reciban el tratamiento necesario.

Presiona Play para obtener consejos sobre cómo lidiar con la tristeza

Presentado por la editora en jefe y terapeuta Amy Morin, LCSW, este episodio de The Psyathome Mind Podcast, con la exitosa autora Helen Russell, comparte cómo aceptar y abrazar su tristeza. Haga clic a continuación para escuchar ahora.


Siga ahora: Podcasts de Apple / Spotify / Podcasts de Google / RSS

La experiencia vivida de la depresión

Una persona que goza de buena salud física, está empleada, tiene un hogar seguro para vivir, suficiente dinero para cuidar de sí misma y de su familia, amigos que la apoyan y pasatiempos puede tener dificultades para comprender por qué se siente persistentemente triste, enojada o irritable.

En ausencia de un “desencadenante” claro, como la muerte de un ser querido, un divorcio o la pérdida de un trabajo, pueden sentir que no tiene sentido que se sientan deprimidos.

Percepciones de la depresión

La presencia de estas cosas en sus vidas puede hacer que alguien sienta que “no tiene derecho” a ser infeliz. Si la familia de una persona no tiene antecedentes de depresión, pueden suponer que eso significa que ellos mismos no pueden ser genéticamente propensos.

Del mismo modo, una persona puede mirar hacia atrás a su infancia y sentirse confundida y preocupada si no encuentra un evento específico que “justifique” la depresión que está experimentando como adulto.

Cuando se dan cuenta de que las personas que los rodean no han experimentado depresión, pueden sentirse muy solos. Pueden comenzar a preocuparse de que los demás piensen que no aprecian lo que tienen si parecen tristes o deprimidos. Pueden preocuparse por ser una carga para los demás, o ser vistos como una carga.

Las personas con depresión pueden estar preocupadas por hablar por temor a lo que podría cambiar en la escuela o el trabajo, así como en sus relaciones.

Preocupaciones sobre el estigma

Pueden preocuparse de que su jefe no los considere capaces de hacer su trabajo si saben que tienen depresión. Cuando los jóvenes en la escuela están deprimidos, se les puede etiquetar erróneamente como «holgazanes» o decirles que no están «esforzándose lo suficiente».

Cuando una persona con depresión internaliza estos mensajes, puede llegar a creer que no es inteligente o capaz, y la depresión tiene una forma de reforzar esas creencias falsas al hacer que alguien tenga una baja opinión de sí mismo.

En las relaciones, es posible que las personas con depresión no hablen de sus experiencias porque temen que los demás no las entiendan. Pueden preocuparse de que su cónyuge, familia y amigos dejen de amarlos. Pueden temer que las personas que les importan los culpen por los sentimientos que tienen.

También pueden estar preocupados de que sus seres queridos culpen ellos mismos si no pueden ayudar, lo que puede hacer que una persona que está deprimida se sienta culpable o como una carga.

Otras razones por las que las personas ocultan lo que sienten

Los padres que experimentan depresión pueden preocuparse acerca de cómo sus hijos o familiares podrían verse afectados. Incluso pueden temer ser vistos como padres «no aptos» si admiten tener sentimientos de depresión.

La presión para “justificar” la depresión puede ser abrumadora, pero recuerda el viejo dicho de que “no puedes juzgar un libro por su portada”. La forma en que parece ser la vida de otra persona puede no mostrar toda la verdad.

Las personas que están deprimidas pueden esforzarse mucho para tratar de ocultar cómo se sienten realmente. Por fuera, pueden parecer e incluso actuar como si se sintieran bien y que todo estuviera bien.

Ya sea que usted mismo esté experimentando depresión o que se preocupe por alguien que lo está, puede ser útil replantear su forma de pensar acerca de la afección. Comience centrándose en el causas depresión (que están respaldados por hechos) en lugar de centrarse en razones (que son subjetivos y relativos).

La importancia de centrarse en las «causas» y no en las «razones»

Los investigadores todavía están aprendiendo sobre todos los diferentes mecanismos que impulsan la depresión. Hay muchas causas y, en la mayoría de los casos, es una combinación de factores lo que finalmente hace que una persona se deprima.

Algunas causas comunes de la depresión

Algunos factores que contribuyen a la depresión incluyen:

  • Química cerebral: La «química» de la depresión no se comprende bien, pero los investigadores saben que un desequilibrio de los químicos cerebrales llamados neurotransmisores puede ocurrir en cualquier persona, incluso en ausencia de un «desencadenante» obvio.
  • Factores de riesgo no modificables: Algunas influencias, como la estructura del cerebro, la predisposición genética y las exposiciones ambientales, no son algo que una persona pueda controlar.
  • Factores de riesgo modificables: Los factores de riesgo que se incluyen en la categoría de opciones de estilo de vida se consideran modificables, pero la medida en que un individuo puede hacerlo dependerá de su propia capacidad y de cuánto apoyo tenga.

La depresión puede hacer que sea mucho más difícil abordar los factores que podrían estar contribuyendo a la depresión, como el consumo de sustancias o la dieta. Así como es una enfermedad mental, la depresión también puede ser física. Los síntomas como el dolor crónico y la fatiga pueden dificultar que las personas adopten modificaciones en el estilo de vida, como el ejercicio, incluso si quieren y creen que pueden ayudar.

Para realizar estos cambios (y apegarse a ellos), las personas deben contar con las herramientas adecuadas y una gran cantidad de apoyo. Para recibir tratamiento, una persona con depresión necesita sentirse segura hablando de cómo se siente.

Una persona que cree que está deprimida “sin motivo” puede no sentir que “merece” pedir u obtener ayuda. Por eso es importante concentrarse menos en la «razón» de la depresión y, en cambio, pensar en las causas.

Las percepciones pueden afectar el tratamiento y los resultados

Observar las causas ayuda a las personas (tanto a las que tienen depresión como a las que quieren apoyarlas) a comprender que estar deprimido es una condición médica, no una elección.

La depresión puede ser, debe ser y merece ser tratada. Sin embargo, hay muchas maneras diferentes de tratar la condición. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra, y algunas personas tienen que probar muchas opciones diferentes antes de encontrar algo efectivo.

Tampoco es inusual que las personas necesiten probar diferentes tratamientos a lo largo de sus vidas para controlar la depresión, ya que la condición puede cambiar y evolucionar en respuesta a los cambios en la vida de una persona (tanto física como emocionalmente).

Si está deprimido pero no entiende por qué, puede reconocer que necesita ayuda y puede querer pero también puede estar luchando con la sensación de que no “tiene derecho” a pedir ayuda.

Sepa esto: toda persona con depresión merece tratamiento.

¿Ayudará el tratamiento?

Es difícil predecir qué tratamientos funcionarán mejor para alguien con depresión. La eficacia de un tratamiento específico también depende del tipo de depresión que experimente la persona. Es importante trabajar en estrecha colaboración con su médico y/o un profesional de la salud mental (como un psiquiatra, especialmente si toma medicamentos) mientras explora diferentes opciones de tratamiento.

Psicoterapia

La psicoterapia es una de las opciones de primera línea utilizadas para tratar la depresión. Si bien hay muchos tipos disponibles, la terapia cognitivo-conductual (TCC) es una opción efectiva y de uso frecuente. Aborda los pensamientos negativos que contribuyen a la depresión. Puede ayudarlo a ver que sus pensamientos podrían estar contribuyendo a sus síntomas.

Las opciones de terapia en línea también están disponibles. Estos pueden proporcionar una forma conveniente y, a veces, más económica de acceder al tratamiento para la depresión. Dichos programas también pueden ser un complemento útil para los tratamientos en persona, los medicamentos y otras herramientas de tratamiento.

medicamentos

Los medicamentos antidepresivos como Prozac (fluoxetina) y Zoloft (sertralina) se prescriben comúnmente para la depresión. Los medicamentos se utilizan a menudo en combinación con la psicoterapia.

Las investigaciones indican que, para muchas personas, el uso combinado de terapia y antidepresivos puede tratar la depresión de manera eficaz. Sin embargo, es posible que estas intervenciones por sí solas no aborden adecuadamente los síntomas de todas las personas con depresión.

Otras opciones de tratamiento

En estos casos se pueden utilizar otros tipos de tratamiento como la terapia electroconvulsiva (TEC). La TEC implica la aplicación breve de un pulso eléctrico en el cuero cabelludo para producir una convulsión. La investigación ha demostrado que la respuesta del cerebro a dicha estimulación puede ser rápida y puede tratar los síntomas que eran resistentes a la medicación y la terapia.

Los tratamientos más nuevos para la depresión incluyen varios tipos de terapia de estimulación cerebral como la estimulación del nervio vago (VNS) y la estimulación magnética transcraneal (TMS). Estos tratamientos pueden recomendarse para alguien cuyos síntomas no han respondido a la medicación o la terapia.

Si bien puede ser agotador, frustrante, lento y, en algunos casos, costoso probar diferentes métodos para tratar la depresión, es importante tratar de encontrar la opción que sea más efectiva para usted. La depresión (y su tratamiento) es un proceso complejo que no es igual para todos.

Comprender la depresión de un ser querido

Si alguien que le importa está lidiando con la depresión, es posible que no esté seguro de cómo apoyarlo. Si sus intentos de ayudar son rechazados o no parecen servir de nada, es posible que se sienta frustrado e impaciente.

Si se siente tentado a decirle a alguien que está deprimido que «se esfuerce más» o que «simplemente se deje llevar», puede ser una señal de que está abrumado o que está agotado. Si esto sucede, es importante que haga una pausa y se tome un tiempo para reflexionar sobre sus propios sentimientos. No podrás ayudar a otra persona hasta que te hayas ocupado de tus propias necesidades emocionales.

Cuando estás preocupado por una persona que te importa, los sentimientos de miedo que tienes pueden parecer ira cuando hablas con ellos. Incluso si no está enojado o hablando con enojo, la depresión puede dificultar que una persona escuche realmente lo que está diciendo. Pueden interpretar sus palabras como desdeñosas, acusatorias, decepcionadas o cualquier cantidad de emociones que no son necesariamente precisas.

Cuando hable con su ser querido con depresión, tenga esto en cuenta si parece que sus conversaciones están llenas de falta de comunicación. Aunque es posible que desee recordarles todas las «cosas buenas de la vida» o señalar que «podría ser peor», los lugares comunes como estos generalmente no son útiles para que una persona con depresión los escuche.

Evite comparar sentimientos

Comparar su dolor con el de otra persona (o el suyo propio) puede ser su forma de tratar de darle a su ser querido alguna perspectiva, pero puede parecer que está minimizando su experiencia. Si la persona ya está luchando por comprender por qué está deprimida, comentarios como estos pueden reforzar los sentimientos de culpa. En respuesta, una persona puede “cerrarse”.

Si alguien que te importa está deprimido, especialmente si está luchando por “no tener ningún motivo”, lo más importante que puedes hacer por él es ser un oyente compasivo y activo.

Esto no significa que debas poner tus necesidades emocionales en segundo lugar o ocultar tus propios sentimientos. Mantener abiertas las líneas de comunicación ayuda a que la persona que cuida se sienta segura para hablar sobre lo que está pasando y expresar el deseo de ayuda cuando esté lista. Si está preocupado por ellos, mantener una «línea de vida» puede asegurarle su seguridad y bienestar.

Una palabra de Psyathome

Si bien puede sentir que está deprimido o triste sin motivo, es posible que haya múltiples causas que contribuyan a lo que siente. Centrarse más en estas causas subyacentes en lugar de buscar «razones» para la depresión puede ser más útil.

Si experimenta síntomas de depresión, como mal humor, irritabilidad y pérdida de interés en las cosas que solía disfrutar, hable con su médico. Explorar sus opciones de tratamiento puede ayudarlo a volver a encarrilarse y sentirse mejor.

Deja un comentario

Opciones de tratamiento para las fobias

Medicamento El modelo médico pone énfasis en los componentes genéticos y químicos del cerebro de las fobias. Se recetan medicamentos para reducir los síntomas asociados

Sharon Basaraba – Mente muy bien

Reflejos Reportero de documentales, productor y presentador de televisión galardonado Columnista de longevidad de CBC Radio Asesor de Comunicaciones Científicas para Alberta, Canadá Proyecto Mañana

Celexa (citalopram) y aumento de peso

Casi todos los antidepresivos tienen el efecto secundario potencial de provocar un aumento de peso:incluyendo Celexa (citalopram), un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina

¿Qué es el privilegio blanco?

El privilegio blanco es un concepto que destaca las ventajas sociales injustas que tienen los blancos sobre los no blancos. Es algo que está presente

Sexo doloroso: dispareunia

La dispareunia es un problema que implica relaciones sexuales dolorosas. De hecho, si experimentas dolor o molestias durante la penetración, es posible que padezcas este

Psicoterapeutas integradores

Si buscas un centro de psicoterapia en Barcelona o haces psicoterapia online en Psyathome podemos ayudarte. Somos psicólogos y psicoterapeutas colegiados con una amplia formación

Autocontrol

La autoconfianza y la seguridad en la toma de decisiones son comunes en individuos con autoliderazgo. ¿Te apetece? que es liderazgo Un líder, además de