My Treatment Lender

Efectos a largo plazo del abuso de metanfetamina

Los efectos a largo plazo del consumo de metanfetamina pueden ser más graves que los de otras drogas ilícitas y algunos de los efectos pueden ser irreversibles. Una de las consecuencias negativas del uso de metanfetamina es desarrollar una adicción a la droga. Las personas que se vuelven adictas a la metanfetamina continuarán buscando y consumiendo drogas compulsivamente a pesar de las consecuencias negativas debido a los cambios en el cerebro que alteran el sistema de recompensa de la persona.

Este artículo analiza los efectos a largo plazo del consumo de metanfetamina, incluido su impacto en la salud mental y física.

Tolerancia y Retiro

Al igual que con otras adicciones a las drogas, las personas que usan metanfetamina de manera rutinaria eventualmente desarrollan una tolerancia a la droga, lo que requiere dosis más altas para obtener el mismo efecto, y experimentan síntomas de abstinencia cuando la droga abandona su sistema.

La investigación del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por sus siglas en inglés) ha demostrado que los cerebros de las personas que usan metanfetamina a largo plazo cambian hasta el punto de que pueden tener dificultades para experimentar cualquier otro placer que no sea el proporcionado por la droga. Este cambio puede provocar aún más consumo de drogas.

Síntomas de abstinencia de metanfetamina

  • Ansiedad: Las investigaciones sugieren que aproximadamente el 30 % de las personas que sufren abstinencia de metanfetamina experimentan síntomas de un trastorno de ansiedad.
  • Depresión: Las personas a menudo experimentan un período de estado de ánimo deprimido mientras se abstienen de las metanfetaminas. Esto a menudo disminuye después de algunas semanas, pero puede continuar durante un período más largo para algunas personas.
  • Fatiga: Si bien la metanfetamina a menudo hace que las personas se sientan energizadas e hiperactivas, la abstinencia de la sustancia puede causar somnolencia y fatiga severas.
  • antojos intensos: Al igual que con muchas otras sustancias adictivas, las personas con frecuencia experimentan fuertes ansias de drogas a medida que pasan por la abstinencia.

Síntomas psiquiátricos

El uso crónico de metanfetamina también puede hacer que las personas experimenten otros síntomas psiquiátricos, que incluyen:

  • Ansiedad
  • Confusión
  • Insomnio
  • Alteraciones del estado de ánimo
  • Síntomas psicóticos que incluyen paranoia, alucinaciones y delirios
  • Comportamiento violento

NIDA señala que estos síntomas a veces pueden continuar durante meses o incluso años después de que una persona deja de usar metanfetamina. Por ejemplo, el uso de metanfetamina puede producir una variedad de características psicóticas que pueden incluir paranoia, alucinaciones visuales y auditivas y delirios. Desafortunadamente, algunos de estos síntomas psicóticos pueden persistir durante meses o años después de que la persona deja de consumir metanfetamina. La recurrencia de estos síntomas puede desencadenarse por el estrés mucho después de que la persona haya dejado de consumir la droga.

Efecto sobre la emoción y la memoria

Los estudios de neuroimagen patrocinados por NIDA han encontrado que el uso de metanfetamina altera el sistema de dopamina asociado con una velocidad motora reducida y un aprendizaje verbal deficiente.

Los estudios han encontrado que las personas que usan metanfetamina muestran un daño severo en la región del cerebro asociada con la emoción y la memoria.

El uso indebido de metanfetamina también puede afectar negativamente a las células cerebrales no neuronales llamadas microglía, que ayudan al cerebro al eliminar las neuronas dañadas y defender el cerebro contra los agentes infecciosos. Pero demasiada actividad microglial puede dañar las neuronas sanas del cerebro. Los estudios de imágenes han detectado el doble de niveles de células microgliales en los cerebros de las personas que anteriormente consumieron metanfetamina, en comparación con las personas que nunca consumieron metanfetamina.

Algunos estudios han encontrado que parte del daño cerebral causado por el uso crónico de metanfetamina es parcialmente reversible. Se ha demostrado que la memoria motora y verbal mejora después de una abstinencia prolongada de metanfetamina. Sin embargo, otras funciones cerebrales dañadas por el uso de metanfetamina no se recuperaron incluso después de 14 meses, encontró un estudio.

Efecto sobre la salud física

Hay otros efectos físicos que las personas que usan metanfetamina pueden experimentar, como pérdida de peso, llagas en la piel y caries y pérdida de dientes graves, una afección conocida como «boca de metanfetamina».

A corto plazo, el consumo de metanfetamina puede causar cambios físicos, como mal aliento, boca seca, disminución del apetito, dolores de cabeza, insomnio, temblores y sudoración excesiva. Con el uso continuado, la droga puede tener un gran impacto en el cuerpo y la salud de una persona, incluyendo:

  • Envejecimiento prematuro: El uso de metanfetamina puede contribuir a una serie de problemas de la piel, incluida la disminución de la elasticidad de la piel que puede hacer que las personas se vean mucho más viejas de lo que realmente son. El acné, rascarse la piel y rascarse obsesivamente también pueden contribuir al daño de la piel a largo plazo que afecta la apariencia de una persona.
  • Problemas dentales: El uso prolongado de metanfetamina también causa problemas dentales graves que pueden surgir de una mala nutrición, mala higiene, sequedad de boca y rechinar de dientes, lo que puede provocar caries, caries y dientes perdidos.
  • Daño al corazón: El consumo de metanfetamina también contribuye a los problemas cardíacos, incluido el aumento de la frecuencia cardíaca y la presión arterial. La investigación sugiere que el uso de la droga aumenta el riesgo de ataque cardíaco y muerte cardíaca súbita.
  • Riesgo de enfermedad crónica: El consumo de metanfetamina aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular y puede conducir a una mayor incidencia de la enfermedad de Parkinson, condiciones que son irreversibles.

Resumen

El consumo de metanfetamina puede tener efectos a largo plazo en el cerebro y el cuerpo. Además de aumentar su riesgo de adicción, puede experimentar síntomas psiquiátricos, así como daño cerebral, daño cardíaco, problemas dentales y problemas de la piel. Obtener ayuda y encontrar tratamiento puede ayudarlo a comenzar a reparar parte del daño causado por el uso de metanfetamina.

Una palabra de Psyathome

El consumo de metanfetamina puede tener efectos graves en su salud física y mental tanto a corto como a largo plazo. Si bien algunos de estos efectos negativos pueden ser permanentes, algunos pueden detenerse o revertirse. Dejar la droga es el primer paso para reparar el daño, por lo que debe comenzar hablando con su médico sobre formas seguras de dejar la metanfetamina.

A menudo, es mejor pasar por el proceso de desintoxicación y abstinencia bajo la supervisión de un profesional de la salud. El tratamiento a largo plazo a menudo implica psicoterapia y puede ser eficaz en la recuperación y evitar la recaída.

Deja un comentario

Criterios de Diagnóstico para Fobias

Diagnóstico de agorafobia La agorafobia se caracteriza por un miedo desproporcionado a los lugares públicos. Las personas pueden tener dificultad para salir de la casa

Cómo hacer amigos siendo adulto

¿Recuerdas lo fácil que era hacer amigos en la escuela primaria? No solo estabas menos preocupado por ser rechazado, sino que tampoco eras tan exigente

Sexo doloroso: dispareunia

La dispareunia es un problema que implica relaciones sexuales dolorosas. De hecho, si experimentas dolor o molestias durante la penetración, es posible que padezcas este

¿Eres un cleptómano? Te ayudamos

Te preguntas y puedes sufre de cleptomanía? Siga leyendo y obtenga toda la información que necesita para este problema. ¿Soy un cleptómano? Está a tu