My Treatment Lender

Niños con TDAH e ira

El TDAH y la ira pueden estar conectados, y algunos niños con TDAH experimentan frecuentes arrebatos de ira. Aunque son comunes, estas emociones intensas pueden dificultar que un niño mantenga amistades y se comporte en la escuela, y pueden ejercer presión sobre la vida familiar.

Comprender las causas de la ira y la frustración entre los niños con TDAH, junto con algunas estrategias para manejar estas emociones intensas, puede ayudar a evitar que estos breves estallidos de ira causen daños a largo plazo.

El vínculo entre el TDAH y la ira

Los niños con TDAH a menudo experimentan emociones con mayor intensidad que sus compañeros sin TDAH. Además, las condiciones comórbidas como la agresión impulsiva y el trastorno de oposición desafiante (ODD), así como los efectos secundarios de los medicamentos, pueden hacer que sea más probable que su hijo se sienta malhumorado, agresivo, impaciente y enojado. Estas son algunas de las razones más comunes por las que los niños con TDAH pueden mostrar arrebatos de ira:

Impulsividad

La impulsividad es un síntoma del TDAH que a menudo es causado por la incapacidad para concentrarse y controlar los comportamientos. La naturaleza impulsiva del TDAH significa que si su hijo se siente enojado, lo comunica de inmediato. No tienen unos pocos segundos de anticipación que tiene un niño sin TDAH, y aún no han desarrollado estrategias que desarrollan los adultos con TDAH.

Más del 50% de los preadolescentes con TDAH experimentan agresión impulsiva,lo que también se conoce como agresión afectiva y se caracteriza por emociones fuertes e imprevistas, generalmente ira, que a menudo tienen lugar en el calor del momento.

Sensibilidad emocional

Los niños con TDAH tienden a ser emocionales, sensibles y sienten las cosas muy profundamente. También tienen dificultades para regular esos sentimientos. Esto puede hacer que lloren con facilidad (lo que puede ser muy vergonzoso para ellos) o que se sientan muy enojados.

De hecho, hasta el 50% de los niños con TDAH experimentan desregulación emocional, o una capacidad deficiente para manejar las respuestas emocionales o para mantenerlas dentro de un rango aceptable de reacciones emocionales típicas. Esto puede referirse a una amplia gama de emociones que incluyen tristeza, ira, irritabilidad y frustración.

Cambios de humor y trastornos del estado de ánimo

Los estados de ánimo cambian muy rápidamente a lo largo del día cuando tiene TDAH. Puede haber muchos episodios de felicidad, tristeza y frustración, todos en una tarde

Además, los niños con TDAH experimentan altas tasas de trastornos del estado de ánimo comórbidos que pueden causar irritabilidad y provocar cambios de humor y arranques de ira, entre ellos:

Frustración

La frustración es una emoción que surge de los desafíos que se interponen en el camino de las metas. La capacidad de lidiar con la frustración se conoce como tolerancia a la frustración. La baja tolerancia a la frustración puede significar que su hijo se sienta frustrado rápidamente y esto puede resultar rápidamente en arrebatos de ira.

Baja autoestima

Es común que los niños con TDAH experimenten baja autoestima. Los síntomas del TDAH pueden dificultar que los niños experimenten logros académicos y hacer y mantener amigos, lo que puede generar una sensación de aislamiento y una baja autoestima. La baja autoestima y sentirse ansioso por una situación que no puede controlar también puede hacer que su hijo sienta ira.

Efectos secundarios de los medicamentos

A veces, los niños experimentan un período difícil cuando sus medicamentos estimulantes están perdiendo el efecto, lo que resulta en un aumento de las crisis nerviosas y las rabietas. Esto se conoce como rebote del medicamento y es el resultado de la velocidad a la que su hijo en particular metaboliza el medicamento.

Infórmele a su médico si su hijo está experimentando un rebote del medicamento. Dado que tiende a ocurrir con más frecuencia con estimulantes de acción más corta que pueden eliminarse rápidamente del sistema de su hijo, su médico puede agregar una dosis muy pequeña de medicamento de liberación inmediata aproximadamente una hora antes de que ocurra este efecto de rebote para que la transición del medicamento es más suave

Un estudio doble ciego reciente encontró que los niños que tomaban estimulantes tenían una reducción en la irritabilidad y las rabietas después de recibir el antidepresivo Celexa (citalopram).

exceso de energía

El exceso de energía, o hiperactividad, puede presentarse como hiperactividad física y/o verbal. La energía y la inquietud que acompañan al TDAH pueden ser demasiado para manejar a veces hasta que finalmente se convierten en palabras de enojo o reacciones físicas.

Trastorno de oposición desafiante

Aproximadamente un tercio de todos los niños con TDAH también tienen el trastorno negativista desafiante. Los niños con ODD muestran comportamientos desafiantes y hostiles hacia las figuras de autoridad.

A menudo pierden los estribos, discuten con frecuencia con los adultos, desafían activamente las reglas, culpan a los demás, molestan deliberadamente a los demás, son susceptibles, se enojan con facilidad y se comportan de manera enojada y resentida en general.

Obviamente, se esperan algunos comportamientos de oposición en los niños, y el ODD solo se diagnostica si el patrón de comportamiento es significativamente más intenso y frecuente en comparación con otros niños de la misma edad. Si cree que su hijo puede tener TOD, reserve una cita con su pediatra.

Cómo ayudar a su hijo

Como padre, puede ser difícil ver a su hijo perder el control. Si bien no puede hacer que el enojo desaparezca, puede ayudar a su hijo a manejar mejor estas emociones intensas. Aquí hay algunos consejos para ayudar.

Trabaje con el médico de su hijo

Trabajar en estrecha colaboración con el médico de su hijo es una parte crucial del manejo de la ira de su hijo. Pueden recetar los medicamentos apropiados y recomendar terapias, adaptaciones especiales, habilidades sociales y cambios en el estilo de vida, y luego depende de usted mantenerlos informados sobre los efectos secundarios de los medicamentos y lo que funciona y lo que no funciona para ayudar a controlar la ira de su hijo.

Fomentar el ejercicio

Si la ira es un problema para su hijo, asegúrese de proporcionar las salidas adecuadas. El ejercicio y los juegos extenuantes al aire libre pueden ser liberaciones muy poderosas para los niños con TDAH. Correr, saltar, brincar, trepar: estas actividades físicas básicas ayudarán a liberar parte de la tensión, la inquietud y la energía adicional que a menudo acompaña al TDAH. Asegúrese de que su hijo participe en este tipo de juegos todos los días.

Prueba las artes marciales

Considere inscribir a su hijo en una clase de artes marciales. Las artes marciales son una excelente opción de ejercicio para un niño con TDAH. Ayuda a desarrollar la autodisciplina y el autocontrol, lo que a su vez ayuda con la impulsividad. También mejora la autoestima y es una excelente manera de liberar energía.

Ayude a su hijo a expresar emociones

Anime a su hijo a «usar sus palabras» en lugar de actuar agresivamente. Para empezar, puede ser difícil para ellos porque es una habilidad nueva. Sin embargo, con práctica y un poco de ayuda de su parte, será más fácil. Ser capaz de articular cómo se sienten disminuye su necesidad de expresarse a través de la ira. Por ejemplo, «Jimmy tomó mi auto rojo y me siento enojado».

Patrones de aviso

Puede haber momentos particulares del día en que la ira de su hijo parezca alcanzar su punto máximo. Tomar nota de cualquier patrón puede garantizar que esté mejor preparado para manejar estos arrebatos. Por ejemplo, puede notar que su ira es más intensa:

  • Después de la escuela, cuando su hijo puede bajar la guardia y liberar los sentimientos reprimidos.
  • Cuando se sienten hambrientos o cansados.
  • Cuando están experimentando frustración con una tarea.
  • Cuando su medicamento para el TDAH está perdiendo efecto

Limite el tiempo de pantalla

Supervise los programas que su hijo ve en la televisión o en la computadora. Gran parte de los medios en televisión, películas, videojuegos, etc. son violentos, agresivos e inapropiados.

Los niños con problemas de control de los impulsos pueden verse influenciados más fácilmente por las reacciones agresivas que ven. Establezca reglas en torno a estos programas y explíquele a su hijo por qué no es apropiado mirar estos programas (o jugar estos videojuegos).

Establezca reglas claras y consistentes

Asegúrese de tener reglas claras de la casa sobre el comportamiento. Cuando su hijo esté tranquilo y pueda hablar, siéntense y propongan las reglas juntos. Discuta las expectativas y las consecuencias de los comportamientos, incluido un sistema de recompensas. Luego, una vez que estén en su lugar, adhiérase a ellos.

No cambies las reglas ni inventes consecuencias en medio de un arrebato. Sea práctico: «Si eso sucede, entonces esta es la consecuencia». Los límites fuertes son útiles para ambos. Si su hijo está trabajando con un terapeuta o consejero, puede pedir recomendaciones de estrategias disciplinarias que funcionen bien para niños con TDAH.

Una palabra de Psyathome

Es difícil tanto para los padres como para los niños cuando un niño con TDAH pierde el control y lucha contra la ira. Si su hijo tiene arrebatos de ira, y especialmente si estas emociones intensas interfieren con sus relaciones, educación y calidad de vida, es importante enseñarle las habilidades que necesita para lidiar con sus sentimientos de manera saludable. Juntos, con la orientación del médico de su hijo, pueden asegurarse de que la ira no interfiera con el bienestar y el éxito de su hijo.

Deja un comentario

Cómo dejar ir el estrés y la ira

A veces, las situaciones estresantes parecen quedarse con nosotros. La mayoría de nosotros nos encontramos rumiando o aferrándonos a sentimientos negativos que tenemos sobre factores

Superar la fobia a volar

Las estadísticas indican que el avión es el medio de transporte más seguro: la posibilidad de sufrir un accidente aéreo es de 1 en 2,4

Tomar decisiones difíciles

Tener que tomar decisiones difíciles en la vida simplemente no sucede de vez en cuando, aunque todos los días tomamos decenas de decisiones, desde la

Resuelve conflictos familiares

Lo más común es que familias con problemas familiares acudan a la consulta expresando malestar, ya sea de alguno de sus integrantes o del grupo