My Treatment Lender

Consejos para prepararse para tomar medicamentos para el TDAH

Los medicamentos, cuando corresponda, pueden ser efectivos para ayudarlo a controlar los síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Estos medicamentos pueden ser estimulantes o no estimulantes.

Sin embargo, es importante recordar que los medicamentos no «curan» el TDAH y son solo una parte del plan de tratamiento general, que también puede incluir educación sobre el TDAH, capacitación para padres, métodos de manejo del comportamiento, estrategias organizacionales, adaptaciones escolares/laborales, entrenamiento, y asesoramiento.

Consejos para tomar medicamentos para el TDAH

Para algunas personas con TDAH, estos tratamientos combinados pueden incluso conducir a una necesidad reducida o una dosis más pequeña de medicamentos para el TDAH.

Si usted o su hijo están comenzando una prueba de medicamentos para el TDAH, estos son algunos consejos útiles.

Obtener una lectura de referencia

Antes de comenzar a tomar el medicamento, tome notas del comportamiento actual, el sueño, el apetito y el estado de ánimo. Estas notas servirán como referencia que puede usar para comparar los patrones de medicación antes y después.

Esta información le ayudará a usted y a su médico a diferenciar qué cambios están relacionados con el medicamento y cuáles pueden estar relacionados con el TDAH que se está tratando.

Infórmele a su médico sobre otros medicamentos que toma

Es importante que su médico esté al tanto de cualquier otro medicamento, tanto recetado como de venta libre, que usted o su hijo estén tomando actualmente. Los medicamentos a veces pueden interactuar entre sí, causando problemas o interfiriendo con la potencia de cada uno.

Asegúrese de informarle también sobre cualquier suplemento o vitamina. Mantener a su médico informado sobre sus preguntas, inquietudes y observaciones es clave para discernir qué planes de tratamiento y medicamentos son adecuados para usted.

Guía de discusión sobre el TDAH

Obtenga nuestra guía imprimible para su próxima cita con el médico para ayudarlo a hacer las preguntas correctas.

3. Pregunte sobre otras posibles interacciones

Pregúntele a su médico si hay algún alimento, bebida u otro medicamento que usted o su hijo deban evitar mientras toman su medicamento para el TDAH.

4. Conozca los efectos secundarios

Pídale a su médico que le explique claramente todos los posibles efectos secundarios del medicamento. Obviamente, los beneficios del medicamento deben superar los riesgos de posibles efectos secundarios adversos. Para los tipos de efectos secundarios comunes y menos graves, pregúntele a su médico qué estrategias puede utilizar para ayudar a minimizar los efectos. Puede ser que tomar alimentos con el medicamento ayude a reducir los dolores de estómago o de cabeza o que ajustar el horario del medicamento ayude a mejorar el apetito o los problemas de sueño, por ejemplo.

5. Comprender los ajustes de dosis

Su médico comenzará con la dosis más baja posible y la ajustará hacia arriba según sea necesario. La comunicación cercana es especialmente importante durante este tiempo mientras trabajan juntos para alcanzar resultados óptimos. Sepa que su médico puede necesitar ajustar el medicamento varias veces para encontrar el nivel más efectivo. Si los efectos secundarios se vuelven problemáticos, un simple ajuste hacia abajo a menudo resuelve el problema.

Si no parece haber una mejora significativa con el medicamento que usted o su hijo están tomando, su médico puede comenzar una nueva prueba con un medicamento diferente. Dado que todos somos diferentes, es posible que usted o su hijo respondan mejor a un medicamento que a otro.

6. Obtenga una hoja informativa sobre medicamentos

Asegúrese de pedirle a su médico o farmacéutico una copia de la hoja informativa del medicamento para llevarla a casa y leerla más detenidamente.

Si surgen preguntas mientras lee la hoja, no dude en llamar al consultorio de su médico.

7. Siga las instrucciones

Es importante seguir las instrucciones de su médico con respecto a las horas en que debe tomar su medicamento.

Cuando los medicamentos se toman a horas constantes durante el día, tendrá una idea más clara de su eficacia. Pregúntele a su médico qué hacer si accidentalmente omite una dosis o toma demasiadas dosis.

Deja un comentario

¿Qué es el miedo a conducir?

A veces denominado amaxofobia, el miedo a conducir es increíblemente común y puede ser leve o grave. Algunas personas solo temen situaciones específicas de conducción,

Trastorno esquizoide de la personalidad.

Es una condición que afecta a aquellas personas que evitan las actividades sociales y cualquier interacción con otras personas. Si tienes un trastorno esquizoide, seguramente