My Treatment Lender

Peligros de la depresión no tratada en los adolescentes

Cuando la depresión en los adolescentes no se trata, las consecuencias pueden ser graves y, en algunos casos, mortales. Al igual que otras enfermedades, la depresión continúa empeorando cuando no se trata.

Problemas que pueden enfrentar los adolescentes deprimidos

Los adolescentes que tienen depresión corren un alto riesgo de desarrollar muchos problemas graves mientras luchan por sobrellevar el dolor emocional que sienten. Aunque los comportamientos que se describen a continuación no son específicos de la depresión, pueden generar sospechas sobre la presencia de depresión u otros trastornos del estado de ánimo.

Problemas de conducta en el hogar

Los adolescentes pueden comenzar a alejarse de los miembros de la familia por varias razones. Pero la depresión puede provocar sentimientos de ira e irritabilidad, lo que puede resultar en una actitud negativa constante o incluso en un desafío. Los síntomas de la depresión también pueden hacer que las personas sientan que no son amadas o no deseadas.

Problemas para competir en los deportes

La fatiga y la falta de energía son síntomas comunes de la depresión. Debido a los bajos niveles de energía, a los adolescentes les puede resultar más difícil competir en deportes o cursos de educación física.

Otros síntomas comunes como la irritabilidad, la falta de confianza y las dificultades para llevarse bien con los compañeros pueden hacer que participar en deportes grupales sea un desafío.

Desempeño escolar en declive

La depresión puede dificultar que los adolescentes funcionen plenamente en entornos académicos. Los síntomas como la dificultad para concentrarse, la falta de interés, la fatiga, los cambios de humor y la falta de valor pueden afectar el rendimiento escolar.

Bajar las calificaciones a veces es una señal de que un adolescente puede estar luchando contra los síntomas de la depresión.

Problemas sociales

La depresión puede dificultar la relación con los demás. Las personas a menudo se sienten inútiles o indignas de la atención de otras personas. Las personas que están deprimidas también tienden a retraerse socialmente, lo que puede contribuir aún más a los sentimientos de soledad y aislamiento.

Uso de sustancias

Las personas a veces recurren a las drogas y el alcohol en un esfuerzo por automedicarse, autotratarse las dificultades para dormir y hacer frente a los pensamientos suicidas. Los sentimientos de depresión pueden llevar a los adolescentes a probar las drogas o el alcohol, y el uso continuado puede contribuir a que continúen los sentimientos de depresión.

Un estudio encontró que los síntomas de depresión estaban relacionados con el inicio del consumo de drogas por parte de los adolescentes.

Comportamiento arriesgado

La depresión también puede aumentar los comportamientos de riesgo en los adolescentes. Tales acciones pueden incluir cosas como conducir sin cuidado, tener relaciones sexuales sin protección o involucrarse en actividades ilegales. Las consecuencias de estas acciones a menudo pueden ser devastadoras y alterar la vida.

Comportamientos de autolesión

Los comportamientos de autolesión implican hacerse daño a uno mismo deliberadamente en un intento de tratar de expresar o controlar el dolor interior. Estas acciones pueden incluir cortarse, quemarse la piel, golpearse la cabeza, autogolpearse, jalar el cabello y pellizcar la piel. Los signos de autolesión pueden incluir usar siempre camisas de manga larga, cortes o moretones inexplicables, comportamientos impulsivos o riesgosos y frotarse repetidamente áreas del cuerpo.

Violencia hacia los demás

El autodesprecio puede convertirse en dirigir la ira y la ira hacia los demás. Este mal comportamiento a menudo tendrá consecuencias que llevarán al adolescente a más episodios depresivos. La agresión, la ira y la irritabilidad pueden hacer que los amigos y familiares se aíslen, dejando al adolescente aún más aislado y solo.

Depresión continua

Una consecuencia grave asociada con la depresión no tratada en los adolescentes es la continuación o el empeoramiento de los síntomas de depresión. A medida que los adolescentes crecen, pueden experimentar episodios recurrentes de depresión o sus síntomas depresivos pueden volverse más severos.

Cuanto más tiempo continúe, mayor será el impacto que tendrá en la capacidad de funcionamiento del adolescente. Pueden aislarse cada vez más de amigos y familiares, las calificaciones pueden verse afectadas y pueden tener dificultades para completar las tareas diarias normales.

La depresión no tratada también puede alterar los patrones de sueño. Las investigaciones han demostrado que los problemas del sueño pueden contribuir tanto a la aparición de la depresión como a la exacerbación de los trastornos del sueño.

Amenazas o intentos de suicidio

Los adolescentes deprimidos tienen una alta tasa de suicidio debido a que experimentan un dolor emocional significativo que quieren detener. Según las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el suicidio es la segunda causa principal de muerte entre los adolescentes en los EE. UU.

La depresión es un factor de riesgo importante para el suicidio adolescente. Otros factores de riesgo incluyen antecedentes familiares, trauma, abuso, estrés de la vida, trastornos alimentarios, intimidación y abuso de drogas o alcohol.

La depresión no tratada puede afectar a los adolescentes de manera devastadora, lo que hace que sea de vital importancia obtener ayuda para un adolescente que muestra signos de esta afección.

Formas en que los padres pueden ayudar

Debido a las posibles consecuencias de la depresión no tratada en los adolescentes, es fundamental que los padres estén atentos a los signos y síntomas, que pueden ser diferentes de la depresión en los adultos. Si bien los adolescentes pueden estar de mal humor en general, los padres deben estar atentos a las señales de que su hijo está experimentando síntomas de depresión. Los tratamientos para la depresión son efectivos y pueden mejorar significativamente la calidad de vida de su hijo.

Conozca los signos

Los síntomas comunes de la depresión en los adolescentes incluyen:

  • Tristeza
  • Cambios de humor
  • Episodios frecuentes de llanto
  • Desesperación
  • Sentirse inútil
  • Pérdida de interés en las actividades.
  • Alejarse de amigos y familiares.
  • Apetito y cambios de peso.
  • Irritabilidad
  • Problemas para concentrarse
  • Cambios en los hábitos de sueño
  • Hablando de muerte o suicidio.

Consigue ayuda

Si sospecha que su hijo adolescente está deprimido o experimenta síntomas de depresión, lo primero que debe hacer es hablar con el pediatra de su hijo. Un médico puede evaluar a su hijo y verificar si hay causas médicas subyacentes que puedan estar contribuyendo a los síntomas.

El pediatra de su hijo también puede hacer recomendaciones para el tratamiento, incluida la prescripción de medicamentos antidepresivos o derivarlo a un psiquiatra u otro profesional de la salud mental para un tratamiento adicional.

Las opciones de tratamiento a menudo dependen de la naturaleza y la gravedad de los síntomas de su adolescente. Los síntomas más leves pueden responder bien al apoyo activo y las modificaciones del estilo de vida. Los casos más moderados a graves pueden requerir psicoterapia, medicamentos o ambos.

Ser de apoyo

Los padres siempre deben tomar en serio los síntomas de la depresión adolescente. Hable con su hijo, escuche lo que tiene que decir y tome en serio sus sentimientos. Incluso si no comprende por lo que está pasando, nunca desprecie sus emociones o experiencias. Al ser una fuente de comprensión y apoyo, su hijo puede estar más dispuesto a abrirse a usted y aceptar ayuda.

Si cree que su hijo puede tener pensamientos suicidas, comuníquese con el Línea de vida nacional para la prevención del suicidio en 1-800-273-8255 para el apoyo y la asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Deja un comentario

Cómo detener el gasto emocional

Casi todos nosotros participamos en gastos emocionales de vez en cuando. Tenemos un mal día y queremos aliviar el dolor comprando un nuevo aparato o

Cómo recuperar tu poder

Todos los viernes en The Psyathome Mind Podcast, la editora en jefe Amy Morin, LCSW, comparte el «Friday Fix», un breve episodio que presenta un

Tratamiento de tics nerviosos.

Los tics nerviosos no son cómodos. La persona quiere eliminarlos pero se siente incapaz. Se frustra cuando no puede dejar de estar nervioso y hacer

Ansiedad infantil

¿Qué es la ansiedad? La ansiedad es una reacción fisiológica del propio cuerpo del bebé y, por tanto, automática e incontrolable, ante distintas cosas, personas