My Treatment Lender

Los estadounidenses están estresados ​​por la política

¿Se ha sentido más estresado que de costumbre por la política y el estado de la nación últimamente? ¿Le preocupa el rumbo que está tomando el país, quizás más ahora que antes? ¿Sientes que esto está afectando tu estado emocional e incluso tu salud física? Si es así, no estás solo. Lejos de eso, en realidad. Y una encuesta de la Asociación Americana de Psicología lo demuestra. Y si no te sientes así, lo más probable es que la mayoría de las personas que te rodean sientan este tipo de estrés. Primero, aquí hay un poco sobre el conflicto y el estrés en general, para una comprensión más básica de lo que usted o las personas que lo rodean están experimentando.

El estrés y el costo del conflicto

El conflicto es una de las principales causas de estrés que encontramos en nuestras vidas, ya sea el conflicto de compañeros de trabajo, de la familia, de otras personas importantes, de nuestros amigos o incluso de personas que encontramos en la calle y conocidos que no. conocer bien. El conflicto prácticamente siempre nos afecta más que la mayoría de las otras formas de estrés. No solo puede hacernos sentir instintivamente menos apoyados socialmente y hacernos conscientes de que hay un problema que debe resolverse, sino que también puede modificar nuestra «necesidad de pertenecer», haciéndonos sentir menos de esa seguridad grupal que estamos conectados para buscar. (Consulte este artículo sobre la jerarquía de necesidades de Maslow para obtener más información sobre sus necesidades de pertenencia).

Los conflictos políticos pueden ser particularmente estresantes porque los puntos de vista políticos pueden ser muy divisivos, y estos desacuerdos pueden ocurrir no solo entre conocidos, sino también entre amigos cercanos y, especialmente, miembros de la familia, que es cuando las cosas pueden volverse aún más tensas. A muchas personas no les gusta «estar de acuerdo en no estar de acuerdo», sino que prefieren tratar de convencer a las personas con puntos de vista opuestos de que sus puntos de vista son «incorrectos», lo que puede resultar contraproducente, especialmente cuando se discuten puntos de vista políticos. Las redes sociales y las discusiones en línea pueden contribuir y contribuyen a la falta de civismo y la polarización de algunas de estas discusiones políticas. Además, están ocurriendo tantos cambios en el país que puede ser particularmente estresante para aquellos que están preocupados por la dirección que están tomando las cosas. Esto también puede traer discusiones más potencialmente divisivas.

La conclusión es que la incertidumbre política puede generar estrés.y crear desafíos, independientemente de cuáles sean sus creencias específicas o por qué partido vote durante las elecciones.

Muchos estadounidenses (y, muy probablemente, personas de todo el mundo) están experimentando estrés y ansiedad relacionados con la reciente transición de poder y la rápida velocidad de cambio que ha estado ocurriendo políticamente en Estados Unidos en los últimos meses. Debido a esto, muchas personas están preocupadas por el estado de nuestra nación y la dirección que están tomando las cosas. El estudio de la APA explica más sobre esto.

Estudio APA: Estrés en Estados Unidos

La encuesta Stress in America™ de 2016 de la APA reveló que dos de cada tres estadounidenses (66 por ciento) dicen que el futuro de nuestra nación es una fuente significativa de estrés para ellos, y el 57 por ciento dice que están estresados ​​por el clima político actual. Este es, de hecho, el factor que se informa como el más estresante para los encuestados del estudio. Este es un aumento en lo que las personas informaron anteriormente y un número significativo que revela que la mayoría de los estadounidenses sienten estrés en esta área.

Los síntomas del estrés pueden variar entre las personas, pero a menudo incluyen una combinación de estrés emocional (sentimientos como preocupación, tensión, irritabilidad y ansiedad general) y síntomas físicos, como dolores de cabeza, insomnio, problemas estomacales y otras reacciones físicas.

Las personas lidian con el estrés de muchas maneras diferentes. Algunas de estas formas son saludables y proactivas, como el ejercicio y la meditación, y otras no son saludables, como reflexionar o tener hábitos de afrontamiento negativos. Este estrés puede ser bueno cuando se maneja; sabemos que niveles de estrés bajos a moderados pueden motivarnos positivamente para completar un proyecto o lograr una meta. Sin embargo, mucho estrés, y particularmente el estrés crónico, puede afectar negativamente nuestra salud emocional y física de muchas maneras. Los altos niveles de estrés se han asociado con ansiedad, depresión, fatiga, enfermedades cardíacas, presión arterial alta y otros problemas de salud graves.

Saber esto también puede ser estresante, pero existen muchas técnicas que pueden ayudar con el manejo del estrés en general y ser útiles para el estrés político en particular. Es importante saber esto, porque ser proactivo en el manejo del estrés puede marcar la diferencia en la dirección que toma su estrés y ayudar a prevenir una espiral descendente de desesperanza que se alimenta de sí misma.

Afortunadamente, hay pasos que puede tomar para controlar su estrés en tiempos de cambio político. Incluso cuando no hay cosas específicas que pueda hacer para cambiar la opinión de quienes están en el poder, hay cosas que puede hacer para minimizar el estrés que siente como resultado. Estos pasos pueden marcar la diferencia entre sentirse constantemente estresado y sentirse leve o mínimamente estresado, o incluso no sentirse estresado en absoluto.

APA ofrece los siguientes consejos:

  • Mantente informado, pero conoce tus límites. Considere cuántas noticias recibe y cómo le afecta esa información. Si está preocupado por los eventos nacionales y está interfiriendo con su vida diaria, esto puede ser una señal para reducir su ingesta de noticias y limitar las discusiones en las redes sociales. Por ejemplo, algunas personas pueden encontrar útil programar un bloque de tiempo corto en la mañana y otro en la noche para ponerse al día con las noticias sin revisar cada nueva actualización durante el día. Durante los «descansos digitales», tómese el tiempo para concentrarse en algo agradable, como un pasatiempo, hacer ejercicio o pasar tiempo con familiares y amigos.
  • Encuentra puntos en común con los demás. Todos los días entramos en contacto con personas cuyas creencias difieren de las nuestras. Si surge el tema de las diferencias políticas, evite las discusiones acaloradas y trate de identificar puntos en común dentro de sus diferentes puntos de vista. A veces, diferentes puntos de vista pueden provenir de un principio subyacente similar. Esté abierto a escuchar la historia de la otra persona, y tal vez incluso valide cómo se siente. Cuando enmarcamos nuestro pensamiento de esta manera, puede ser más fácil tolerar o comprender a las personas con diferentes puntos de vista e incluso, tal vez, trabajar juntos hacia un objetivo común. Si le resulta difícil hablar de temas políticos de manera tranquila y constructiva, lo mejor es desconectarse de la conversación.
  • Encuentre maneras significativas de involucrarse en su comunidad. Identifique los temas que son importantes para usted e investigue las organizaciones que trabajan en esos temas. Póngase en contacto con ellos y vea cómo puede unirse a sus esfuerzos. También podría considerar involucrarse en la política local, donde puede ser posible ver el impacto directo de sus esfuerzos. Asista a una reunión del consejo de la ciudad o una reunión del ayuntamiento para escuchar y compartir sus ideas con los funcionarios electos. Tomar medidas activas para abordar sus preocupaciones puede disminuir los sentimientos de estrés.
  • Busca consuelo. Las organizaciones basadas en la fe y otras organizaciones comunitarias pueden brindar un apoyo emocional y espiritual vital durante tiempos estresantes. Participar en actividades relajantes, como la meditación, la relajación progresiva o la atención plena, también puede ayudarlo a conectarse con el momento presente y encontrar algo de paz.
  • Cuídate. Debido a que el estrés puede tener un impacto físico y emocional en su salud en general, encuentre actividades que disfrute para ayudarlo a recargar energías y reducir su estrés, como hacer ejercicio, escuchar su música favorita o pasar tiempo con familiares y amigos cercanos. Es importante priorizar dormir lo suficiente, comer alimentos saludables y evitar mecanismos de afrontamiento ineficaces como el consumo de alcohol y sustancias.

Si el estrés comienza a interferir con su rutina diaria durante un período de tiempo prolongado, o si no puede manejar el estrés por sí mismo, podría ser el momento de ver a un psicólogo u otro profesional de la salud mental con licencia. Los psicólogos están capacitados para comprender la conexión entre la mente y el cuerpo y pueden ayudarlo a identificar áreas problemáticas y desarrollar un plan de acción para cambiarlas.

Deja un comentario

¿Qué es el inconsciente?

¿Qué es el inconsciente? En la teoría psicoanalítica de la personalidad de Sigmund Freud, la mente inconsciente se define como una reserva de sentimientos, pensamientos,

Ver, vista creativa, vista guiada

El visionado guiado es una técnica psicológica que consiste en imaginar la recreación en una situación pasada, futura o ficticia, que suele contener cierta carga