My Treatment Lender

Cómo saber si tienes fobia al teléfono

La ansiedad telefónica es un miedo común entre las personas con trastorno de ansiedad social (SAD). Es posible que a muchas personas no les guste hablar por teléfono o que incluso tengan «miedo al teléfono». Pero cuando su vacilación para hacer y recibir llamadas hace que experimente síntomas como ansiedad severa, dificultad para respirar o latidos acelerados, es posible que en realidad tenga fobia al teléfono.

Ilustración de Jessica Olah, Psyathome

Visión de conjunto

Aquellos que no tienen SAD pueden tener miedo de usar el teléfono. Es posible que se sientan más cómodos en las interacciones sociales directas, tal vez debido al hecho de que los entornos cara a cara les permiten leer señales no verbales, como las expresiones faciales.

Sin embargo, aquellos con SAD obviamente sufren de lo contrario. Si está lidiando con esta condición, un miedo al teléfono puede reflejar los problemas con los que está lidiando con respecto a la interacción con los demás en general.

Síntomas

Si siente una ansiedad extrema antes o después de interactuar por teléfono, es posible que tenga una fobia. Algunos síntomas emocionales de la ansiedad telefónica pueden incluir:

  • Evita hacer llamadas o que otros te llamen
  • Retraso en hacer o contestar llamadas telefónicas
  • Obsesionarse con lo que se dijo después de las llamadas
  • Estrés por avergonzarte a ti mismo
  • Preocupación por molestar a la otra persona
  • Preocúpate por lo que dirás

Los síntomas físicos de la ansiedad telefónica pueden incluir:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Náusea
  • Sacudida
  • Problemas para concentrarse

El miedo a hacer y recibir llamadas telefónicas puede ser perjudicial tanto para su vida personal como profesional.Es importante tomar en serio la ansiedad por el teléfono. Aunque contestar el teléfono y hacer llamadas puede parecer una tarea simple que todos deberían poder hacer, si sufres de fobia al teléfono, la ansiedad puede ser aterradora y real.

Tratamiento

El tratamiento para la fobia telefónica puede incluir técnicas de terapia cognitivo-conductual (TCC), como la reestructuración cognitiva y el entrenamiento de exposición. Además, hay muchas estrategias de autoayuda que puede usar para lidiar con la ansiedad por usar el teléfono.

La reestructuración cognitiva implica desafiar las creencias y reemplazar los pensamientos negativos con alternativas más constructivas.

Por ejemplo, si constantemente te preocupa molestar a la otra persona al hacer una llamada telefónica, la reestructuración cognitiva podría hacer que consideres la evidencia de que esto es realmente cierto.

¿Por qué la persona contestaría el teléfono si estaba demasiado ocupada? ¿Por qué te habría pedido que llamaras si no quería hablar contigo? Eventualmente, llegarás a la conclusión de que es poco probable que estés molestando a la otra persona o que no quiera hablar contigo.

El entrenamiento de exposición implica la práctica gradual de comportamientos progresivamente más difíciles.. En el caso de la ansiedad por teléfono, una jerarquía de miedos podría parecerse a la que se muestra a continuación (enumerados del más fácil al más difícil). Cada comportamiento se practica hasta que se sienta cómodo y pueda pasar al siguiente más difícil.

Ejemplo de jerarquía para el miedo telefónico

A continuación se muestra un ejemplo de jerarquía para alguien que se pone nervioso al interactuar por teléfono:

  1. Llamar a un número que sabes que solo tendrá un mensaje grabado, como una línea de atención al cliente
  2. Llamar a un familiar o amigo que conoces bien
  3. Llamar a una empresa y hacer una pregunta directa, como cuándo cierran
  4. Llamar a alguien que no conoces bien con una simple pregunta
  5. Llamar a alguien que no conoces bien sobre un tema complicado
  6. Realización de cada uno de los tipos de llamadas anteriores frente a una persona
  7. Realización de cada uno de los tipos de llamadas anteriores frente a un grupo de personas

Su jerarquía puede ser diferente dependiendo de si le resulta más difícil hablar con amigos o extraños, y si le resulta más difícil hablar por teléfono frente a otra persona.

Puede ser difícil crear una jerarquía para lidiar con el miedo a contestar llamadas. Si normalmente evita contestar el teléfono, una estrategia sería usar una unidad de identificación de llamadas para identificar quién está llamando. Luego, puede comenzar respondiendo llamadas de personas con las que se sienta más cómodo y dejar que otras llamadas vayan al correo de voz. Eventualmente, progresaría para responder llamadas más difíciles.

Estrategias de afrontamiento

Idealmente, debe practicar técnicas cognitivo-conductuales bajo la supervisión de un terapeuta capacitado. Si no es posible reunirse con un consejero de CBT, o si ya ha participado en CBT y está buscando formas adicionales de sobrellevar la situación, las siguientes estrategias pueden ser útiles.

  • Sonreír. Antes hacer y recibir llamadas, pon una sonrisa en tu cara. Esto puede sonar tonto, pero te ayuda a relajarte y transmite una sensación de simpatía a la persona con la que estás hablando.
  • Recompénsate. Después de hacer llamadas difíciles, recompénsate dedicando algo de tiempo a hacer algo que disfrutes.
  • Visualiza el éxito. Imagina una conversación positiva y sentirte bien después.
  • Determinar disponibilidad. Si le preocupa interrumpir a alguien cuando llama, pregunte si está atrapando a la persona en un mal momento. Si la persona está en medio de algo, esto le da la oportunidad de ofrecer devolverte la llamada.
  • no lo pienses demasiado. Si alguien dice «no» o rechaza una solicitud, tenga en cuenta que podría deberse a muchas razones que no tienen nada que ver con usted. Trate de no leer demasiado en las acciones de otra persona.
  • Preparar. Prepárate un poco antes de hacer una llamada, pero no te excedas. Sepa en general lo que va a decir, pero trate de anticipar que la conversación puede no resultar exactamente como la planeó. Si hay puntos importantes que necesita mencionar, asegúrese de anotarlos y tenerlos a mano.
  • Déjalo ir al correo de voz. Date cuenta de que no siempre tienes que contestar el teléfono. Si alguien te llama en un mal momento o si estás demasiado ansioso por hablar, es aceptable dejar que las llamadas vayan al correo de voz de vez en cuando.
  • Prueba con otro método de comunicación. El teléfono puede no ser siempre el mejor método de comunicación. Si desea tener un registro digital de su conversación o si desea darle tiempo a la otra persona para que reflexione antes de responder, el correo electrónico puede ser la mejor opción. Sin embargo, si necesita hablar sobre algo emotivo o si el tema es complejo, una llamada telefónica o una reunión cara a cara puede ser lo mejor.

Una palabra de Psyathome

La ansiedad por el teléfono es difícil, pero se puede superar. Sin embargo, si descubre que su miedo a hacer y recibir llamadas telefónicas se extiende a otras áreas de su vida y que tiene miedo a la interacción social en general, puede ser útil consultar a un profesional de la salud mental. Si se le diagnostica SAD, se le pueden ofrecer tratamientos como medicamentos o terapia.

Deja un comentario

Biografía del psicólogo David Kolb

David Kolb es un psicólogo y teórico de la educación que quizás sea mejor conocido por su teoría del aprendizaje experiencial. Además de desarrollar una

10 formas únicas de hacer cumplidos

Si desea que sus elogios se destaquen entre la multitud, considere ofrecerlos de formas únicas. Los elogios entregados de manera inusual serán recordados y mostrarán

¿Qué es la memoria?

¿Qué es la memoria? La memoria se refiere a los procesos que se utilizan para adquirir, almacenar, retener y luego recuperar información. Hay tres procesos

Dejar de fumar y aumento de peso

Las personas a menudo se preocupan por aumentar de peso cuando deciden dejar de fumar. Es importante reconocer que si bien es común ganar algo

Psicoterapeutas integradores

Si buscas un centro de psicoterapia en Barcelona o haces psicoterapia online en Psyathome podemos ayudarte. Somos psicólogos y psicoterapeutas colegiados con una amplia formación

Problemas de la convivencia

Hay varias razones por las que decidiste vivir con tu pareja: Razones económicas. Si compartes piso, ahorras en tus gastos. Planes futuros o matrimonio. Hace