My Treatment Lender

Cómo saber cuándo estás pensando demasiado

Pensar en todas las cosas que podría haber hecho de manera diferente, cuestionar cada decisión que toma e imaginar los peores escenarios de la vida puede ser agotador. Pero pensar demasiado es un hábito difícil de romper.

Incluso podría convencerse de que pensar en algo durante mucho tiempo es la clave para desarrollar la mejor solución, pero ese no suele ser el caso.

De hecho, cuanto más tiempo piense en algo, menos tiempo y energía tendrá para tomar medidas productivas.

Por supuesto, todo el mundo piensa demasiado a veces. Tal vez sigas pensando en todas las cosas que podrían salir mal cuando hagas una presentación la próxima semana.

Tal vez haya perdido innumerables horas tratando de decidir qué ponerse para esa entrevista de trabajo y, como resultado, no dedicó tiempo a preparar sus respuestas.

Antes de que puedas poner fin a pensar demasiado, debes reconocer cuándo lo estás haciendo. Aquí le mostramos cómo saber cuándo está pensando demasiado.

No estás enfocado en la solución

Pensar demasiado es diferente de resolver problemas. Pensar demasiado se trata de detenerse en el problema, mientras que resolver problemas implica buscar una solución.

Imagina que viene una tormenta. Aquí está la diferencia entre pensar demasiado y resolver problemas:

  • Cavilaciones: “Ojalá no viniera la tormenta. Va a ser horrible. Espero que la casa no se dañe. ¿Por qué estas cosas siempre me tienen que pasar a mí? No puedo manejar esto.
  • Resolución de problemas: “Saldré y recogeré todo lo que pueda volar. Pondré sacos de arena contra la puerta del garaje para evitar inundaciones. Si llueve mucho, iré a la tienda a comprar madera contrachapada para poder tapiar las ventanas”.

La resolución de problemas puede conducir a una acción productiva. Pensar demasiado, por otro lado, alimenta emociones incómodas y no busca soluciones.

Experimentas pensamientos repetitivos

Rumiar, o repetir las mismas cosas una y otra vez, no ayuda. Pero, cuando estás pensando demasiado, es posible que te encuentres reproduciendo una conversación en tu cabeza repetidamente o imaginando que algo malo sucede muchas veces.

De acuerdo con un estudio de 2013 publicado en el Revista de Psicología Anormal.

A medida que su salud mental empeora, es más probable que reflexione sobre sus pensamientos. Es un ciclo repetitivo que puede ser difícil de romper.

Tu preocupación te mantiene despierto por la noche

Cuando piensas demasiado, puedes sentir que tu cerebro no se apaga. Cuando intentas dormir, incluso puedes sentir que tu cerebro está a toda marcha mientras reproduce escenarios en tu cabeza y te hace imaginar que suceden cosas malas.

La investigación confirma lo que probablemente ya sepa: la rumia interfiere con el sueño. Pensar demasiado hace que sea más difícil conciliar el sueño.

Pensar demasiado también afecta la calidad de su sueño. Así que es más difícil caer en un sueño profundo cuando tu cerebro está ocupado pensando demasiado en todo.

La dificultad para conciliar el sueño puede contribuir a tener más pensamientos preocupantes. Por ejemplo, cuando no se duerme de inmediato, puede imaginar que estará muy cansado al día siguiente. Eso puede hacer que se sienta ansioso, lo que puede hacer que sea aún más difícil conciliar el sueño.

Luchas para tomar decisiones

Podrías tratar de convencerte de que pensar más y con más ahínco te ayuda. Después de todo, estás viendo un problema desde todos los ángulos posibles.

Pero analizar en exceso y obsesionarse en realidad se convierte en una barrera. Las investigaciones muestran que pensar demasiado dificulta la toma de decisiones.

Si está indeciso sobre todo, desde qué comer para la cena hasta qué hotel debe reservar, es posible que esté pensando demasiado.

Es muy probable que esté perdiendo mucho tiempo buscando segundas opiniones e investigando sus opciones, cuando en última instancia, esas pequeñas opciones pueden no importar tanto.

Tu segundas decisiones de adivinar

Pensar demasiado a veces implica castigarte por las decisiones que ya tomaste.

Podrías perder mucho tiempo pensando que tu vida sería mejor si solo hubieras tomado ese otro trabajo o no hubieras iniciado un negocio. O tal vez te enojes contigo mismo por no ver las señales de alerta antes, ¡porque crees que deberían haber sido obvias!

Y si bien un poco de autorreflexión saludable puede ayudarlo a aprender de sus errores, repetir y cuestionar es una forma de tortura mental.

Pensar demasiado puede afectar su estado de ánimo y puede dificultar aún más la toma de decisiones en el futuro.

Qué hacer con el pensamiento excesivo

La investigación muestra que pensar menos en un problema podría ser la clave para desarrollar mejores soluciones. Los estudios muestran que un «período de incubación» puede ayudarlo a tomar las mejores decisiones.

Distraerse puede ayudar

En lugar de sentarse y pensar en un problema durante un tiempo interminable, puede distraerse un poco.

Su cerebro puede encontrar mejores formas de encontrar una solución en segundo plano mientras está distraído con otra tarea, como trabajar en el jardín. O bien, podrías “dormirte” y descubrir que tu cerebro resuelve el problema por ti mientras duermes.

Una breve distracción puede darle un descanso. Y puede hacer que su mente se concentre en algo más productivo. Y tu cerebro podría incluso desarrollar una solución para ti cuando dejes de pensar en el problema.

Obtenga consejos del podcast de Psyathome Mind

Presentado por la editora en jefe y terapeuta Amy Morin, LCSW, este episodio de The Psyathome Mind Podcast comparte cómo puede dejar de vivir en una mentalidad negativa.


Una palabra de Psyathome

Si no puede dejar de pensar demasiado, considere obtener ayuda profesional. Pensar demasiado puede ser un síntoma de un problema de salud mental, como depresión o ansiedad. Por otro lado, también puede aumentar su susceptibilidad a desarrollar problemas de salud mental.

Un profesional de la salud mental puede enseñarte habilidades que te ayudarán a dejar de obsesionarte, rumiar y detenerte en cosas que no son útiles. También pueden ayudarlo a identificar estrategias de afrontamiento que funcionen para usted, como la atención plena o el ejercicio físico.

Si siente que su cerebro está a toda marcha, hable con su médico. Es posible que su médico pueda derivarlo a un terapeuta que pueda ayudarlo a poner fin al pensamiento excesivo.

Deja un comentario

Autocuidado para Nochevieja

Si vas a estar solo para la víspera de Año Nuevo, puede ser una gran oportunidad para pasar tiempo celebrándote a ti mismo. Además de

Cómo manejar la eyaculación precoz

Para muchos, un orgasmo es una experiencia maravillosa para compartir durante la intimidad y el sexo con una pareja. Y aunque los orgasmos pueden anticiparse

¿Qué es la no monogamia ética?

Aunque la mayoría de las parejas en nuestra sociedad son monógamas, lo que significa que una vez que se asocian no tienen relaciones románticas o

¿Qué es el engaño de venganza?

¿Qué es el engaño de venganza? El engaño de venganza en las relaciones románticas ocurre cuando una pareja está tratando de vengarse de otra pareja,

karen cilli muy bien mente

Reflejos Bibliotecario médico en hospitales docentes en el área metropolitana de Pittsburgh, que brinda asistencia en la investigación a médicos, personal y estudiantes Profesora de

Cefalea tensional por estrés

Es normal tener dolores de cabeza. Tienes que aguantar. Te tomas un sedante y se te pasa. Quizás las palabras anteriores le suenen familiares. En

Ver, vista creativa, vista guiada

El visionado guiado es una técnica psicológica que consiste en imaginar la recreación en una situación pasada, futura o ficticia, que suele contener cierta carga

Problemas de pareja

Los problemas de pareja pueden ser de muchos tipos: celos, distanciamiento por diversos motivos, aparición de hijos, mala comunicación, infidelidad… cualquiera de estos problemas puede

Fobia a los perros. Como superarlo

¿Reconoces estos comportamientos?: Vas caminando por la calle y cuando se acerca un perro cambias de acera y te alejas considerablemente. O si pasas cerca