My Treatment Lender

¿El sexo y el consumo de drogas aumentan el riesgo de suicidio entre los adolescentes?

La información presentada en este artículo puede ser desencadenante para algunas personas. Si su hijo tiene pensamientos suicidas, comuníquese con el Línea de vida nacional para la prevención del suicidio en 1-800-273-8255 para el apoyo y la asistencia de un consejero capacitado. Si usted o un ser querido están en peligro inmediato, llame al 911.

Para obtener más recursos de salud mental, consulte nuestra base de datos de la línea de ayuda nacional.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el suicidio es la segunda causa principal de muerte entre los adolescentes en los Estados Unidos. Además, las tasas de depresión y suicidio entre los adolescentes estadounidenses han ido en aumento durante décadas. Aunque muchos factores están involucrados en este aumento, varios estudios sugieren una asociación entre el suicidio y comportamientos de alto riesgo como el sexo y el consumo de drogas.

Una mirada más cercana a la investigación

Cuando se trata de comportamientos de alto riesgo, un estudio encontró que los adolescentes que se involucran en cosas como beber, fumar o tener actividad sexual eran más vulnerables a la depresión, los pensamientos suicidas y los intentos de suicidio. El estudio también encontró que los índices de probabilidades eran más altos entre los adolescentes que consumían drogas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no se ha establecido una causa y un efecto directos. En cambio, es más probable que los comportamientos de riesgo y el suicidio ocurran juntos. Por ejemplo, los investigadores de un estudio más reciente de adolescentes coreanos encontraron que, aunque el 35 % de los consumidores de drogas adolescentes intentaron suicidarse, estos adolescentes también tenían más probabilidades de tener problemas de salud mental existentes.

Estos hallazgos sugieren que el consumo de drogas y los problemas de salud mental, incluido el riesgo de suicidio, pueden ocurrir juntos.

Asimismo, los investigadores encontraron que la depresión y el uso de múltiples drogas eran factores de riesgo independientes. Y, si bien notaron que la victimización por violencia y el consumo excesivo de alcohol también estaban asociados con los intentos de suicidio, estos ya no eran factores contribuyentes significativos después del ajuste por otras variables.

Mientras tanto, un metanálisis de 43 estudios diferentes con casi 900 000 participantes señaló que existe una fuerte conexión entre los trastornos por abuso de sustancias y la ideación, los intentos e incluso la muerte suicidas. Con base en la evidencia que revisaron, concluyeron que el uso de drogas ilícitas de cualquier tipo debe considerarse un factor de riesgo importante para el suicidio.

Si bien no hay duda de que estos factores pueden contribuir a la mala salud mental de los adolescentes, la relación entre todos estos factores es compleja. Los investigadores en todos los estudios sostienen que los adolescentes que tienen conductas de riesgo como el uso de drogas, la actividad sexual, el vapeo y el consumo excesivo de alcohol también deben ser evaluados para detectar ideas suicidas.

Por ejemplo, al tratar y prevenir el consumo de drogas, sería prudente preguntar también sobre pensamientos y planes suicidas. Los adolescentes pueden necesitar ayuda para lidiar con ambos problemas a medida que avanzan en la recuperación.

Ya sea que estos factores y comportamientos porque ideación suicida en los adolescentes, es importante saber que ciertamente asociado con eso. Además, si observa alguna de estas actividades en la vida de su hijo adolescente, es importante que esté atento.

Sexo adolescente y depresión

Simplemente participar en comportamientos sexuales no significa automáticamente que un adolescente se deprimirá o se suicidará; el tipo de relación y su contexto pueden marcar la diferencia. Por ejemplo, en 2018, un equipo de investigadores de Cornell descubrió que los adolescentes que tienen relaciones sexuales casuales y no románticas, o “enganches”, pueden ser más propensos a desarrollar depresión que sus compañeros sexualmente activos que tienen relaciones estables.

Asimismo, otro estudio encontró que la edad en que se inician las relaciones sexuales también es un factor que contribuye a la depresión, especialmente entre las niñas.

Por ejemplo, los investigadores evaluaron a más de 4000 adolescentes y encontraron que las adolescentes que tenían relaciones sexuales antes de los 17 años tenían más probabilidades de experimentar depresión. Mientras tanto, otros estudios han indicado que los adolescentes sexualmente activos que participan en “sexting” pueden tener más probabilidades de tener problemas de salud mental y ser más propensos a ser delincuentes.

Es importante tener en cuenta que los comportamientos y actividades de motivación sexual pueden influir en la salud mental de los adolescentes. Por esta razón, los padres deben ser conscientes de los riesgos asociados con la actividad sexual a una edad temprana y tomarse el tiempo para hablar con sus hijos sobre el sexo y el consentimiento.

Uso de sustancias y depresión

La investigación de 2018 indica que los adolescentes consumen drogas y alcohol a un ritmo más bajo que en décadas anteriores. Las excepciones a estas tendencias incluyen el consumo de marihuana, cuyas tasas se han mantenido estables y el vapeo, que tiene tasas que han aumentado significativamente.

Además, es más probable que los adolescentes consuman marihuana todos los días en lugar de cigarrillos. De hecho, en respuesta a una encuesta anual de los Institutos Nacionales de Salud, menos adolescentes en la escuela ahora desaprueban el uso regular de marihuana. Pero, ¿cuál es el vínculo entre el consumo de drogas y el suicidio?

Según un estudio, existe una conexión causal entre el consumo de drogas y el suicidio. Por ejemplo, los investigadores descubrieron que el abuso de sustancias está relacionado con un mayor comportamiento suicida tanto en niñas como en niños.

Además, notaron que el uso de sustancias también puede hacer que los adolescentes tengan dificultades en sus relaciones con sus compañeros y que no cumplan con las obligaciones diarias, como asistir a la escuela o completar el trabajo escolar, todo lo cual aumenta el riesgo de suicidio. Los investigadores también indicaron que los efectos del uso de drogas pueden afectar el juicio de un adolescente, reducir la inhibición y disminuir el control de los impulsos, lo que también puede contribuir al comportamiento suicida.

Detección y tratamiento

Si su hijo tiene comportamientos de alto riesgo como el sexo o el consumo de drogas, es importante que también considere la posibilidad de que pueda aumentar su riesgo de suicidio. Así que asegúrese de conocer las señales de suicidio y trabaje en estrecha colaboración con los médicos y consejeros de su adolescente.

Además, es importante tener en cuenta las diferencias entre las causas y los factores de riesgo. Cuando se trata del consumo de drogas y la actividad sexual de los adolescentes, estos dos comportamientos aumentan el riesgo de suicidio de un adolescente, pero no necesariamente lo provocan. Aún así, la conexión es importante y debe ser considerada.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. recomienda que todos los adolescentes y jóvenes sean examinados para detectar depresión. Y es especialmente importante evaluar la depresión de los adolescentes si informan haber tenido relaciones sexuales y/o haber consumido drogas. Del mismo modo, cualquier adolescente que informe participar en estos comportamientos, especialmente si su uso es más que un simple juego, también debe ser evaluado para detectar ideas suicidas.

Si sabe que su adolescente tiene estos comportamientos, pídale al médico de su hijo que lo evalúe para detectar depresión y riesgo de suicidio.

Asimismo, siga hablando con sus hijos adolescentes sobre los riesgos asociados con la actividad sexual y el consumo de drogas. De hecho, los estudios han demostrado que los enfoques de reducción de daños son más efectivos, especialmente cuando se comparan con la educación sexual basada únicamente en la abstinencia. Además, proporcionar información y acceso a anticonceptivos no conduce a un aumento de la actividad sexual.

Lo mismo es cierto con respecto al suicidio. Hablar de ello con su adolescente no le da ideas ni aumenta la probabilidad de que se quite la vida. En cambio, muestra que eres alguien con quien pueden hablar y ser honesto acerca de sus sentimientos.

Una palabra de Psyathome

Para los adolescentes, la sexualidad emergente, la presión de los compañeros y la exposición a las drogas y el alcohol pueden causar estrés en sus vidas. Por esta razón, es importante que comprenda cómo estos comportamientos a veces pueden coexistir con la depresión e incluso con el suicidio. Esta comprensión incluye ser capaz de usar estos hechos para hablar con su adolescente libremente sobre estos temas y sin vergüenza.

Los preadolescentes y los adolescentes también necesitan acceso a información precisa y procesable, así como a recursos que los ayuden a estar más informados sobre su salud sexual, consumo de drogas y problemas de salud mental. En consecuencia, es una buena idea ayudarlos a reconocer los signos de riesgo de suicidio, abuso de sustancias y depresión, e indicarles los recursos disponibles en la escuela o dentro de su comunidad.

Deja un comentario

Ray Finch – Mente muy bien

Reflejos Ray es corrector de estilo, verificador de hechos, escritor de salud mental y productor editorial con más de cinco años de experiencia. Obtuvieron su

Un estudio de la tradición 2

En los grupos de 12 pasos, no existe la autoridad individual. Ningún miembro «dirige» o «controla» las acciones de los otros miembros del grupo. Tradición

¿Qué es la represión?

¿Qué es la represión? La represión es el bloqueo inconsciente de emociones, impulsos, recuerdos y pensamientos desagradables de su mente consciente. Introducido por Sigmund Freud,

Apoyo psicológico para el cáncer

Sólo con leer la palabra cáncer, pronunciada en voz alta, a algunos no se les acelera el corazón. Esta es una enfermedad temida, casi impredecible.

Ver, vista creativa, vista guiada

El visionado guiado es una técnica psicológica que consiste en imaginar la recreación en una situación pasada, futura o ficticia, que suele contener cierta carga