Psyathome

Manejo del pensamiento catastrófico en el TEPT

Las personas con trastorno de estrés postraumático (TEPT) a menudo experimentan distorsiones cognitivas como el pensamiento catastrófico, una tendencia a esperar que suceda lo peor sin considerar otras posibilidades.

Las distorsiones cognitivas son pensamientos extremos y exagerados que no coinciden con la realidad de una situación. Por ejemplo, si tuvo un accidente automovilístico, es posible que tenga muchos problemas para regresar a su automóvil o conducir cerca del lugar del accidente. Tal vez cuando lo hace, se siente abrumado por la ansiedad o los pensamientos de que volverá a suceder.

El pensamiento catastrófico supone que sucederá lo peor. Comprensiblemente, centrarse en el peor de los casos conduce a una gran cantidad de ansiedad y estrés.

Cómo se desarrolla el pensamiento catastrófico

Vivir un evento traumático destruye las creencias positivas que las personas suelen tener sobre el mundo, como que están a salvo de un daño deliberado o, después del evento traumático de otra persona, que «Esto nunca me puede pasar a mí». Alguien con PTSD podría caer en pensamientos catastróficos después de la exposición a un evento traumático: el trauma se ve como prueba de que lo peor en realidad lata suceder—y visto como una señal de que solamente eventos traumáticos sucederán a partir de ahora. Ni siquiera se consideran otros resultados posibles.

A medida que pasa el tiempo, el pensamiento catastrófico se convierte en una estrategia de afrontamiento del día a día diseñada para ayudar a garantizar que la persona nunca vuelva a estar en una situación peligrosa. Pero tener pensamientos catastróficos una y otra vez puede ser paralizante y conducir a una ansiedad extrema, evitación y aislamiento. Esto puede tener el efecto de socavar la estrategia de afrontamiento. ¿Cómo? Trayendo de vuelta a la persona la sensación de estar constantemente en peligro y de no estar segura en ninguna parte.

Como administrar

El primer paso para manejar los pensamientos catastróficos es saber cuándo los tienes. El autocontrol puede ser una excelente manera de aumentar la conciencia de sus pensamientos y los efectos que tienen sobre su estado de ánimo y sus acciones.

Luego, tome medidas para alejar su pensamiento de los extremos. Permítete considerar otras opciones. Cuando comienza el pensamiento catastrófico, puede ser útil hacerse estas preguntas:

  • ¿Qué evidencia tengo de que este pensamiento es realista?
  • ¿Qué pruebas tengo de que no lo es?
  • ¿Ha habido ocasiones en las que he tenido este pensamiento y no se ha hecho realidad?
  • ¿Tengo este tipo de pensamientos cuando me siento bien o cuando me siento triste, enojado o ansioso?
  • ¿Qué le diría a otra persona que tuviera este pensamiento?
  • ¿Es posible que tenga este pensamiento solo por costumbre?
  • ¿Cuál podría ser un pensamiento diferente y más realista en esta situación?

Hacerse este tipo de preguntas puede ayudarlo a romper el hábito del pensamiento catastrófico al aprender a ser más flexible al considerar sus opciones. Sabrá que está teniendo éxito cuando sienta que 1) no está tan ansioso como antes o 2) su ansiedad no está empeorando.

También puede ayudar si practica la atención plena sobre sus pensamientos, lo que puede ayudar a debilitar su poder sobre su estado de ánimo. Cuando notes que tienes un pensamiento catastrófico, simplemente míralo como un pensamiento, nada más, algo que tu mente hace cuando te sientes de cierta manera o te enfrentas a una situación determinada. Solo un hábito.

Puede decidir salir y probar qué tan bien está manejando su pensamiento catastrófico. Similar a la terapia de exposición, la idea es abordar lentamente las situaciones que generaron pensamientos catastróficos en el pasado y ver qué sucede ahora. Si no tiene tales pensamientos, o no son tan fuertes y amenazantes como antes, sabrá que está progresando.

Recibir tratamiento

Si tiene muchos pensamientos catastróficos, puede que le resulte útil hablar de ellos con un terapeuta cognitivo conductual. La terapia cognitiva conductual pone un fuerte énfasis en los pensamientos que tienen las personas y cómo esos pensamientos influyen en sus emociones y comportamientos.

Deja un comentario

¿Qué es la positividad tóxica?

La positividad tóxica es la creencia de que no importa cuán terrible o difícil sea una situación, las personas deben mantener una mentalidad positiva. Es

Ansiedad social y jerarquías

La ansiedad social puede ser una condición debilitante que afecta su vida social, su familia y su carrera. Dependiendo de tu forma de ansiedad, puedes