My Treatment Lender

El papel de la mente consciente

En la teoría psicoanalítica de la personalidad de Sigmund Freud, la mente consciente consiste en todo lo que está dentro de nuestra conciencia.Este es el aspecto de nuestro procesamiento mental en el que podemos pensar y hablar de manera racional.

La mente consciente incluye cosas tales como sensaciones, percepciones, recuerdos, sentimientos y fantasías dentro de nuestra conciencia actual. Estrechamente relacionado con la mente consciente está el preconsciente (o subconsciente), que incluye las cosas en las que no estamos pensando en este momento pero que podemos atraer fácilmente a la conciencia.

Las cosas que la mente consciente quiere mantener ocultas a la conciencia son reprimidas en la mente inconsciente. Si bien no somos conscientes de estos sentimientos, pensamientos, impulsos y emociones, Freud creía que la mente inconsciente aún podría tener una influencia en nuestro comportamiento.

Las cosas que están en el inconsciente solo están disponibles para la mente consciente en forma disfrazada. Por ejemplo, los contenidos del inconsciente pueden pasar a la conciencia en forma de sueños. Freud creía que al analizar el contenido de los sueños, las personas podían descubrir las influencias inconscientes en sus acciones conscientes.

La metáfora del iceberg

Freud usó a menudo la metáfora de un iceberg para describir los dos aspectos principales de la personalidad humana.La punta del iceberg que se extiende sobre el agua representa la mente consciente. Como puede ver en la imagen de arriba, la mente consciente es solo la «punta del iceberg». Debajo del agua está la masa mucho más grande del iceberg, que representa el inconsciente.

Si bien el consciente y el preconsciente son importantes, Freud creía que eran mucho menos vitales que el inconsciente.

Las cosas que están ocultas a la conciencia, creía Freud, ejercían la mayor influencia sobre nuestras personalidades y comportamientos.

Diferencias consciente vs. preconsciente

La mente consciente involucra todas las cosas de las que actualmente eres consciente y en las que piensas. Es algo similar a la memoria a corto plazo y está limitada en términos de capacidad. Tu conciencia de ti mismo y del mundo que te rodea es parte de tu conciencia.

La mente preconsciente, también conocida como mente subconsciente, incluye cosas de las que quizás no estemos conscientes en el presente, pero que podemos incorporar a la conciencia cuando sea necesario.

Es posible que actualmente no esté pensando en cómo hacer una división larga, pero puede acceder a la información y traerla a la conciencia cuando se enfrenta a un problema de matemáticas. La mente preconsciente es una parte de la mente que corresponde a la memoria ordinaria. Estos recuerdos no son conscientes, pero podemos recuperarlos a la conciencia en cualquier momento.

La Mente Preconsciente

Si bien estos recuerdos no son parte de su conciencia inmediata, pueden volverse conscientes rápidamente a través de un esfuerzo consciente. Por ejemplo, si le preguntaran qué programa de televisión vio anoche o qué desayunó esta mañana, estaría sacando esa información de su preconsciente.

Una forma útil de pensar en el preconsciente es que actúa como una especie de guardián entre las partes consciente e inconsciente de la mente. Permite que solo ciertas piezas de información pasen y entren en la conciencia.

Los números de teléfono y los números de seguridad social también son ejemplos de información almacenada en su mente preconsciente. Si bien no camina conscientemente pensando en esta información todo el tiempo, puede sacarla rápidamente de su subconsciente cuando se le pide que relacione estos números.

En la metáfora del iceberg de Freud, el preconsciente existe justo debajo de la superficie del agua.Puedes ver la forma turbia y el contorno del hielo sumergido si te enfocas y haces un esfuerzo para verlo.

Al igual que la mente inconsciente, Freud creía que el preconsciente podía influir en la conciencia. A veces, la información del preconsciente surge de formas inesperadas, como en sueños o en lapsus accidentales de la lengua (conocidos como lapsus freudianos).Si bien es posible que no estemos pensando activamente en estas cosas, Freud creía que todavía servían para influir en las acciones y comportamientos conscientes.

Deja un comentario

Tomar decisiones difíciles

Tener que tomar decisiones difíciles en la vida simplemente no sucede de vez en cuando, aunque todos los días tomamos decenas de decisiones, desde la