My Treatment Lender

¿Cómo se trata la adicción al sexo?

¿Qué es la adicción al sexo?

Adicción al sexo (también conocido como trastorno hipersexual) es una condición que hace que una persona que vive con ella se preocupe excesivamente por pensamientos y conductas sexuales. En algunos casos, pueden estar tan preocupados que la condición interrumpe su funcionamiento diario.

También continuarán participando en actividades sexuales independientemente de las consecuencias negativas que puedan causar. La adicción al sexo a veces se denomina comportamiento sexual compulsivo.

Es importante no confundir una libido alta con adicción al sexo. En la mayoría de los casos, la adicción al sexo interrumpirá la vida cotidiana de una persona y afectará potencialmente las relaciones personales. Una persona con esta condición gastará una cantidad extrema de tiempo y medios para satisfacer sus impulsos sexuales. Los comportamientos sexuales que pueden exhibir incluyen:

  • Gastar una cantidad excesiva de contenido pornográfico que consume mucho tiempo o masturbarse
  • pagando por sexo
  • Engañando a los socios
  • Visitar habitualmente clubes de striptease

Muchas personas que viven con adicción al sexo operan bajo la falsa creencia de que pueden controlar sus síntomas. Sin embargo, sin un tratamiento adecuado, la condición simplemente no desaparecerá. Este artículo analiza algunos de los signos más comunes de la adicción al sexo y cómo se trata el trastorno.

Señales de adicción al sexo

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), que define y clasifica las condiciones de salud mental, no incluye la adicción al sexo como una condición mental. Como resultado, los signos y síntomas de la adicción al sexo pueden ser difíciles de resaltar.

Algunos de los indicadores más comunes de que podrías tener adicción al sexo incluyen:

  • Ser incapaz de evitar participar en ciertos comportamientos sexuales
  • Angustiarse cuando se le impide participar en actividades y comportamientos sexuales
  • Descuidar aspectos esenciales de su vida, como el trabajo y las relaciones personales, para participar en actividades y comportamientos sexuales.
  • Participar en actividades sexuales de riesgo, como tener relaciones sexuales en público
  • Continuar participando en conductas sexuales de riesgo a expensas de su salud física y mental.
  • Masturbarse compulsiva y frecuentemente

Causas de la adicción al sexo

Una combinación de factores biológicos y fisiológicos podría hacer que una persona desarrolle adicción al sexo. Sin embargo, no hay una sola causa para ello. Algunas investigaciones apuntan a que un desequilibrio químico en el cerebro es la causa de la adicción al sexo. Pero, no hay suficiente evidencia para concluir que esto podría ser una causa definitiva.

Ciertos medicamentos como los que se usan en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson se han relacionado con el desarrollo de conductas sexuales compulsivas.

Tratamiento para la adicción al sexo

Antes de que comience el tratamiento para la adicción al sexo, primero debe haber sido diagnosticado con la afección por un médico u otro profesional de la salud certificado. Al igual que con muchas condiciones de salud mental, la adicción al sexo puede ser difícil de diagnosticar.

Se realizará una revisión exhaustiva de su historial médico para hacer un diagnóstico definitivo y asegurarse de que no presente síntomas de otro trastorno. El tratamiento para la adicción al sexo primero implica identificar la causa subyacente o el desencadenante de sus impulsos y comportamientos sexuales compulsivos.

El curso de tratamiento más común para condiciones de salud mental como la adicción al sexo involucra psicoterapia y medicación. Si bien la psicoterapia suele ser la primera línea de tratamiento utilizada para la adicción al sexo, se pueden recetar ciertos medicamentos junto con la terapia, según la forma y la gravedad de los síntomas que presente una persona con esta afección.

Dependiendo de la gravedad de la afección de una persona, el tratamiento puede realizarse desde la comodidad de su hogar o en un centro de tratamiento especializado en el tratamiento de las adicciones. Los centros de tratamiento tienen la ventaja de ayudarlo a concentrarse únicamente en la recuperación.

Psicoterapia

Hay muchas formas de psicoterapia usadas en el tratamiento de condiciones de salud mental. Específicamente para la adicción al sexo, generalmente se usan los siguientes:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC): La TCC es una de las formas más comunes de psicoterapia utilizada para tratar muchas afecciones de salud mental. Con la adicción al sexo, la TCC tiene como objetivo ayudar a una persona que vive con esta afección a aprender qué desencadena los comportamientos y pensamientos compulsivos en los que se involucra y cómo detenerlos. También se le enseñan mecanismos de afrontamiento saludables para ayudarlo a manejar sus factores desencadenantes.
  • Terapia de mejora motivacional: Esta es una forma de terapia que permite que la persona que vive con la afección y su terapeuta trabajen en colaboración para encontrar un tratamiento para los síntomas de la persona. Se enfoca en aprovechar la motivación de una persona para cambiar sus comportamientos negativos.

Medicamento

Actualmente no hay ningún medicamento desarrollado para el tratamiento de la adicción al sexo. Ciertos medicamentos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) se han recetado de forma no autorizada para ayudar a una persona que vive con esta afección a sobrellevar los síntomas más perturbadores del trastorno.

Los medicamentos que se pueden recetar para ayudar a tratar algunos síntomas de la adicción al sexo incluyen:

  • Estabilizadores del estado de ánimo: Los estabilizadores del estado de ánimo generalmente se administran para tratar los síntomas del trastorno bipolar y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). También podrían ayudar a una persona con adicción al sexo a experimentar una disminución de los impulsos sexuales compulsivos. Algunos estabilizadores del estado de ánimo comunes incluyen Lamictal y Tegretol.
  • ISRS: Los ISRS se desarrollaron para el tratamiento de la depresión y los trastornos de ansiedad. También podrían ayudar a controlar los comportamientos compulsivos que podría exhibir una persona con adicción al sexo. Algunos ISRS comunes incluyen Zoloft, Prozac, Paxil y Celexa.

Programas de tratamiento

Mientras esté en un programa de tratamiento, normalmente se emplearán medicamentos y psicoterapia para tratar la adicción al sexo. Los programas de tratamiento se pueden realizar en un centro para pacientes hospitalizados o ambulatorios.

Si bien un centro para pacientes ambulatorios le brinda más libertad para dictar el ritmo de su tratamiento, se recomiendan encarecidamente los centros para pacientes hospitalizados. Optar por un centro de tratamiento para pacientes hospitalizados también le brinda la oportunidad de obtener el tratamiento que necesita en un entorno que estará mayormente libre de factores desencadenantes.

Un centro de tratamiento para pacientes hospitalizados también le permite conocer y escuchar a otras personas que entienden la lucha por la que está pasando.

Al elegir un centro de tratamiento, es fundamental elegir uno que no solo se especialice en el tratamiento de las adicciones, sino que también se centre en el tratamiento específico de la adicción al sexo.

Hacer frente a la adicción al sexo

El primer paso para hacer frente a la adicción al sexo es admitir que tienes un problema. Debido a que la adicción al sexo no es una condición de salud mental reconocida, puede ser difícil de diagnosticar. Sus síntomas también pueden parecer menos evidentes que los de otras condiciones de salud mental. Si alguno de los signos de la afección mencionada anteriormente resuena con usted o con alguien que conoce, es esencial consultar a un profesional de la salud y obtener un diagnóstico definitivo.

Otras cosas que podrían ayudarlo a sobrellevar esta afección incluyen:

  • Unirse a un grupo de apoyo: Si usted o alguien que conoce vive con adicción al sexo, unirse a un grupo de apoyo como Adictos al sexo anónimos puede ser de inmensa ayuda. Ver y hablar con otras personas que también tienen esta afección puede ayudarlo a sentir menos vergüenza o vergüenza por tener la afección.
  • Deshazte de tus desencadenantes: Si tiene un alijo de contenido pornográfico o cualquier otro desencadenante que lo haga participar en comportamientos sexuales compulsivos, puede ser útil eliminarlos de su hogar.
  • Encuentra distracciones saludables: Encuentre una distracción saludable en la que pueda participar cada vez que sienta la necesidad de participar en un acto sexual. Esto podría ser hacer ejercicio o meditar.

Una palabra de Psyathome

Las personas con adicción al sexo a menudo experimentan una inmensa vergüenza y vergüenza. A veces también creen falsamente que guardarse los síntomas les ayudará a deshacerse de la afección. Sin embargo, la adicción al sexo puede afectar su salud física y mental, por lo que es importante buscar la ayuda de un profesional de la salud certificado.

Deja un comentario

¿Qué es la moralidad?

¿Qué es la Moralidad? La moralidad se refiere al conjunto de normas que permiten a las personas vivir cooperativamente en grupos. Es lo que las

Mujeres que quieren demasiado

La ninfomanía, también conocida como hipersexualidad femenina, es una adicción interminable, una adicción al sexo que afecta a todos los ámbitos de la vida y

Problemas de la convivencia

Hay varias razones por las que decidiste vivir con tu pareja: Razones económicas. Si compartes piso, ahorras en tus gastos. Planes futuros o matrimonio. Hace

Cómo evitar la eyaculación precoz

En Psicólogos El Prado, contamos con terapeutas sexuales. Si estás buscando uno solución para la eyaculación precoz sigue leyendo y habrás dado el primer paso