Psyathome

Esto es lo que sucede en tu cerebro cuando te pierdes en una buena historia

Conclusiones clave

  • Un estudio de los fanáticos de «Game of Thrones» encontró que las personas usan la misma parte del cerebro para pensar en sus personajes favoritos que ellos mismos.
  • Los hallazgos ofrecen información sobre la forma en que se forman nuestras identidades y por qué algunas personas se sumergen en obras de ficción.
  • Los expertos en salud mental dicen que la investigación ofrece evidencia de los poderosos efectos terapéuticos de contar historias.

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas personas parecen perderse en un libro o película realmente genial?

Un estudio reciente publicado en Neurociencia social cognitiva y afectiva podría tener algunas respuestas. Los investigadores escanearon los cerebros de los fanáticos de la serie de HBO «Game of Thrones» para ver qué sucedió cuando pensaron en los rasgos de sus amigos, los personajes del programa y ellos mismos.

Encontró que las personas que realmente se sumergen en las historias tenían más actividad en una parte del cerebro que tiende a activarse durante la autorreflexión cuando evalúan a su personaje favorito. En otras palabras, su cerebro puede hacer que se sienta como si una persona casi se estuviera «convirtiendo» en un personaje de una historia. Los resultados ayudan a explicar por qué la ficción puede ser una experiencia particularmente conmovedora para algunas personas.

Esto es lo que muestra la investigación sobre cómo la narración puede afectar nuestra identidad, junto con los posibles efectos terapéuticos de explorar mundos ficticios.

El estudio

Para el estudio, investigadores de la Universidad Estatal de Ohio y la Universidad de Oregón se propusieron averiguar si identificarse con un personaje ficticio está relacionado con la actividad cerebral que ocurre cuando una persona piensa en sí misma.

Para averiguarlo, reclutaron fanáticos de “Game of Thrones”. El programa de televisión fue seleccionado por su amplio elenco de personajes y audiencia apasionada cuyos miembros tienden a tener “reacciones extremas cuando esos personajes son inevitablemente asesinados”.

Los investigadores pidieron a los participantes que clasificaran qué tan cercanos y similares se sentían con nueve amigos (excluyendo parejas románticas y familiares inmediatos) y nueve personajes de «Game of Thrones» en una escala de 0 a 100.

Luego, escanearon los cerebros de cada participante usando una máquina fMRI, que observa pequeños cambios en el flujo sanguíneo para medir la actividad cerebral. Los escaneos se enfocaron específicamente en la actividad en la corteza prefrontal medial ventral, una parte del cerebro que se activa cuando las personas piensan en sí mismas y en sus amigos cercanos.

Leela R. Magavi, MD

La identificación de rasgos se refiere al proceso de imaginarse temporalmente a uno mismo transpuesto a los sentimientos y experiencias de un personaje específico.

— Leela R. Magavi, MD

Durante el escaneo, los investigadores mostraron a los participantes una serie de diapositivas con el nombre de los personajes, amigos e incluso de ellos mismos de «Game of Thrones» junto a un rasgo de personalidad, como malhumorado, pesimista, inteligente o confiable. Los participantes respondieron «sí» o «no» en cuanto a si la persona en la diapositiva coincidía con el rasgo de personalidad.

Inmediatamente después, los investigadores utilizaron un cuestionario de 10 elementos para medir la «identificación de rasgos» de los participantes, o la tendencia de una persona a imaginarse a sí misma experimentando los sentimientos y las acciones de los personajes ficticios.

“La identificación de rasgos se refiere al proceso de imaginarse temporalmente a uno mismo transpuesto a los sentimientos y experiencias de un personaje específico. Esto permite que las personas perciban el mundo de manera diferente y adquieran y accedan a capacidades emocionales dispares que antes no podían experimentar”, explica Leela R. MagaviMD, psiquiatra y director médico regional de Psiquiatría Comunitaria en Newport Beach, California.

“Puede permitirles modificar o reformular su forma de pensar o alterar su comportamiento y respuesta a los factores estresantes de la vida”, dice.

Hallazgos sobre narración e identidad

Los resultados del experimento revelaron que la actividad en la corteza prefrontal medial ventral era más alta cuando los participantes evaluaban sus propios rasgos de personalidad. La actividad tendía a ser menor cuando los participantes pensaban en los personajes de “Game of Thrones”.

Sin embargo, la actividad en esa parte del cerebro tendía a ser más activa cuando las personas que tenían una puntuación alta en la identificación de rasgos pensaban en los personajes, en comparación con aquellas que tenían una identificación de rasgos más baja.

Fue especialmente activo cuando los participantes con una alta identificación de rasgos consideraron los personajes que más les gustaban y con los que se relacionaban, lo que ayuda a explicar el impacto de la narración narrativa en algunas personas.

Dicho de otra manera, los hallazgos muestran que las personas a veces pueden adoptar nuevas identidades a través de personajes e historias de ficción.

«El estudio muestra que su cerebro en realidad está haciendo esto, no es solo algo emocional o algo basado en la personalidad», dice Cecille AhrensLCSW, psicoterapeuta y propietaria/directora clínica de Terapia Trascender en San Diego, California. “La identificación de rasgos tal vez crea esta alineación neuronal que dificulta que nuestros cerebros disciernan la realidad de la fantasía. Las líneas se vuelven borrosas donde literalmente nos ‘perdemos’ en el personaje o ‘nos perdemos a nosotros mismos’ en la historia».

Si bien el estudio ofrece algunas ideas intrigantes, su pequeño tamaño de muestra dificulta generalizar los resultados a una población más grande, dice el Dr. Magavi. Pero agrega que la investigación se fortalece con el uso de «Game of Thrones», que ha sido una serie emocionalmente conmovedora para algunos de sus pacientes.

“El desarrollo del personaje en esta serie es encomiable, y muchos de mis pacientes han dicho que se identifican mucho con personajes específicos de la serie”, dice ella. “Cuando el personaje lograba algo o le iba bien, algunos de mis pacientes experimentaban un gran grado de felicidad”.

El poder curativo de las historias

Los expertos en salud mental dicen que la investigación refleja las formas en que contar historias e identificarse con los personajes ha sido terapéutico en sus propias prácticas.

“Las personas han transmitido que esta identificación de rasgos les permitió experimentar un mayor nivel de confianza en sí mismos y autocompasión”, dice el Dr. Magavi. “Por ejemplo, evalué a un joven que se identificaba con [“Game of Thrones” character] Samwell Tarly, ya que de manera similar se sintió excluido por la sociedad y su familia. Cuando Samwell Tarly encontró su vocación y ayudó a sus amigos, se conmovió tanto que encontró el coraje para solicitar un trabajo, a pesar de su debilitante ansiedad social”.

Para muchas personas, asumir los rasgos de ciertos personajes con los que nos relacionamos en las historias ofrece una forma segura y sin consecuencias de explorar diferentes partes de nuestras propias identidades.

Cecille Ahrens, LCSW

Hay un poder curativo en ver tu historia o partes de ti mismo reflejadas en esos personajes.

— Cecille Ahrens, LCSW

“Ayuda a las personas a acceder a emociones que normalmente no se permitirían sentir, pero no es amenazante. Lo estás proyectando sobre algo u otra cosa”, dice Ahrens. “Hay un poder curativo al ver tu historia o partes de ti mismo reflejadas en esos personajes. Mis clientes, que aman las películas y realmente se involucran en ellas, ven que los personajes se alinean consigo mismos de una manera que les da una respuesta positiva y una sensación de esperanza”.

Sumergirte en el universo de un personaje también puede presentar algunos beneficios del mundo real para tus relaciones, agrega el Dr. Magavi.

“Aprender sobre los personajes e identificarse con estos personajes puede hacer que sea menos aterrador para las personas saber quiénes son y por qué son así. Puede disminuir los sentimientos de vergüenza y culpa. Algunas personas hablan de estos personajes con amigos y familiares, y de manera similar simplifica su capacidad para hablar de su propio viaje con los demás”, dice.

Si bien se necesita más investigación sobre los mecanismos cerebrales detrás de la identificación de rasgos, los últimos hallazgos ayudan a aclarar «el poder de contar historias que nos ha acompañado durante siglos», dice Ahrens.

“En terapia, sabemos que contar historias es muy poderoso y curativo”, dice ella. “Conecta todos los puntos para mí”.

Lo que esto significa para ti

Las historias de los libros y las películas pueden ser obras de ficción, pero pueden tener efectos profundos en nuestras realidades. Este estudio muestra que, para algunas personas, los rasgos de los personajes ficticios pueden iluminar las mismas partes de nuestro cerebro que procesan cómo pensamos sobre nosotros mismos. De alguna manera, nuestras identidades pueden entrelazarse con las de nuestros personajes favoritos.

Los expertos en salud mental dicen que los hallazgos arrojan luz sobre el poder terapéutico de contar historias. Cuando nos identificamos con un personaje, podemos explorar partes de nuestra propia identidad en un espacio seguro. Eso, a su vez, puede ayudarnos a hacer cambios positivos en nuestras vidas.

Deja un comentario

Tammy Davenport – Mente muy bien

Reflejos Auxiliar de odontología y experto en salud bucodental Recurso de información sobre seguros dentales Experiencia Tammy Davenport es una ex escritora de Psyathome que

Información sobre metanfetaminas

Psyathome Mind y nuestros socios externos utilizan cookies y procesan datos personales como identificadores únicos basados ​​en su consentimiento para almacenar y/o acceder a información