My Treatment Lender

Cómo los problemas de ira afectan su salud

La ira en sí misma no es necesariamente un problema. La ira puede ser saludable en el sentido de que no solo puede alertarnos sobre problemas que quizás debamos cambiar en nuestras vidas, sino que también puede motivarnos a realizar estos cambios.

Conexiones entre la ira y el estrés

Cuando nos sentimos demasiado estresados, podemos volvernos más propensos a la ira y, en este estado, tanto la ira como el estrés pueden volverse más difíciles de manejar. Cuando se desencadena la respuesta de lucha o huida y, como resultado, estamos fisiológicamente excitados, es posible que nos enojemos más fácilmente. Aquí hay algunas razones para esto:

  • Cuando estamos estresados, es posible que percibamos más a menudo una situación como amenazante, y esto puede desencadenar la ira más fácilmente.
  • Cuando se desencadena la respuesta de lucha o huida, es posible que no estemos pensando con tanta claridad o racionalidad, lo que puede dejarnos sintiéndonos menos capaces de sobrellevar la situación.
  • Cuando se despierta fisiológicamente por la respuesta de estrés del cuerpo, las emociones pueden escalar más rápidamente, lo que puede conducir a un mal genio.
  • Los factores que contribuyen al estrés, como las amenazas a la posición social, el bienestar emocional o simplemente demasiadas exigencias, también pueden generar ira.
  • La ira y el estrés pueden alimentarse mutuamente, donde podemos enojarnos más fácilmente cuando estamos estresados, y las malas reacciones a la ira pueden crear más estrés.

Desafíos que resultan de la ira mal manejada

Al igual que el estrés mal manejado, la ira que no se maneja de manera saludable puede ser no solo incómoda sino incluso perjudicial para la salud y la vida personal. Esto puede, por supuesto, conducir a mayores niveles de estrés e ira. Considere la siguiente investigación sobre la ira:

  • Un estudio de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Washington estudió los problemas de ira en esposos y esposas.Los investigadores citaron evidencia previa de que los problemas de ira y los síntomas depresivos se han relacionado con todas las principales causas de muerte. Sin embargo, las mujeres tenían una mayor asociación entre la ira y los síntomas de depresión, mientras que los hombres tendían a experimentar una asociación entre la ira y los problemas de salud.
  • Según un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, aquellos que tenían menos control sobre su ira tendían a sanar más lentamente de las heridas.Los investigadores administraron ampollas a 98 participantes y descubrieron que, después de 8 días, aquellos que tenían menos control sobre su ira también tendían a sanar más lentamente. Además, esos participantes también tendían a tener más cortisol (una hormona del estrés) en su sistema durante el procedimiento de formación de ampollas, lo que sugiere que también pueden estar más estresados ​​por situaciones difíciles.
  • Otro estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard estudió la hostilidad en los hombres y descubrió que aquellos con tasas más altas de hostilidad no solo tenían un funcionamiento pulmonar más deficiente (problemas respiratorios) sino que también experimentaban tasas más altas de disminución a medida que envejecían.
  • La investigación con niños y adolescentes muestra que el manejo de la ira también es importante para los más jóvenes.Los hallazgos mostraron que los jóvenes que manejan su ira de manera inapropiada corren un mayor riesgo de tener relaciones interpersonales llenas de problemas. Su salud también está en riesgo; aquellos que manejan mal la ira tienden a tener resultados más negativos en lo que respecta a la salud mental y general. Esto destaca el hecho de que el manejo de la ira es una habilidad importante para aprender temprano en la vida.

Estos son solo algunos de los muchos estudios que relacionan la ira con problemas de salud física y emocional, desde lo obvio hasta lo inesperado. Debido a que la ira mal manejada presenta un problema tan significativo en muchas áreas de la vida, es importante tomar medidas para aprender y utilizar técnicas saludables de manejo de la ira en la vida diaria, junto con técnicas de manejo del estrés.

Manejar en lugar de ignorar la ira

La ira debe controlarse en lugar de reprimirse o ignorarse porque puede proporcionarnos información sobre lo que queremos, lo que no queremos y lo que debemos hacer a continuación. Cuando se ve como una señal para escuchar en lugar de una emoción para ignorar o avergonzarse, la ira puede ser una herramienta útil. Sin embargo, escuchar la ira como una señal no significa creer y actuar sobre cada pensamiento de ira que tenemos o impulso que tenemos cuando estamos enfadados, obviamente.

La ira descontrolada puede conducir a problemas mayores que los problemas que desencadenaron la ira en primer lugar. Es importante prestar atención a los sentimientos de ira cuando son leves, evaluar de dónde vienen y decidir de manera racional el mejor curso de acción para manejar la ira y la situación que la provocó. Sin embargo, esto puede ser más fácil decirlo que hacerlo.

Aquí hay algunas cosas para recordar al manejar la ira.

1. Calma tu cuerpo

Cuando se desencadena nuestra ira, puede ser fácil reaccionar de una manera que empeore las cosas, ya sea diciendo cosas de las que nos arrepentiremos o tomando medidas precipitadas que pueden no tener en cuenta todos los aspectos de una situación. Es mejor responder desde la calma que reaccionar desde la ira. Por eso, calmar el cuerpo y la mente es un valioso primer paso para controlar la ira, si es posible.

Muchas técnicas que se utilizan para el manejo del estrés pueden ayudar a controlar la ira, como ejercicios de respiración, ejercicios rápidos o incluso cambiar su enfoque durante unos minutos para alejarse del evento desencadenante (razón por la cual se recomienda contar hasta 10 durante el transcurso del tiempo). años como primer paso antes de reaccionar cuando se enfada).

2. Identifica la causa de tu ira

A menudo, sabemos de inmediato lo que nos ha hecho enojar, pero no siempre. Cuando nos sentimos enojados, a veces estamos enojados con otra cosa y el objetivo que hemos identificado es más seguro que el que realmente nos enojó (como cuando estamos molestos con alguien que podría lastimarnos, así que sacamos el enojo). en alguien que es menos amenazante).

A veces hay muchas cosas que se han acumulado, y el desencadenante de nuestra ira es simplemente la última gota que colmó el vaso proverbial. Y, a veces, el evento desencadenante simplemente se ha topado con una ira no resuelta más profunda que hemos estado albergando; este es a menudo el caso cuando nuestra respuesta parece desproporcionada con respecto al evento desencadenante, en particular cuando obviamente no están involucrados otros factores de estrés y desencadenantes.

Lo que puedes hacer

Para ayudar a identificar la causa de su ira, puede ser útil escribir sobre sus sentimientos en un diario hasta que se sienta más claro, hablar con un amigo cercano sobre sus sentimientos y dejar que lo ayuden a procesar sus pensamientos, o solicitar la ayuda de un buen terapeuta. (También puede probar una combinación de las tres). Estas actividades también pueden ayudar con el manejo del estrés, por lo que es una doble victoria.

3. Decide un curso de acción

Nuevamente, puede obtener el apoyo de un diario, un amigo o un terapeuta con este. Las técnicas de manejo del estrés también pueden ser útiles aquí. Las técnicas que ayudan a cambiar la perspectiva, como el reencuadre cognitivo, pueden ayudarlo a ver las cosas de manera diferente y posiblemente ver algo que lo haga menos enojado con la situación, o ver soluciones que quizás no haya visto inicialmente.

Buscar las perspectivas de otras personas también puede ser útil tanto para proporcionar ideas para otras acciones como para alternar puntos de vista para ver la situación de manera diferente, tal vez de una manera que se sienta menos frustrante. Además, el uso de técnicas de manejo del estrés que fomentan la resiliencia puede ayudarlo a desarrollar una resiliencia emocional que también puede ayudar con la ira.

Sepa cuándo buscar apoyo

Algunas personas tienen problemas crónicos de ira y otras pueden encontrarse en una situación específica que desencadena sentimientos abrumadores. Si siente que le vendría bien más apoyo con el manejo de la ira, discutir sus pensamientos y sentimientos con un terapeuta puede ser extremadamente útil, no solo para abordar problemas específicos que desencadenan la ira, sino también para crear un plan para manejar la ira y el estrés de una manera saludable en el futuro. Si siente que necesita apoyo adicional para manejar la ira, no tenga miedo de buscar este apoyo.

Deja un comentario

Aprende a escuchar con atención

La escucha activa es un patrón de escucha que lo mantiene comprometido con su interlocutor de manera positiva. Es el proceso de escuchar atentamente mientras

El papel de la mente consciente

En la teoría psicoanalítica de la personalidad de Sigmund Freud, la mente consciente consiste en todo lo que está dentro de nuestra conciencia.Este es el

Jenev Caddell, PsyD – Psyathome Mind

Reflejos Experiencia Jenev Caddell, PsyD, es un ex escritor de Psyathome Mind, que cubre la salud mental. Es psicóloga licenciada, entrenadora de relaciones y autora.

Miedo a los objetos sumergidos

La submecanofobia, el miedo a los objetos hechos por el hombre parcial o totalmente sumergidos, como los automóviles, incluye muchos subtipos posibles y está relacionado

Resuelve conflictos familiares

Lo más común es que familias con problemas familiares acudan a la consulta expresando malestar, ya sea de alguno de sus integrantes o del grupo

Ver, vista creativa, vista guiada

El visionado guiado es una técnica psicológica que consiste en imaginar la recreación en una situación pasada, futura o ficticia, que suele contener cierta carga

Cómo dejar de ser inestable emocionalmente

¿Qué es la inestabilidad emocional? La inestabilidad emocional, también conocida como desequilibrio emocional, es una alteración de la afectividad. La persona presenta una gran variación

Ansiedad infantil

¿Qué es la ansiedad? La ansiedad es una reacción fisiológica del propio cuerpo del bebé y, por tanto, automática e incontrolable, ante distintas cosas, personas

Trastornos del desarrollo infantil.

¿Te preocupa tu desarrollo? ¿Necesita apoyo para algunos de los trastornos que están afectando a su hijo? Los trastornos del desarrollo pueden aparecer de repente

Trastorno de personalidad dependiente

¿Te suenan estas afirmaciones? No puedo valerme por mí mismo. Necesito ayuda y protección en todo momento. ¡Cuesta tanto tomar decisiones! Tal vez te suenen