Psyathome

Cómo invitar a alguien a una cita cuando tienes ansiedad social

Pedirle una cita a alguien es muy parecido a hacer cualquier tipo de solicitud asertiva. Se trata de tomar la iniciativa de hacerle saber a alguien lo que estás pensando y sintiendo, preguntando qué te hará feliz y, al mismo tiempo, teniendo en cuenta los sentimientos de la otra persona.

Por qué tienes miedo de invitar a alguien a una cita

Si vive con el trastorno de ansiedad social (SAD), puede ser difícil imaginar cómo invitar a alguien a una cita. ¿Cómo se desarrollaría un encuentro real?

Es posible que te preocupes por las mismas cosas que esperas que sucedan en otras situaciones sociales, como no ser lo suficientemente interesante o que la otra persona note tu ansiedad. Además de eso, probablemente te preocupe que te rechacen.

Salir con alguien es la mejor forma de exponerse y correr el riesgo de recibir un «no» a cambio. Afortunadamente, hay maneras de hacer que el proceso sea más fácil para ti y para la otra persona, de modo que no tengas que sentirte tan estresado o presionado.

La clave es ser casual en la forma en que pides la cita, para que sea fácil para la otra persona cumplir o no, dependiendo de su nivel de interés.

pedirle a alguien una cita

A continuación se muestra un guión de muestra para invitar a alguien a una cita.

James está interesado en una linda chica llamada Sarah con quien trabaja, pero nunca ha desarrollado el coraje para invitarla a salir. Ha esperado, con la esperanza de que tal vez ella inicie una conversación, pero también piensa que ella podría ser demasiado tímida para dar el primer paso.

El mejor enfoque para James es enmarcar la solicitud de manera casual como parte de una conversación. Se sentirá menos ansioso de esa manera (hay menos riesgo de rechazo «absolutamente») y la otra persona puede decir que no sin tener que sentirse mal.

Guión de muestra

Nota: En lugar de pedirle una cita directamente a Sarah, James le da la oportunidad de alentar más conversación si está interesada.

Jaime: «Tenía muchas ganas de ver la nueva película de (inserte el nombre del actor popular). ¿Ya la vieron?».

Sara: «No, todavía no lo he visto, pero me gustaría ir. Mis amigos siempre están tan ocupados que es difícil reunirse y hacer planes. ¿Estabas pensando en verlo?»

Jaime: «Sí, pensé que se veía muy bien. Si no estás ocupado, ¿tal vez podríamos ir juntos?»

Sara: «Claro, eso sería divertido».

Sara: «Está bien. Te daré mi número de teléfono y luego puedes enviarme un mensaje de texto o llamar para decirme cuándo podría funcionar para ti».

Cuando hable con la otra persona, asegúrese de sonreír, hacer contacto visual y mantener un lenguaje corporal amigable y abierto. Si la otra persona no es receptiva a tu conversación o no acepta tu invitación, no lo tomes como algo personal. No se gana nada insistiendo en el rechazo. En su lugar, felicítese por preguntar.

Citas en línea

La creciente popularidad de las citas en línea puede ser útil para las personas con ansiedad social, ya que brinda la oportunidad de conocer gente en un entorno social menos exigente. Sin embargo, las citas en línea también pueden implicar muchas de las mismas dificultades que las citas en persona.

Las personas con ansiedad social pueden depender demasiado de las relaciones en línea, por lo que es importante lograr un equilibrio entre su presencia en línea y pedirle citas a las personas en persona.

Esto también le da más práctica en entornos sociales de la vida real.

Una palabra de Psyathome

Si todavía tiene dificultades para invitar a salir a otras personas, es posible que esté viviendo con una ansiedad social severa. Si aún no ha buscado ayuda, comuníquese con su médico y programe una cita para que lo remita a un profesional de la salud mental. Existen tratamientos efectivos, como medicamentos y terapias, que podrían marcar una diferencia en su vida.

Deja un comentario

¿Qué es el sueño profundo?

¿Qué es el sueño profundo? Hay dos etapas principales del sueño: el sueño sin movimientos oculares rápidos (no REM) y el sueño con movimientos oculares