My Treatment Lender

Cómo la gratitud te hace más feliz

Elegir ser agradecido bien puede ser una forma fácil y accesible de aumentar tu felicidad. Existe un vínculo definitivo entre la gratitud y la felicidad. Primero, ¿qué es la felicidad? Cuando pensamos en la felicidad, solemos pensar en ella como una sensación subjetiva de bienestar, un sentimiento de alegría y satisfacción. Lo que muchas personas pueden no darse cuenta es que la felicidad no es solo una emoción o sentimiento fugaz. Se trata de lo bien que te sientes y también de lo satisfecho que estás con tu vida.

La investigadora de psicología positiva Sonja Lyubomirsky, que ganó subvenciones por su investigación sobre la posibilidad de aumentar permanentemente la felicidad, consideró esas emociones para sentirse bien como la alegría y una sensación de bienestar positivo al medir la felicidad. Sin embargo, también encontró que la felicidad incluía un profundo sentido de significado, valor y propósito en la vida.

Dra. Amy E. Keller, Psicóloga, un terapeuta matrimonial y familiar no deja de lado el aspecto útil en la construcción de la felicidad. Cuando te sientes feliz, pero también sientes que tu vida tiene sentido, aprecias más lo que tienes.

Ella dice: “Cuando hablo de la felicidad con los clientes, enfatizo sentirse decidido y conectado y cultivar la satisfacción y la autoestima, así como simplemente sentir placer, ¡lo cual, por supuesto, también es un factor! La gratitud apoya la felicidad en formas relacionadas con todos estos”.

Echemos un vistazo a los beneficios positivos de la gratitud y cómo puedes aprender a cultivar la gratitud en tu vida diaria.

¿Qué le sucede a nuestro cuerpo cuando estamos agradecidos?

Mucha evidencia científica ha demostrado que la gratitud tiene efectos de gran alcance en nuestra salud. Cuando las personas están agradecidas y están bien con las cosas como están, su salud física lo refleja. Es más probable que hagan ejercicio, coman mejor y cuiden su salud.

Los investigadores a lo largo de los años apuntan a un menor estrés, menos dolor y mejores sistemas inmunológicos como resultado de estar agradecido. Incluso una mejor presión arterial y efectos positivos en el corazón se han relacionado con la gratitud.

La gratitud tiene un fuerte impacto positivo en el bienestar psicológico también. Aumenta la autoestima, potencia las emociones positivas y nos hace más optimistas.

Cuando sentimos una felicidad profunda, nuestros cuerpos están produciendo todo tipo de sustancias químicas maravillosas. Keller explica más concretamente lo gratificante que es para nuestro organismo.

Amy E. Keller, Psicóloga

Experimentar la gratitud activa neurotransmisores como la dopamina, que asociamos con el placer, y la serotonina, que regula nuestro estado de ánimo. También hace que el cerebro libere oxitocina, una hormona que induce sentimientos como la confianza y la generosidad, lo que promueve la vinculación social y el sentimiento de conexión.

— Amy E. Keller, Psicóloga

Cómo practicar la gratitud

Al igual que un músculo, cuando ejercitas tu agradecimiento con más frecuencia, es más probable que veas efectos beneficiosos.

Aprende de los escandinavos

En 2018 y 2019, Finlandia ocupó el primer lugar en Informe Mundial de la Felicidad de las Naciones Unidas (ONU). Vale la pena detenerse a pensar por qué Finlandia, Noruega, Suecia, Dinamarca e Islandia a menudo se ubican entre las personas más felices del mundo. El informe de la ONU es una encuesta sobre la felicidad global que clasifica a 156 países según las calificaciones de los encuestados sobre sus propias vidas.

Por lo tanto, los propios escandinavos están determinando sus niveles de felicidad. Obviamente es bastante alto. Aprecian una sociedad que funciona en la que tienen seguridad económica y en la que las instituciones sociales apoyan a todos, no solo a unos pocos. Sin embargo, hay algo más. Los suecos usan la palabra «lagom» para describir un tipo de moderación, una justa suficiencia que valoran.

No persiguen la felicidad ni trabajan horas extras durante meses seguidos. En general, están aceptando y contentos. Siguen agradecidos por un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida, toman descansos durante la jornada laboral y tienen un alto nivel de vida. También tienen baja corrupción y un alto nivel de confianza social.

Como resultado de esta satisfacción y satisfacción, sienten que sus vidas tienen valor. Tienen menos presión, menos estrés y más tiempo para lo que disfrutan.

Activa la gratitud regularmente

La mejor manera de hacer de la gratitud un hábito es no esperar a que lleguen los momentos especiales. Los terapeutas les han dicho a algunas personas que pueden mantener a raya el estrés y la ansiedad si llevan un diario de gratitud. Escribir un diario todos los días también se correlaciona con un aumento en la felicidad.

Pero si no estás listo para ese tipo de compromiso, hay una manera fácil de comenzar tu camino hacia la gratitud. Solo presta atención. Empieza a identificar cosas que podrías dar por sentadas. Luego, tómese un momento para estar agradecido por ellos.

Asegúrese de considerar acciones y eventos positivos que puedan parecer pequeños, comunes o intrascendentes. Aquí hay unos ejemplos:

  • Agradece la taza de té caliente que estás disfrutando.
  • Mira hacia arriba y aprecia el techo sobre tu cabeza.
  • Fíjate en los pequeños actos de bondad a los que olvidaste prestar atención.
  • Agradece que alguien haya dejado pasar tu auto en el estacionamiento.
  • Aprecie al amable cliente en la fila de Starbucks que le permitió adelantarse a ellos.
  • Tómate un momento para agradecer que tu mejor amigo te haya enviado un mensaje de texto para ver cómo estaba tu dolor de cabeza.
  • Detente para agradecer que tu madre trabajadora te haya enviado un mensaje de texto para que tengas una buena noche.

Por supuesto, esta no es una lista exhaustiva, ya que hay una variedad de formas de cultivar la gratitud. ¡Entonces, sea creativo y adáptelos a su propia vida!

Haz ejercicios de gratitud

Tu objetivo es practicar con intención y agregar este hábito respaldado por la ciencia para aumentar tu felicidad. ¿Sientes que estás demasiado ocupado, especialmente con el trabajo? Keller anima a sus clientes a practicar el agradecimiento incluso en el trabajo.

Trabaja con varios empresarios de “alto octanaje” y les anima a hacer ejercicios de gratitud antes de las grandes reuniones. Keller dice: “No solo reduce su ansiedad, sino que cambia su actitud hacia una de cooperación (piense en la oxitocina que se activa), lo que resulta en interacciones más positivas y productivas, lo que a su vez les da una sensación de logro (¡dopamina!) mejorando sus sentimientos generales de satisfacción y autoestima”.

Durante los días de trabajo ocupados e incluso los fines de semana, cuando estamos presionados por el tiempo, existen formas factibles de incluir la gratitud en su horario.

Si bien escribir en un diario todos los días sobre las cosas por las que está agradecido ha demostrado ser y sigue siendo extremadamente beneficioso, aquí hay otras actividades posibles para ayudarlo a mantenerse en el camino:

  • Sal a caminar y agradece cada cosa que veas: árboles, flores, el cielo, pájaros.
  • Consigue una revista o fotos antiguas y haz un collage de todo por lo que estás agradecido.
  • Haz un Frasco o Caja de Gratitud. Usando tiras de papel, escribe tres cosas por las que estás agradecido todos los días. Poner en el frasco o caja y sacar periódicamente para leer.
  • Llama a alguien que haya hecho algo amable y expresa tu agradecimiento.
  • Escríbele una carta a alguien para expresar lo agradecido que estás por algo que esa persona hizo por ti.
  • Programe una visita y dígale a esta persona cuánto significó realmente para usted su favor o acto generoso.

Según una edición reciente de un boletín publicado por Harvard Health, la gratitud se asocia consistentemente con una mayor felicidad según la investigación de la psicología positiva. El boletín sugiere que la gratitud ayuda a las personas a “sentir emociones más positivas, disfrutar de buenas experiencias, mejorar su salud, lidiar con la adversidad y construir relaciones sólidas”.

Así que tómate un tiempo para estar agradecido. Puede afectar su felicidad y mejorar muchos aspectos de su vida.

Deja un comentario

Sheryl Ankrom, MS, LCPC – Mente muy buena

Reflejos Consejero profesional clínico certificado Consejero clínico de salud mental certificado a nivel nacional Experiencia en la evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de

Mujeres que quieren demasiado

La ninfomanía, también conocida como hipersexualidad femenina, es una adicción interminable, una adicción al sexo que afecta a todos los ámbitos de la vida y

Ver, vista creativa, vista guiada

El visionado guiado es una técnica psicológica que consiste en imaginar la recreación en una situación pasada, futura o ficticia, que suele contener cierta carga