My Treatment Lender

Esquizofrenia: causas y factores de riesgo

La esquizofrenia es una enfermedad del cerebro que causa ciertos síntomas característicos, experiencias anormales y comportamientos. Para diferentes personas, la esquizofrenia puede involucrar diferentes grupos de síntomas. Es posible que procesos de enfermedad ligeramente diferentes estén involucrados en estos diferentes grupos.

Sin embargo, muchos investigadores creen que la esquizofrenia es una sola enfermedad que puede tener diferentes efectos según las regiones del cerebro más afectadas. En la última edición del DSM, se eliminaron los subtipos de esquizofrenia.

Los investigadores aún no saben exactamente qué causa que algunas personas desarrollen esquizofrenia. Hay un componente genético muy fuerte en la esquizofrenia. Sin embargo, los genes por sí solos no explican completamente la enfermedad.

La mayoría de los científicos cree que los genes no causan la esquizofrenia directamente, pero sí hacen que una persona sea vulnerable a desarrollar el trastorno. Los científicos están estudiando muchos factores posibles que podrían causar que una persona con una predisposición genética desarrolle esquizofrenia.

Muy bien / Cindy Chung

Historia familiar y genética

La evidencia de una predisposición genética a la esquizofrenia es abrumadora. La frecuencia de esquizofrenia en la población general es ligeramente inferior al 1 por ciento. Sin embargo, estar relacionado con alguien con esquizofrenia aumenta en gran medida el riesgo de desarrollar esquizofrenia.

Conexiones familiares

Al igual que con otras condiciones médicas y de salud mental, la predisposición genética juega un papel en si alguien desarrollará síntomas de esquizofrenia. Los números que respaldan esto son sólidos. Por ejemplo, algunos estudios han encontrado:

  • Si su hermano o hermana o uno de los padres tiene la enfermedad, su probabilidad de tener esquizofrenia es de alrededor del 10 por ciento.
  • Si uno de los padres tiene la afección, aumenta sus posibilidades de desarrollar esquizofrenia en aproximadamente un 13 por ciento.
  • Si su gemelo idéntico tiene la enfermedad, tiene aproximadamente un 50 por ciento de posibilidades de desarrollar esquizofrenia.
  • Si ambos padres tienen esquizofrenia, tiene un 40 por ciento de probabilidad de desarrollar la enfermedad.

Sabemos que estos riesgos familiares se deben a la genética más que al entorno familiar, ya que estas tasas son las mismas ya sea que una persona sea criada en la familia biológica o no. Los hijos de personas con esquizofrenia son dados en adopción con mayor frecuencia porque sus padres están demasiado enfermos para cuidarlos.

Sin embargo, los genes por sí solos no causan la esquizofrenia. Si lo hicieran, entonces los gemelos idénticos, que comparten prácticamente el mismo código genético, tendrían una probabilidad más cercana al 100 por ciento de compartir la enfermedad, en lugar del 50 por ciento.

Ambiente

Al igual que con muchas condiciones de salud, ciertos factores ambientales pueden contribuir al desarrollo de la esquizofrenia.

Infecciones virales

Se ha descubierto que la exposición a los virus es un factor que contribuye al desarrollo de la esquizofrenia. Hay una variedad de características de los virus que podrían hacer esto posible. Por ejemplo, los virus pueden:

  • Atacar ciertas regiones del cerebro y dejar otras intactas
  • Alterar ciertos procesos dentro de una célula cerebral sin matar la célula
  • Infectar a alguien y luego permanecer inactivo durante muchos años antes de causar la enfermedad.
  • Causa anomalías físicas menores, complicaciones de nacimiento y patrones de huellas dactilares alterados que a veces se encuentran en personas con esquizofrenia.
  • Afecta a los neurotransmisores

También es importante tener en cuenta que algunos agentes antipsicóticos también son agentes antivirales, lo que también puede respaldar la idea de que las infecciones virales pueden desempeñar un papel en el desarrollo de los síntomas esquizofrénicos, en particular los síntomas psicóticos.

virus del herpes

Las personas que recientemente han desarrollado esquizofrenia muy a menudo tienen anticuerpos contra dos virus del herpes en la sangre, el HSV (virus del herpes simple) y el CMV (citomegalovirus). Los estudios sugieren que cuando ciertos virus infectan a alguien con un conjunto particular de genes, esa persona tiene más probabilidades de desarrollar esquizofrenia.

Otras influencias infecciosas

Las personas con esquizofrenia también son más propensas a mostrar anticuerpos contra toxoplasmosis gondiiun parásito que portan los gatos y que también puede infectar a los humanos. Aunque los datos son mixtos, algunos estudios han sugerido que criarse con gatos aumenta ligeramente la probabilidad de que una persona desarrolle esquizofrenia, y que la enfermedad es más común en países y estados donde muchas personas tienen gatos como mascotas.

Las teorías de enfermedades infecciosas de la esquizofrenia son muy emocionantes y prometedoras. Es demasiado pronto para saber si la investigación de estas teorías revelará una causa importante de la esquizofrenia, pero un mayor estudio contribuirá en gran medida a informar el diagnóstico y el tratamiento futuros de la afección.

Exposición a toxinas

Se sugiere que estar expuesto a toxinas dañinas juega un papel en el desarrollo de la esquizofrenia, incluso durante el desarrollo fetal. Las toxinas que se han investigado para mostrar una posible influencia incluyen el alcohol y el plomo.

Dirigir

Se ha demostrado que la exposición al plomo durante el desarrollo fetal influye significativamente en la probabilidad de desarrollar esquizofrenia y psicosis. El plomo se puede encontrar en cosas como:

  • Gasolina
  • Pintura
  • Agua del grifo
  • Juguetes infantiles

Aunque se han tomado medidas en años más recientes para eliminar el plomo de las cosas con las que entramos en contacto todos los días, es importante tener en cuenta que el plomo aún puede estar en nuestro entorno. Si una casa se pintó con pintura con plomo antes de 1978, todavía puede liberar esta toxina.

Factores sociales

Debido a que las causas de la esquizofrenia han sido tan difíciles de definir, se ha dedicado mucha investigación a investigar los problemas sociales que podrían contribuir potencialmente a la aparición del trastorno en algunas personas.

Vivir en un área poblada

Se ha sugerido que vivir en un área densamente poblada puede ser un factor de riesgo en el desarrollo de la esquizofrenia. Las investigaciones han demostrado que las personas que crecieron en áreas metropolitanas tenían más probabilidades de ser diagnosticadas con esquizofrenia que aquellas que vivían en el campo o en áreas rurales.

Exposición prenatal al hambre

Se ha demostrado que los hijos de mujeres que experimentan hambruna durante los primeros tres meses de su embarazo tienen más probabilidades de desarrollar esquizofrenia.

Ambiente familiar

Ser criado en una familia con esquizofrenia aumenta en gran medida el estrés y la probabilidad de abuso y trauma, y ​​los niños de estos hogares tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad. Sin embargo, la contribución genética, más que el estrés psicológico, explica la mayor parte de la tasa de esquizofrenia en los niños de estas familias.

Ciertamente es posible buscar en la historia de muchas personas con esquizofrenia y encontrar traumas pasados, pero muchas más personas con esquizofrenia provienen de hogares cariñosos y de apoyo. Una de las muchas tragedias de la esquizofrenia es que las personas bien intencionadas a menudo culpan a los padres que ya están desconsolados por la enfermedad de su amado hijo.

Es importante darse cuenta de que estos factores de riesgo, en sí mismos, no indican una causa de esquizofrenia. En cambio, los científicos están buscando diferencias subyacentes entre estos grupos de personas que puedan explicar por qué experimentan diferentes niveles de riesgo.

Factores de riesgo cerebrales y corporales

Las teorías del desarrollo de la esquizofrenia sugieren que algo sale mal cuando el cerebro se está desarrollando. El desarrollo del cerebro, desde la etapa más temprana del desarrollo fetal, los primeros años de vida y la adolescencia, es un proceso extremadamente complicado. Se forman millones de neuronas, migran a diferentes regiones del cerebro en formación y se especializan para realizar diferentes funciones.

El «algo» que sale mal puede ser una infección viral, un desequilibrio hormonal, un error en la codificación genética, un estrés nutricional u otra cosa. El elemento común en todas las teorías del desarrollo es que el evento causal ocurre durante el desarrollo del cerebro.

Aunque estas posibles causas pueden tener sus raíces en un desarrollo muy temprano, los síntomas de la esquizofrenia generalmente surgen en la adolescencia tardía o en la edad adulta temprana.

Interrupciones tempranas

Las teorías del desarrollo sugieren que una interrupción temprana hace que la estructura del cerebro se desorganice. El comienzo de la pubertad trae una serie de eventos neurológicos, incluida la muerte programada de muchas células cerebrales, y en ese momento las anomalías se vuelven críticas.

Las teorías del desarrollo sugieren que hay una serie de factores de riesgo para la esquizofrenia relacionados con los períodos críticos del desarrollo fetal, como:

  • La esquizofrenia es más común en los partos de invierno y primavera.
  • Los niños cuyas madres experimentaron hambruna durante el primer trimestre tienen más probabilidades de desarrollar esquizofrenia.
  • Las complicaciones del embarazo y el parto aumentan el riesgo de desarrollar esquizofrenia.

Sin embargo, todavía no hay pruebas suficientes de que los cerebros de los adultos con esquizofrenia estén desorganizados de la manera que predicen las teorías del desarrollo. Además, estas teorías abordan la Cuándo del origen de la esquizofrenia, pero no la causa en sí.

neuroquímicos

La esquizofrenia implica claramente irregularidades en las sustancias químicas del cerebro (neuroquímicas) que permiten que las células cerebrales se comuniquen entre sí.

Sabemos esto porque influir en ciertos neurotransmisores con drogas (como anfetamina o PCP) puede causar síntomas similares a los de la esquizofrenia. Además, los medicamentos antipsicóticos que bloquean la acción del neurotransmisor dopamina pueden reducir los síntomas de manera efectiva.

De hecho, alguna vez se pensó que el desequilibrio de la dopamina era una causa de la esquizofrenia. Sin embargo, algunos agentes más nuevos (antipsicóticos de segunda generación), como aripiprazol (Abilify), brezipiprazol (Rexulti) y cariprazina (Vraylar), funcionan sin bloquear la dopamina.

También se están desarrollando medicamentos que pueden no tener como objetivo el antagonismo del receptor de dopamina. Las investigaciones actuales indican que las anormalidades en los neurotransmisores GABA y glutamato están involucradas en la causa de la esquizofrenia.

La dificultad de las teorías neuroquímicas es que la mayoría de los procesos cerebrales pueden afectar los niveles de neurotransmisores, y los neurotransmisores (de los cuales hay al menos 100) interactúan entre sí.

Cuando decimos que un neurotransmisor en particular u otro está causando la esquizofrenia, nos basamos en un solo cuadro de una película muy larga y complicada, sin poder ver los cuadros que condujeron al cambio que estamos observando.

El tratamiento médico de la esquizofrenia actual se basa casi por completo en la regulación de los niveles de neurotransmisores, por lo que la investigación en esta área es vital para desarrollar tratamientos más efectivos.

Factores de estilo de vida

Si bien ciertos factores del estilo de vida pueden parecer asociados con la esquizofrenia, las conexiones son más correlacionales que causales.

Guía de discusión sobre esquizofrenia

Obtenga nuestra guía imprimible para ayudarlo a hacer las preguntas correctas en su próxima cita con el médico.

Estrés

El estrés psicológico tiene efectos fisiológicos y está implicado en causar o contribuir a los trastornos psiquiátricos, incluido el trastorno de estrés postraumático. El estrés psicológico también agrava trastornos como la presión arterial alta y las enfermedades del corazón.

No se ha demostrado que ciertos tipos de estrés psicológico, a saber, los traumas posteriores a la guerra, los desastres naturales o el encarcelamiento en campos de concentración, causen esquizofrenia. Esta afirmación no tiene sentido para muchas personas familiarizadas con la esquizofrenia. ¿Cómo puede ser verdad? Por un lado, la esquizofrenia no se vuelve más común después de este tipo de traumas.

Pero algunas investigaciones muestran un mayor riesgo de desarrollar esquizofrenia para las personas que experimentan trastornos de estrés traumático, especialmente si los incidentes desencadenantes ocurrieron temprano en la vida y/o repetidamente como en casos de abuso sexual.

El estrés también juega un papel importante en el control de la enfermedad. Las personas con esquizofrenia se vuelven muy sensibles al estrés y al cambio. El estrés psicológico por sí solo puede ser suficiente para desencadenar un episodio. Desarrollar y mantener una rutina es uno de los aspectos más importantes para evitar una recaída.

Eventos que cambian la vida

La vida de las personas a menudo está llena de pérdidas durante el tiempo que lleva a un primer episodio psicótico. Sin embargo, esas pérdidas (como las relaciones, el trabajo, la escuela, los accidentes, etc.) a menudo son el resultado de síntomas de inicio temprano que incluyen sospecha, alteración de la memoria, retraimiento y pérdida de motivación. Esencialmente, la esquizofrenia no diagnosticada previamente puede ser la causa de muchos eventos que cambian la vida, y no al revés.

Deja un comentario

Tipos de heroína y sus ingredientes

La heroína, una droga altamente adictiva e ilegal, se vende en tres formas diferentes: heroína de alquitrán negro, heroína de polvo marrón y heroína de

El vínculo entre el TOC y el suicidio

La información presentada en este artículo puede ser desencadenante para algunas personas. Si tiene pensamientos suicidas, comuníquese con el Línea de vida nacional para la

El miedo a estar sin tu teléfono

Los teléfonos móviles se han convertido en una parte omnipresente de la vida moderna. No solo sirven como una forma de comunicación, sino que también

Trastorno de personalidad dependiente

¿Te suenan estas afirmaciones? No puedo valerme por mí mismo. Necesito ayuda y protección en todo momento. ¡Cuesta tanto tomar decisiones! Tal vez te suenen