Psyathome

Cómo saber si alguien está fingiendo depresión

La depresión es una afección de salud mental grave y común, pero en algunos casos, las personas pueden fingir o exagerar los síntomas para obtener recompensas o evitar resultados no deseados.

Conocido como simulación, este fenómeno puede implicar la fabricación de síntomas de depresión (u otra afección de salud mental) para evitar el trabajo, el servicio militar o el servicio de jurado o para obtener algo como medicamentos recetados. La simulación puede ser difícil de detectar ya que muchos de los síntomas de la depresión son fáciles de emular, especialmente si una persona está familiarizada con la afección.

La simulación no se considera una condición psiquiátrica. Comparte algunas similitudes con lo que se conoce como trastorno facticio. Un trastorno facticio consiste en fingir los síntomas de una enfermedad sin un motivo claro o una recompensa. También es importante distinguir la simulación del trastorno de síntomas somáticos, una condición en la que las personas se angustian por los síntomas que pueden imaginarse o exagerarse.

Si bien la simulación no se considera una enfermedad mental, el Manual de diagnóstico de trastornos mentales, quinta edición (DSM-5) la enumera como una condición que puede ser el centro de atención clínica.

Síntomas

La simulación no tiene un conjunto específico de síntomas, lo cual es parte de por qué puede ser tan difícil de detectar. Las personas pueden dar descripciones inconsistentes o demasiado intensas de sus síntomas a los médicos. El inicio de los síntomas generalmente ocurre repentinamente ante un evento indeseable, como problemas legales penales o civiles, servicio de jurado o servicio militar.

Desafortunadamente, fingir depresión puede conducir a abusos del sistema médico, que incluyen pruebas excesivas y fingir síntomas para obtener medicamentos recetados.

Causas

La simulación a menudo es causada por factores situacionales, incluido el deseo de obtener una recompensa específica (como un acuerdo de seguro) o evitar algo desagradable (como una sentencia de cárcel). Sin embargo, también es importante reconocer que a veces puede ocurrir como parte de un trastorno real. La simulación a veces puede ocurrir como un síntoma del trastorno de personalidad antisocial, por ejemplo.

Es difícil saber qué tan común es que las personas finjan depresión u otras enfermedades mentales, aunque se cree que ocurre con mayor frecuencia en contextos específicos, particularmente en entornos penales y legales.

En un estudio que analizó a los acusados ​​de delitos que afirmaban tener una enfermedad mental, el 18 % se identificó formalmente como simulación.

La investigación disponible sugiere que la simulación es rara en entornos clínicos, pero mucho más común en entornos legales y médicos donde existe una motivación para la recompensa financiera o para evitar el castigo.

Diagnóstico

El diagnóstico de depresión se basa en las propias descripciones subjetivas de los síntomas de una persona y en el juicio profesional de un médico o un profesional de la salud mental. Durante una evaluación, un médico observará cómo se siente una persona y también puede intentar determinar si la persona está fingiendo o no los síntomas.

En general, hay dos posibles razones por las que se puede fingir una depresión:

  • Proceso de enfermedad: Cuando alguien siente que tiene algo que ganar con un diagnóstico en particular. Por ejemplo, pueden querer evitar ciertas responsabilidades u obtener una recompensa económica
  • Trastorno facticio: Cuando alguien obtiene beneficios psicológicos al asumir el papel de una persona enferma

Algunas pistas que podrían sugerir que una persona está fingiendo síntomas de depresión incluyen problemas legales recientes o la posibilidad de algún tipo de acuerdo financiero. Los síntomas inconsistentes, los relatos diferentes de otras fuentes o la negativa a cooperar con el proceso de diagnóstico también pueden generar señales de alerta.

Tal vez no sea sorprendente que la simulación sea a menudo muy difícil de detectar. Los médicos que sospechan que una persona está fingiendo sus síntomas pueden usar un instrumento como el Inventario Estructurado de Sintomatología Simulada (SIMS) para tratar de detectar signos de simulación.

Si bien las pruebas psicológicas pueden ayudar con la detección de la depresión fingida, dichos datos también deben respaldarse con evidencia corroborante proporcionada a través de entrevistas detalladas, registros médicos, notas de médicos y otras fuentes.

Síntomas de la depresión

Es importante reconocer que muchos síntomas de depresión no son fáciles de reconocer. Una persona puede parecer bien o incluso feliz en la superficie, mientras que en privado experimenta síntomas graves de depresión. En muchos casos, la única forma de saber si alguien se siente deprimido es si te dice explícitamente lo que siente.

Aunque la depresión puede ser difícil de detectar, es posible que pueda ver algunos de sus signos.

Las personas con depresión pueden:

  • Parece tener problemas para pensar, recordar cosas o tomar decisiones
  • Parece realmente cansado y sin energía.
  • Hablar sobre sentirse culpable, inútil o indefenso
  • Parece realmente desesperanzado o pesimista acerca de la vida.
  • Tiene problemas para dormir bien
  • Parece irritable o inquieto
  • Parece no estar interesado en cosas que solía disfrutar como pasatiempos
  • Parece estar perdiendo o ganando peso sin intentarlo
  • Se queja de dolor, dolores de cabeza o problemas digestivos que no parecen mejorar incluso con tratamiento
  • Parecer triste o ansioso
  • Hablar de suicidio o de no querer estar más cerca.

Es muy probable que las personas que experimentan estos signos tengan depresión. Si alguien que conoce tiene tales síntomas o parece estar luchando, puede comunicarse y ofrecerle su apoyo.

Depende de un médico o profesional de la salud mental hacer un diagnóstico oficial. Evite emitir juicios sobre si cree que los síntomas de una persona son reales o lo suficientemente graves; es posible que no tenga forma de saber por lo que está pasando una persona.

Qué hacer

Desafortunadamente, cuando las personas ven a una persona que tiene depresión sonriendo o actuando bien, a veces puede generar la sospecha de que la persona está fingiendo su enfermedad. Basándose únicamente en las apariencias externas, es muy fácil pensar que la condición de una persona podría no ser real o grave.

Sin embargo, es importante recordar que solo está viendo un momento único en el tiempo. Lo que más importa para determinar si una persona tiene depresión, y si la afección es demasiado grave para asistir al trabajo u otras obligaciones, es cómo es la vida de esa persona en general.

Los síntomas que no puede ver pueden incluir tener dificultad para conciliar el sueño la noche anterior, luchar por encontrar la motivación para ponerse en marcha y dificultad para concentrarse en las tareas normales.

Si bien es posible fingir una depresión, recuerda que la depresión en sí tiende a ser una enfermedad invisible.

Muchos de sus síntomas son mentales y emocionales y sus signos no siempre son evidentes para el observador casual. Las personas con depresión a menudo se ven completamente normales en el exterior porque se vuelven muy buenos para controlarse cuando están en público, poniendo una sonrisa falsa para ocultar la confusión que sienten por dentro. Luego, cuando están solos, se desmoronan.

El estigma sobre las enfermedades mentales como la depresión todavía existe. La idea de que las personas están fingiendo o que sus síntomas «no son tan malos» contribuye a perpetuar este estigma.

Si bien es posible fingir la depresión, la gran mayoría de las personas con síntomas de depresión realmente están luchando con una condición difícil, estresante y muy real.

En lugar de tratar a las personas con sospecha, concéntrese en ser una fuente de apoyo. Anime a aquellos que muestran signos de depresión a buscar el tratamiento que necesitan. Deje el diagnóstico a los profesionales y concéntrese en ser un amigo solidario.

Una palabra de Psyathome

Fingir depresión para obtener recompensas o evitar castigos no es una forma de enfermedad mental, pero puede estar relacionado con otros trastornos, como los trastornos de personalidad o el abuso de sustancias.

Antes de que se determine que la depresión de una persona es un caso de simulación, es importante descartar otras posibilidades, incluida una condición mental existente, una enfermedad médica o una causa subyacente que podría llevar a alguien a exagerar o inventar los síntomas.

Deja un comentario

Mejor Terapia Online con Seguro de 2022

Compañía Precio sin Seguro Costo de bolsillo promedio entre los encuestados Opciones de comunicación de la terapia Clasificación de estrellas mejor en general Cerebral $29

Theresa holland – mente muy bien

Reflejos • Theresa ha estado escribiendo para Psyathome desde diciembre de 2019.• Theresa ha escrito para Elite Daily, The Financial Diet, Thought Catalog, Film Daily