My Treatment Lender

Conductas de evitación y agorafobia

El trastorno de pánico es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por ataques de pánico recurrentes e inesperados. Estos ataques involucran muchos síntomas físicos, que incluyen temblores, sudoración, dificultad para respirar, dolor en el pecho y náuseas. Los ataques de pánico también pueden presentarse con síntomas cognitivos, como la desrealización y la despersonalización, en los que el paciente se siente desconectado de sí mismo y de su entorno.

Los síntomas de un ataque de pánico pueden ser difíciles de manejar. Al tener un ataque de pánico, no es raro que una persona perciba su experiencia como aterradora. La persona puede temer que va a perder el control de su mente. Algunas personas que sufren de pánico desarrollan comportamientos de evitación como una forma de lidiar con sus miedos a los ataques de pánico.

¿Qué es la agorafobia?

Alrededor de un tercio de las personas con trastorno de pánico desarrollarán este trastorno de ansiedad por separado. La agorafobia implica un miedo severo de estar en ciertas situaciones y tener ataques de pánico u otros síntomas similares al pánico, como desmayos, sensación de mareo o aturdimiento, vómitos o experimentar un dolor de cabeza por migraña.

En particular, las personas con agorafobia temen sufrir un ataque de pánico en circunstancias de las que sería extremadamente difícil y/o humillante escapar. Una persona con agorafobia también puede tener miedo de tener un ataque de pánico en un lugar donde siente que nadie podría ayudarlo. Los miedos asociados con la agorafobia a menudo conducen a conductas de evitación persistentes.

¿Qué son las conductas de evitación?

Las situaciones comunes temidas y evitadas por las personas con agorafobia incluyen multitudes, grandes espacios abiertos, ascensores, puentes y viajes.Los comportamientos de evitación a menudo ocurren en grupos de miedos relacionados. Por ejemplo, un agorafóbico que teme tener un ataque de pánico mientras conduce también puede comenzar a evitar otros medios de transporte, como ser pasajero en un autobús, tren o avión.

Los comportamientos de evitación tienden a crecer con el tiempo y pueden afectar la calidad de vida del agorafóbico. El trabajo, el hogar y otras responsabilidades de la persona pueden sufrir. Por ejemplo, es posible que un agorafóbico no pueda viajar a citas importantes, asistir a ocasiones especiales o realizar actividades cotidianas comunes. Los comportamientos de evitación pueden intensificarse hasta el punto de que la persona se queda confinada en casa con agorafobia.

Puede ser difícil comprender cómo una persona puede desarrollar conductas de evitación. Para comprender mejor los comportamientos de evitación, imagina que tienes el trastorno de pánico: estás en una sala de cine llena de gente cuando experimentas un ataque de pánico inesperado. Comienza a temblar, le duele el pecho, el corazón se le acelera y siente que se está ahogando. No quieres montar una escena, pero empiezas a temer por tu vida. Te preguntas si tienes una emergencia médica. Empiezas a sentir como si te estuvieras observando a ti mismo desde la distancia. Te sientes atrapado en la sala de cine y, a pesar de tu vergüenza, sales corriendo de la sala.

Después de que se fue y sus síntomas disminuyeron, se siente avergonzado de cómo reaccionó. La próxima vez que un amigo te invita a ir a ver una película, lo rechazas y te resulta demasiado difícil volver a ir. Comienzas a temer tener un ataque de pánico en otras situaciones similares y comienzas a evitar otras áreas concurridas, como centros comerciales o conciertos. Tus conductas de evitación comienzan a poner restricciones en tu vida.

Superar los comportamientos de evitación

Una vez que una persona desarrolla comportamientos de evitación, puede volverse extremadamente desafiante enfrentar situaciones temidas. Los comportamientos de evitación pueden sentirse reconfortantes y brindarle a la persona un alivio temporal de la ansiedad. Pero estos comportamientos solo refuerzan su miedo y ansiedad a largo plazo.

La agorafobia y las conductas de evitación pueden empeorar si no se tratan. Afortunadamente, existen opciones de tratamiento que pueden ayudar a controlar la agorafobia y superar las conductas de evitación. Un tratamiento típico implicará una combinación de medicación y terapia.

A menudo se utiliza un proceso de tratamiento, conocido como desensibilización sistemática, para ayudar a la persona a enfrentar gradualmente las situaciones que evita y temía. A una persona con agorafobia a menudo le resulta reconfortante enfrentarse a sus miedos cuando está acompañada por un amigo o familiar de confianza.

A través del tratamiento y el apoyo de sus seres queridos, una persona con agorafobia puede esperar controlar sus miedos, experimentar menos ataques de pánico y conductas de evitación y reanudar una vida más independiente.

Deja un comentario

Zia Sherrell – Mente muy bien

Reflejos Zia ha aparecido en Insider, Medical News Today, NetDoctor y Harpers Baazar. Experiencia Zia es una periodista de salud digital y creadora de contenido

Síntomas de la psicosis bipolar

Más de la mitad de las personas que viven con trastorno bipolar experimentarán al menos un síntoma de psicosis a lo largo de sus vidas.La

Comprender el miedo a los botones

Koumpounophobia es el miedo a los botones, una condición relativamente rara. Como cualquier fobia, el miedo específico puede variar dramáticamente entre los pacientes. Algunas personas

Superar la hipocondria

Dejo que las enfermedades existan. A todos nos importa, pero cuando la preocupación se convierte en una obsesión y es infundada, estamos hablando de un

Sexo doloroso: dispareunia

La dispareunia es un problema que implica relaciones sexuales dolorosas. De hecho, si experimentas dolor o molestias durante la penetración, es posible que padezcas este