Psyathome

¿Cómo sabes cuándo es el momento de romper?

Muchos de nosotros no terminamos con nuestra pareja cuando deberíamos, por muchas razones diferentes. Algunos de nosotros tenemos miedo de estar solos; otros son víctimas de la falacia del costo hundido («Ya he invertido tanto tiempo y esfuerzo en esta relación, no puedo rendirme ahora»). Pero la mayoría de nosotros simplemente ignoramos las señales de que una relación se está desmoronando porque es más fácil creer que todo está bien… hasta que no es así.

Saber exactamente cuándo se debe terminar una relación es una tarea difícil. Depende de las personas involucradas y de la situación en la que viven. Pero existe evidencia bastante consistente sobre los signos de ruptura de una relación, descubierta por el Dr. John Gottman.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis

Gottman descubrió cuatro estilos de comunicación negativos que significan un desastre para todas y cada una de las relaciones. Los llamó «Los cuatro jinetes del Apocalipsis».

Crítica

El primer jinete de la comunicación es la crítica. Criticar es diferente a criticar o quejarse. La crítica se trata de la persona personaje, en lugar de su comportamiento.

Aquí está la diferencia entre una queja y una crítica:

  • Queja: «Realmente desearía que me ayudaras con los platos. Es mucho trabajo para hacer solo y mientras tú te relajas en el sofá viendo la televisión, yo tengo que quedarme despierto y limpio».
  • Crítica: «Solo eres un idiota egoísta. Nunca piensas en cómo me siento o en todo el trabajo que hago para ti».

La diferencia es que el primero se trata de un comportamiento específico y el segundo se trata de la pareja como persona.

Cuando la crítica está presente en una relación, no significa que esté condenada a terminar. De vez en cuando, cuando estamos enojados, podemos recurrir a la crítica. Pero cuando se vuelve omnipresente y cuando es la única forma en que pueden plantear problemas entre sí, hay un gran problema.

Si criticas a tu pareja constantemente o sientes que tu pareja te critica constantemente, es solo cuestión de tiempo antes de que se convierta en algo más desagradable: el desprecio. La relación puede ser salvable en este punto, pero es una mala señal y debería hacerte considerar si irte puede ser una mejor opción.

actitud defensiva

El segundo jinete es la actitud defensiva, y es típicamente en respuesta a la crítica (o percibido crítica). La actitud defensiva es un intento de defenderse de un ataque percibido con una contra-queja. Podemos estar a la defensiva echando la culpa a situaciones externas, pero la mayoría de las veces estamos a la defensiva echando la culpa a la pareja que pide responsabilidad.

He aquí un ejemplo de una respuesta defensiva:

  • Queja: «Siento que nuestra vida sexual ha estado un poco estancada últimamente, y siento que realmente no estás prestando atención a mis necesidades y deseos en la cama».
  • Respuesta defensiva: «Bueno, si no me fastidiaras todo el tiempo con los platos, tal vez me gustaría tener sexo contigo».

En general, a los humanos no les gusta que les digan que están haciendo algo mal o lastimando a otras personas. Tenemos tendencia a querer pensar bien de nosotros mismos, y conversaciones como esta amenazan nuestra autoestima.

La actitud defensiva es en realidad solo una forma de echarle la culpa a tu pareja. Estás diciendo que el problema no eres tú, son ellos. Negarse a asumir incluso una pequeña cantidad de responsabilidad por su papel en la situación puede hacer que su pareja se sienta invisible y no escuchada.

Estar constantemente a la defensiva en una relación es una mala señal. Significa que el compañero defensivo no está dispuesto a mirar su propio comportamiento y ajustarlo para detener lo que sea que esté dañando al otro compañero. Significa que el compañero defensivo está tratando al otro simplemente como un objeto para satisfacer sus necesidades y no como una persona completa con necesidades, sentimientos e ideas propias.

Si su pareja reacciona constantemente a la defensiva hacia usted (y usted hacia ellos), puede ser hora de que analice detenidamente su relación. Puede que sea el momento de poner fin a las cosas.

Desprecio

El tercer jinete es el desprecio. Mostramos desprecio cuando tratamos a los demás con falta de respeto. El desprecio se puede expresar de muchas maneras diferentes. Cuando insultamos a otros, usamos el sarcasmo, los imitamos, ponemos los ojos en blanco o nos burlamos de ellos. Los insultamos o los ridiculizamos. El propósito de este comportamiento es disminuir al otro, hacerlo sentir inútil.

Si alguna vez te han tratado con desprecio, sabes cuánto duele. Y tratar a una pareja con desprecio demuestra que no tienes respeto por ella, sus sentimientos o sus necesidades.

Cuando el desprecio está presente en una relación, es una gran bandera roja. Significa que los socios han dejado de respetarse como socios y ahora solo están tratando de afirmar su dominio. Ya queda poco amor o respeto, y la animosidad y el resentimiento crecerán.

Si te tratan de esta manera, es muy probable que tu pareja ya no se preocupe por ti. Si tratas a tu pareja con desprecio, pregúntate por qué sigues con ella. Si no hay respeto entre los socios, hay pocas posibilidades de que la relación se pueda salvar.

Táctica de cerrojo

El último jinete es la evasiva y es el comportamiento más dañino en el que participar. Así como la actitud defensiva es una respuesta a la crítica, la evasiva suele ser una respuesta al desprecio.

Cuando aparece el obstruccionismo en una relación, la comunicación esencialmente se ha roto. El obstruccionismo ocurre cuando el oyente evita el contacto visual, se retira, se cierra o simplemente deja de responder a su pareja.

Cuando una relación ha llegado a la etapa de bloqueo, es muy difícil (aunque no imposible) recuperarse. Pero debería ser una señal muy fuerte de que tal vez es hora de seguir adelante con tu vida.

Este es el sentimiento cuando preferirías hacerlo Algo más que tener la conversación. Solo hablas cuando es absolutamente necesario, y cualquier incursión en un territorio más vulnerable se encuentra con un rápido escape o silencio.

¿Deberías romper?

Lo importante a recordar es que todas las parejas se involucran en la crítica, la actitud defensiva, el desprecio y la evasiva a veces. Pero el uso constante de uno o más de estos comportamientos es una señal definitiva de que algo no está bien en su relación.

Por supuesto, si ambos están dispuestos a trabajar, un terapeuta de pareja puede ayudarlos a ambos a dejar de usar estas estrategias de comunicación y brindarles las herramientas para comunicar sus emociones de manera efectiva. En última instancia, usted es el mejor juez de su propia relación y situación.

Deja un comentario

Sabrina Romanoff, PsyD – Psyathome Mind

Reflejos Psicóloga clínica licenciada con practica privada En nueva york Profesor del programa de doctorado en psicología clínica de la Universidad Yeshiva Ex becario clínico

shanon lee muy bien mente

Reflejos Escritor de salud, bienestar, paternidad, raza y cultura Las firmas incluyen Healthline, HuffPost, Parents, Women’s Health and Prevention Magazine Defensor de la salud mental

10 tipos comunes de sesgo

El sesgo actor-observador El sesgo actor-observador es la tendencia a atribuir nuestras acciones a influencias externas y las acciones de otras personas a las internas.

¿Qué es la higiene del sueño?

¿Qué es la higiene del sueño? Higiene del sueño es el término que se utiliza para describir hábitos o comportamientos de sueño saludables que puede

¿Qué es la alogia?

Alogia proviene de las palabras griegas que significan «sin habla» y se refiere a la pobreza del habla que resulta del deterioro del pensamiento que