Psyathome

¿Cómo cambia la adicción la homeostasis?

El cerebro es un órgano increíblemente complejo, con funciones únicas esenciales para nuestra supervivencia y la vida cotidiana. Cuando nuestro cerebro funciona correctamente, nos adaptamos y nos comportamos adecuadamente dentro de nuestros entornos, aprendiendo y ajustándonos a diferentes factores. Sin embargo, la química de su cerebro puede verse significativamente afectada en el caso de la adicción.

Adicción y Homeostasis

La adicción, ya sea a las drogas o al alcohol, puede cambiar el equilibrio natural de su cerebro, también conocido como su estado de homeostasis.

El cerebro supervisa o monitorea la homeostasis del cuerpo, haciendo ajustes para mantener un sistema saludable y en funcionamiento.Las drogas o el alcohol pueden interferir con el proceso, dañando el estado de homeostasis de su cuerpo.

Cuando eres adicto a una sustancia, estás sobreestimulando continuamente partes del cerebro, lo que dificulta que tu cuerpo se equilibre.

Cuando su cerebro tiene dificultad para lograr su equilibrio ideal, se ajusta para hacer frente a las reacciones de las sustancias adictivas. Luego crea un nuevo punto de ajuste para dar cuenta de la estimulación adicional; la creación de este nuevo punto de equilibrio se conoce como alostasis.

El problema con la alostasis

Su cerebro es increíblemente adaptable, pero esa capacidad de crear un nuevo punto de equilibrio a través de la alostasis puede cambiar la forma en que funciona su cerebro.El cambio en el punto de equilibrio desencadena comportamientos e impulsos particulares, que incluyen:

  • La necesidad de conseguir o ingerir drogas: La nueva química cerebral hace que la obtención de la droga sea el objetivo más importante, independientemente de las consecuencias. Esto puede hacer que las personas se lastimen a sí mismas oa otros, se arruinen o cometan delitos para obtener drogas.
  • Dificultad para dejar de fumar: Terminar con la adicción es extremadamente difícil, ya que el nuevo punto de equilibrio del cerebro depende de la influencia de la droga.
  • Falta de interés en otras actividades: El nuevo equilibrio cerebral significa que alimentar la adicción es todo lo que importa; otras prioridades, como el trabajo o las obligaciones familiares, se minimizan.

Una vez que se ha cambiado la homeostasis y se ha logrado la alostasis, el cerebro requiere la sustancia adictiva para mantener este nuevo punto de equilibrio.

Identificar la adicción a una sustancia

Debido al nuevo estado de homeostasis del cerebro, a veces puede resultarle difícil darse cuenta de que su cuerpo ha cambiado y de que se ha vuelto adicto a una sustancia. Los criterios utilizados para identificar la adicción establecen nueve trastornos relacionados con sustancias, entre los que se encuentran el alcohol, la cafeína, el cannabis, los alucinógenos, los inhalantes, los opioides, los sedantes, los estimulantes y el tabaco.

Independientemente de la sustancia, una adicción se define por cuatro características clave:

  1. Control Deteriorado: Debido a la homeostasis, es posible que ingiera más de lo que pretendía o que no pueda parar. También puede experimentar antojos tan intensos que anulan cualquier otro sentimiento.
  2. Deterioro social: Independientemente de cómo su adicción dañe a los demás, continúa participando en el abuso de sustancias.
  3. Uso arriesgado: A pesar de ser consciente del potencial de daño físico, puede continuar consumiendo drogas. Puede estar tan desesperado por obtener su próxima solución que se pondrá en riesgo para obtenerla.
  4. Tolerancia y retiro: A través de la tolerancia, necesitará más y más sustancia para obtener los mismos efectos. También puede experimentar síntomas de abstinencia si no obtiene la sustancia que anhela.

Deja un comentario

¿Qué es la ambigüedad racial?

A menudo es fácil saber cuál es el origen racial de alguien mirándolo. Por ejemplo, una persona puede tener las características físicas que asociamos con

El estrés de trabajar en casa

Trabajar desde casa definitivamente puede ser atractivo: sin código de vestimenta, sin supervisión en persona, sin tiempo de viaje y la libertad de decidir dónde