Psyathome

Compras impulsivas versus compras compulsivas: ¿cuáles son las diferencias?

¿Quién no ama una gran venta? Ir de compras, buscar una ganga y comprar cosas estéticamente agradables puede ser considerado por algunos como una terapia de compras benigna. Para otros, sin embargo, ir de compras puede convertirse en un problema.

Las compras impulsivas y las compras compulsivas son dos términos para describir los comportamientos de compra que pueden generar sentimientos de arrepentimiento y dificultades financieras. Si bien los dos términos a veces se usan indistintamente, no son lo mismo y existen distinciones importantes entre este tipo de comportamientos de compra.

Este artículo analiza cómo se definen las compras impulsivas y compulsivas y los signos de cada comportamiento de compra. También cubre las causas de estos problemas y los pasos que las personas pueden tomar para administrar sus compras.

¿Qué es la compra impulsiva?

Las compras impulsivas implican comprar artículos que una persona no planeaba comprar. A menudo sucede inesperadamente y en el calor del momento, inspirado por una venta «no se puede perder» o de repente se encuentra con artículos codiciados que son demasiado tentadores para dejarlos pasar.

A veces, estas compras impulsivas pueden ser bastante inofensivas si se mantienen dentro de su presupuesto. Desafortunadamente, a veces estas compras impulsivas pueden resultar en costosas juergas que pueden causar estragos en las finanzas de una persona.

Signos de compras impulsivas

Las compras impulsivas son algo que le sucede a la mayoría de las personas de vez en cuando. Algunas señales de compras impulsivas:

  • Gastar más dinero de lo que una persona significa para
  • Ir a tiendas que a menudo desencadenan compras impulsivas
  • Compras no planificadas que conducen a sentimientos de gratificación instantánea
  • Devolución frecuente de compras impulsivas que una persona se arrepiente de haber comprado

La investigación sugiere que las compras impulsivas aumentaron durante la pandemia de COVID-19. Los sentimientos de estrés y ansiedad combinados con un mayor tiempo en casa pueden haber contribuido a este aumento. Este efecto demuestra cómo las personas a menudo usan las compras para hacer frente a las emociones, aliviar la angustia y mejorar el estado de ánimo.

¿Qué es la compra compulsiva?

Por otro lado, las compras compulsivas son algo más que gastar más de lo previsto. Implica una necesidad compulsiva de comprar artículos, muchos de los cuales no son necesarios. Las personas que realizan compras compulsivas lo hacen para mejorar su estado de ánimo, mejorar la imagen que tienen de sí mismas, obtener apoyo social y sobrellevar el estrés.

Las personas que se involucran en compras compulsivas a menudo experimentan fuertes sentimientos de vergüenza, culpa y remordimiento por su comportamiento de compra. También son propensos a tener problemas financieros, legales y de relaciones debido a sus gastos excesivos.

Si bien no se reconoce como una afección distinta en el «Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, 5.ª edición» (DSM-5), la herramienta que utilizan los proveedores de atención médica para diagnosticar las afecciones de salud mental, muchos expertos creen que el comportamiento de compra compulsivo es una forma de comportamiento. adiccion.

Si bien las estimaciones varían, algunas investigaciones indican que entre el 1 % y el 30 % de la población de EE. UU. puede tener un comportamiento de compra compulsivo.

Signos de compras compulsivas

Debido a que ir de compras es una actividad que todo el mundo debe hacer hasta cierto punto, puede ser difícil saber cuándo las compras han cruzado la línea y se han convertido en compras compulsivas. A muchas personas les encanta ir de compras e incluso gastar más de lo debido, pero esto no significa necesariamente que tengan un comportamiento compulsivo.

Algunos de los signos críticos de las compras compulsivas incluyen:

  • Deterioro de la salud financiera o grandes cantidades de deuda de tarjetas de crédito
  • Relaciones angustiadas debido a gastar o comprar demasiado
  • Ocultar compras o la cantidad gastada
  • Perder el control durante las compras
  • Ir de compras para evitar sentirse culpable por una juerga de compras anterior
  • Ir de compras para aliviar los sentimientos de angustia emocional
  • Gastar más de lo que una persona puede permitirse

Causas de las compras impulsivas y compulsivas

Las compras impulsivas y compulsivas a menudo se derivan de las sensaciones placenteras que experimentan las personas cuando realizan compras planificadas o no planificadas. El acto de comprar libera endorfinas y dopamina en el cerebro, creando sensaciones placenteras. Esto puede hacer que las personas se sientan obligadas a participar en los mismos comportamientos para volver a experimentar esos sentimientos.

Algunas razones por las que las personas hacen compras impulsivas o compulsivas:

  • Sienten la necesidad de comprar artículos que están en oferta y la oferta es ‘demasiado buena para dejarla pasar’.
  • Hacen compras, se arrepienten y devuelven los artículos que compraron.
  • Coleccionan ciertos artículos y sienten que deben completar cada colección para sentirse satisfechos.
  • Compran para ayudar a aliviar los sentimientos de angustia emocional.
  • Compran para mantener una imagen de sí mismos como una persona sofisticada con un gusto impecable.
  • Siempre están a la caza de ciertos artículos «trofeo» que sienten que deben poseer para sentirse felices.

Resumen

Las compras impulsivas a menudo surgen de una tentación momentánea, mientras que las compras compulsivas son causadas por la necesidad de buscar placer y aliviar los sentimientos de angustia.

Compras impulsivas vs compulsivas

La distinción importante entre compras compulsivas y compras impulsivas radica en la motivación interna, o razón, para realizar compras. Si bien la compra impulsiva es en gran parte no planificada y ocurre en el momento como reacción a un desencadenante externo, como ver el artículo deseado en la tienda, la compra compulsiva está más motivada internamente.

Una persona que realiza compras compulsivas planificará la experiencia de compra como una forma de evitar o aliviar sentimientos internos incómodos, como la ansiedad.

Las compras compulsivas también tienen más probabilidades de tener consecuencias negativas que las compras impulsivas. Dichos efectos pueden incluir tener dificultades financieras, tener discusiones con miembros de la familia y experimentar problemas en la vida laboral.

Las personas que se involucran en un comportamiento de compra compulsivo también tienen más probabilidades de caer en un patrón de comportamiento adictivo. Compran cada vez más en un intento de evitar el estrés y la ansiedad. Así es como se desarrolla la adicción a las compras.

Cómo reducir las compras impulsivas y compulsivas

La compra impulsiva es algo que le sucede a todo el mundo de vez en cuando. Las compras compulsivas pueden ser más graves y pueden requerir la ayuda de un terapeuta para controlar las emociones subyacentes que contribuyen al comportamiento.

Si siente que su comportamiento de compra está causando problemas en su vida, puede usar algunas estrategias para ayudar a controlar su comportamiento de compra.

  • Presta atención a tus hábitos de gasto: Realice un seguimiento de su presupuesto para que pueda ver a dónde va su dinero cada mes. Si nota que está gastando demasiado en artículos específicos o haciendo demasiadas compras impulsivas, puede tomar medidas para cambiar sus hábitos de gasto.
  • Establecer un presupuesto: Crea un presupuesto y planifica cuánto quieres gastar en diferentes gastos. A veces, es más fácil controlar sus compras impulsivas si se da un poco de libertad para gastar algo de «dinero divertido» en compras más frívolas o impulsivas.
  • Pagar en efectivo: Usar tarjetas de crédito hace que sea más fácil gastar de más. En su lugar, use efectivo o una tarjeta de débito para que pueda ver con precisión cómo sus compras están afectando su cuenta bancaria.
  • minimizar la tentación: Evite ir a ciertas tiendas si sabe que es más probable que gaste de más en esas tiendas. Si necesita comprar allí, tenga un plan, establezca un presupuesto estricto y traiga a un amigo que pueda ayudarlo a mantenerse responsable.
  • Hazte esperar: Si tiene ganas de hacer una compra no planificada, dígase a sí mismo que tiene que esperar una cierta cantidad de tiempo antes de poder continuar con la compra del artículo. Encuentra maneras de distraerte mientras tanto. Es posible que descubras que la necesidad de comprar el artículo comienza a desvanecerse cuando te das tiempo para pensar si lo necesitas o no.

Lidiar con las compras compulsivas a menudo requiere un enfoque multidisciplinario, que involucra terapia profesional, medicamentos cuando están indicados y apoyo de pares. Hablar con un asesor financiero también puede ser beneficioso.

Si bien no existe una «cura» para las compras compulsivas, muchas personas que se involucran en este comportamiento pueden recuperar la sensación de control y, como resultado, mejorar sus finanzas y sus relaciones. Mantener el progreso es esencial ya que las compras son parte de la vida cotidiana y no se pueden evitar. Debido a que la tentación siempre está presente, las personas necesitan desarrollar habilidades de afrontamiento que les ayuden a controlar su impulso de comprar en exceso.

Resumen

Acciones como establecer un presupuesto, pagar en efectivo e instituir un período de espera son tácticas que pueden ayudar a reducir el gasto impulsivo. Las personas que experimentan gastos compulsivos también se beneficiarían de hablar con un proveedor de atención médica y un asesor financiero.

Una palabra de Psyathome

Ser capaz de reconocer las diferencias entre compras impulsivas y compulsivas es fundamental. Si bien la mayoría de las personas realizan compras impulsivas a veces, las compras compulsivas regulares son una señal de un problema más grave.

Si bien lidiar con problemas de compras puede ser un desafío, hay pasos que puede seguir. Si necesita ayuda, hablar con un proveedor de atención médica y consultar con un experto financiero puede ayudarlo a volver a encarrilar su vida y sus finanzas.

Deja un comentario

¿Qué significa ir de juerga?

¿Qué es un doblador? Este término de la jerga puede significar una fiesta de drogas, un período prolongado de consumo continuo de drogas. Una juerga