Psyathome

¿Cual es mas importante?

¿Qué es más importante para determinar el éxito en la vida: la inteligencia de los libros o la inteligencia de la calle? Esta pregunta está en el centro de un importante debate que contrasta la importancia relativa de la inteligencia cognitiva (IQ) y la inteligencia emocional (EQ).

Los defensores de la llamada «inteligencia de los libros» podrían sugerir que el coeficiente intelectual desempeña el papel más crítico para determinar qué tan bien le va a la gente en la vida. Aquellos que abogan por la importancia de lo que podría llamarse «inteligencia callejera» sugerirían en cambio que EQ es aún más importante. Entonces, ¿cuál es?

Ilustración de Hugo Lin, Psyathome

Comprensión del debate IQ vs. EQ

en su libro Inteligencia emocionalel autor y psicólogo Daniel Goleman sugirió que EQ (o cociente de inteligencia emocional) en realidad podría ser más importante que IQ.¿Por qué? Algunos psicólogos creen que las medidas estándar de inteligencia (es decir, las puntuaciones de coeficiente intelectual) son demasiado limitadas y no abarcan la gama completa de la inteligencia humana.

El psicólogo Howard Gardner, por ejemplo, ha sugerido que la inteligencia no es simplemente una habilidad general única.En cambio, sugiere que en realidad hay inteligencias múltiples y que las personas pueden tener fortalezas en varias de estas áreas.

En lugar de centrarse en una sola inteligencia general, generalmente conocida como el factor g, algunos expertos creen que la capacidad de comprender y expresar emociones puede desempeñar un papel igual, si no más importante, en la forma en que a las personas les va en la vida.

La diferencia entre IQ y EQ

¿Cómo se miden y prueban el IQ y el EQ? El cociente de inteligencia, o IQ, es un número derivado de una prueba de inteligencia estandarizada. En las pruebas de coeficiente intelectual originales, las puntuaciones se calculaban dividiendo la edad mental del individuo por su edad cronológica y luego multiplicando ese número por 100.

Entonces, un niño con una edad mental de 15 y una edad cronológica de 10 tendría un coeficiente intelectual de 150. Hoy en día, los puntajes en la mayoría de las pruebas de coeficiente intelectual se calculan comparando el puntaje del examinado con los puntajes promedio de otras personas en el mismo grupo de edad. . IQ representa habilidades tales como:

  • Procesamiento visual y espacial
  • conocimiento del mundo
  • Razonamiento fluido
  • Memoria de trabajo y memoria a corto plazo
  • Razonamiento cuantitativo

La inteligencia emocional se refiere a la capacidad de una persona para percibir, controlar, evaluar y expresar emociones. Investigadores como John Mayer y Peter Salovey, así como escritores como Daniel Goleman, han ayudado a arrojar luz sobre la inteligencia emocional, convirtiéndola en un tema candente en áreas que van desde la gestión empresarial hasta la educación.EQ se centra en habilidades tales como:

  • Identificando emociones
  • Evaluar cómo se sienten los demás
  • Controlar las propias emociones
  • Percibir cómo se sienten los demás
  • Usar las emociones para facilitar la comunicación social
  • Relacionarse con los demás

Desde la década de 1990, la inteligencia emocional ha pasado de ser un concepto semioscuro que se encuentra en las revistas académicas a un término popularmente reconocido. Ahora puede comprar juguetes que afirman ayudar a aumentar la inteligencia emocional o inscribir a los niños en programas de aprendizaje social y emocional (SEL) diseñados para enseñar habilidades de inteligencia emocional. En algunas escuelas de los Estados Unidos, el aprendizaje social y emocional es incluso un requisito del plan de estudios.

¿Cuál es más importante?

En un momento dado, el coeficiente intelectual se consideraba el principal determinante del éxito. Se suponía que las personas con un coeficiente intelectual alto estaban destinadas a una vida de logros y realizaciones, y los investigadores debatieron si la inteligencia era producto de los genes o del medio ambiente (el debate entre la naturaleza y la crianza).

Sin embargo, algunos críticos comenzaron a darse cuenta de que una gran inteligencia no era garantía de éxito en la vida. También era quizás un concepto demasiado estrecho para abarcar completamente la amplia gama de habilidades y conocimientos humanos.

El coeficiente intelectual todavía se reconoce como un elemento importante del éxito, particularmente cuando se trata de logros académicos. Las personas con coeficientes intelectuales altos generalmente obtienen buenos resultados en la escuela, a menudo ganan más dinero y tienden a ser más saludables en general.

Pero hoy los expertos reconocen que el coeficiente intelectual no es el único determinante del éxito en la vida. En cambio, es parte de un conjunto complejo de influencias, que incluye la inteligencia emocional. Muchas empresas ahora exigen capacitación en inteligencia emocional y usan pruebas de EQ como parte del proceso de contratación.

La investigación ha encontrado que las personas con un fuerte potencial de liderazgo también tienden a ser más inteligentes emocionalmente, lo que sugiere que un EQ alto es una cualidad importante para los líderes y gerentes de negocios.

Por ejemplo, una compañía de seguros descubrió que EQ podría desempeñar un papel vital en el éxito de las ventas. Se encontró que los agentes de ventas que obtuvieron una calificación más baja en habilidades de inteligencia emocional, como empatía, iniciativa y confianza en sí mismos, vendían pólizas con una prima promedio de $54,000. Los agentes que ocuparon un lugar destacado en las medidas de EQ vendieron pólizas por un valor promedio de $114,000.

Las habilidades emocionales también pueden influir en las elecciones que hacen los consumidores cuando se enfrentan a decisiones de compra. El psicólogo ganador del premio Nobel, Daniel Kahneman, descubrió que las personas preferirían tratar con una persona en la que confían y les agrada en lugar de alguien en quien no, incluso si eso significa pagar más por un producto inferior.

¿Se puede aprender la inteligencia emocional?

Si la inteligencia emocional es tan importante, ¿se puede enseñar o fortalecer? Según un metanálisis que analizó los resultados de los programas de aprendizaje social y emocional, la respuesta a esa pregunta es un inequívoco sí.

El estudio encontró que aproximadamente el 50 % de los niños inscritos en los programas SEL tenían mejores puntajes de desempeño y casi el 40 % mostró mejores promedios de calificaciones. Estos programas también se relacionaron con tasas de suspensión más bajas, mayor asistencia escolar y problemas disciplinarios reducidos.

Las estrategias para enseñar inteligencia emocional incluyen la educación del carácter, modelar comportamientos positivos, alentar a las personas a pensar en cómo se sienten los demás y encontrar formas de ser más empáticos con los demás.

Una palabra de Psyathome

El éxito en la vida es el resultado de muchos factores. Tanto el IQ como el EQ desempeñan un papel en el éxito general, así como en la salud, el bienestar y la felicidad. En lugar de centrarse en qué factores tienen una influencia más dominante, el mayor beneficio puede residir en aprender a mejorar las habilidades en múltiples áreas. Además de fortalecer las habilidades cognitivas, como la memoria y el enfoque mental, también puedes adquirir y mejorar las habilidades sociales y emocionales.

Deja un comentario

Los 8 mejores libros de Mindfulness de 2022

Investigamos, probamos, revisamos y recomendamos de forma independiente los mejores productos. Los profesionales de la salud revisan los artículos para verificar su precisión médica. Conozca