Psyathome

Diferentes tipos de memoria y sus funciones

La memoria es nuestra capacidad para almacenar y recuperar información cuando la necesitamos. Los recuerdos nos hacen quienes somos como individuos, pero no pensamos mucho en cómo funciona nuestra memoria. Es un fenómeno que involucra varios procesos y se puede dividir en diferentes tipos. Cada recuerdo que hemos tenido se puede clasificar en diferentes categorías.

Tipos de memoria

Durante años, investigadores y expertos han debatido sobre la clasificación de los recuerdos. En lo que la mayoría de la gente puede estar de acuerdo es que los humanos tienen al menos tres amplias categorías de memoria. Todos los demás tipos de memoria tienden a caer dentro de estas tres categorías principales.

La memoria a veces también se clasifica en etapas y procesos. Las personas que clasifican la memoria en solo dos tipos distintivos, memoria implícita y explícita, ven que otros tipos de memoria, como la memoria sensorial, a corto plazo y a largo plazo, no son tipos de memoria sino etapas de la memoria.

Memoria sensorial

La memoria sensorial le permite recordar información sensorial después de que finaliza la estimulación. Los investigadores que clasifican la memoria más como etapas que como tipos creen que todas las demás memorias comienzan con la formación de memorias sensoriales. Por lo general, su memoria sensorial solo retiene información por períodos breves. Recordar la sensación del tacto de una persona o un sonido que escuchaste al pasar es memoria sensorial.

Cuando una experiencia sensorial sigue repitiéndose y comienzas a adjuntarle otros recuerdos, la experiencia sensorial deja de vivir en tu memoria sensorial. Puede pasar a su memoria a corto plazo o de manera más permanente a su memoria a largo plazo.

Hay tres tipos de memoria sensorial: icónica, que se obtiene a través de la vista; ecoico, que es auditivo; y háptica, que es a través del tacto.

Memoria de corto plazo

Como su nombre lo indica, la memoria a corto plazo le permite recordar información específica sobre cualquier cosa durante un período breve. La memoria a corto plazo no es tan fugaz como la memoria sensorial, pero tampoco es tan permanente como la memoria a largo plazo. La memoria a corto plazo también se conoce como memoria primaria o activa.

Las investigaciones estiman que los recuerdos a corto plazo solo duran unos 30 segundos. Cuando lee una línea en un libro o una serie de números que tiene que recordar, esa es su memoria a corto plazo en el trabajo.

Puede mantener la información en su memoria a corto plazo ensayando la información. Por ejemplo, si necesita recordar una serie de números, puede seguir repitiéndolos hasta que los ingrese. Sin embargo, si se le pide que recuerde esos números unos 10 minutos después de ingresarlos, lo más probable es que no pueda.

Si bien algunos expertos ven la memoria de trabajo como un cuarto tipo distinto de memoria, la memoria de trabajo puede clasificarse como memoria a corto plazo y, en muchos casos, incluso se usa indistintamente.

Memoria a largo plazo

Almacenamos la gran mayoría de nuestros recuerdos en nuestra memoria a largo plazo. Cualquier recuerdo que aún podamos recordar después de 30 segundos podría clasificarse como memoria a largo plazo. Estos recuerdos varían en importancia, desde recordar el nombre de una cara amiga en su cafetería favorita hasta información importante como el cumpleaños de un amigo cercano o la dirección de su casa.

No hay límite para cuánto puede contener nuestra memoria a largo plazo y por cuánto tiempo. Podemos dividir aún más la memoria a largo plazo en dos categorías principales: memoria a largo plazo explícita e implícita.

Memoria Explícita a Largo Plazo

Los recuerdos explícitos a largo plazo son recuerdos que consciente y deliberadamente tomamos tiempo para formar y recordar. La memoria explícita contiene información como el cumpleaños de tu mejor amigo o tu número de teléfono. A menudo incluye hitos importantes en su vida, como eventos de la infancia, fechas de graduación o trabajo académico que aprendió en la escuela.

En general, los recuerdos explícitos pueden ser episódicos o semánticos. Los recuerdos episódicos se forman a partir de episodios particulares de tu vida (por ejemplo, la primera vez que montaste en bicicleta o tu primer día en la escuela).

Los recuerdos semánticos son hechos generales y fragmentos de información que has absorbido a lo largo de los años. Por ejemplo, cuando recuerda un hecho aleatorio mientras completa un crucigrama, extrae ese recuerdo de su memoria semántica.

Memoria Implícita a Largo Plazo

No somos tan deliberados con la formación de recuerdos implícitos como lo somos con los explícitos. Los recuerdos implícitos se forman inconscientemente y pueden afectar la forma en que una persona piensa y se comporta. La memoria implícita a menudo entra en juego cuando estamos aprendiendo habilidades motoras como caminar o andar en bicicleta. Si aprendiste a andar en bicicleta cuando tenías 10 años y solo la volviste a levantar cuando tenías 20, la memoria implícita te ayuda a recordar cómo andar en bicicleta.

¿Por qué tenemos diferentes tipos de memoria?

Cada tipo diferente de memoria que tenemos es importante, y todos tienen varias funciones. Tu memoria a corto plazo te permite procesar y comprender la información en un instante. Cuando lees un párrafo en un libro y lo entiendes, esa es tu memoria a corto plazo en el trabajo.

Sus recuerdos más preciados e importantes se guardan en su memoria a largo plazo. Su memoria a largo plazo facilita la forma de caminar, hablar, andar en bicicleta y participar en las actividades diarias. También le permite recordar fechas y hechos importantes.

En sus actividades diarias, seguramente se encontrará confiando más en su memoria a largo plazo. Desde despertarse y cepillarse los dientes hasta subirse al autobús correcto para ir al trabajo, recordar todos estos pasos se ve facilitado por su memoria a largo plazo.

¿Cómo se hacen los recuerdos?

Los recuerdos se hacen en tres etapas bien diferenciadas. Comienza con la codificación. La codificación es la forma en que los estímulos externos y la información llegan al cerebro. Esto podría ocurrir a través de cualquiera de sus cinco sentidos.

La siguiente etapa es el almacenamiento, donde la información que recibimos se almacena de forma breve, como en la memoria sensorial y a corto plazo, o de forma más permanente, como en la memoria a largo plazo.

La etapa final es el recuerdo. Recall es nuestra capacidad de recuperar la memoria que hemos creado desde donde está almacenada. Estos procesos también son la forma en que la memoria sensorial puede convertirse en memoria a corto plazo o la memoria a corto plazo en memoria a largo plazo.

¿Puedes mejorar tu memoria?

Es un lugar común escuchar a la gente quejarse de tener mala memoria. Cuando tratamos de recordar información que hemos codificado y almacenado, y no podemos, entonces nuestra memoria nos ha fallado. La buena noticia es que es posible mejorar su memoria y hacer que el proceso de codificación, almacenamiento y recuperación de información sea más fluido. Aquí hay un par de consejos que podrían ayudarlo a mejorar su memoria:

  • Cuida tu cuerpo. Si cuida su cuerpo con una dieta balanceada, haciendo ejercicio regularmente y durmiendo lo suficiente, mejorará la salud de su cerebro, lo que lo ayudará a procesar y recordar mejor los recuerdos.
  • ejercita tu mente. Hay varias actividades y acertijos que podrías hacer para darle a tu mente un gran entrenamiento.
  • Aprovecha los calendarios y planificadores. Limpia el espacio de la memoria en tu cerebro usando calendarios y agendas para recordar las cosas pequeñas como las listas de compras y los horarios de las reuniones.
  • Mantente mentalmente activo. Leer, escribir y aprender constantemente te ayuda a mantenerte mentalmente activo, lo que puede mejorar tu memoria.

Deja un comentario

Los 7 mejores Bullet Journals de 2022

Investigamos, probamos, revisamos y recomendamos de forma independiente los mejores productos; obtenga más información sobre nuestro proceso. Si compra algo a través de nuestros enlaces,