My Treatment Lender

Cómo ayudar a alguien con ansiedad

La ansiedad es una parte normal de la vida. De hecho, una buena dosis de preocupación incluso se considera protectora, ya que nos alerta del peligro. Sin embargo, si nota que un amigo, familiar o ser querido está demasiado preocupado por cosas como las tareas diarias, la seguridad de su familia o situaciones que otros ven como no amenazantes, es posible que este nivel saludable de ansiedad se haya vuelto excesivo.

Y si bien puede ser difícil ver a un amigo o familiar experimentar ansiedad, hay cosas que puede hacer para ayudar. Aquí hay nueve formas de ayudar a alguien con ansiedad.

Aprenda sobre la ansiedad

Los trastornos de ansiedad afectan a 40 millones de adultos estadounidenses mayores de 18 años, o al 18 % de la población cada año, lo que la convierte en la enfermedad mental más común en los Estados Unidos. Y aunque la ansiedad es una enfermedad tratable, solo alrededor de un tercio de los diagnosticados reciben tratamiento.

Dado que la ansiedad es un trastorno tan complejo, puede ser difícil de definir y diagnosticar con un único conjunto de criterios generales. Debido a esto, los profesionales de la salud mental han dividido el trastorno en varias categorías, incluido el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico y el trastorno de ansiedad social.

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

El trastorno de ansiedad generalizada o GAD se caracteriza por preocupaciones, pensamientos, emociones y acciones excesivas que ocurren la mayor parte del tiempo durante al menos seis meses. Las personas con GAD generalmente se preocupan por las actividades cotidianas como el trabajo, el dinero, la familia y la salud.

Trastorno de pánico

Según los Institutos Nacionales de Salud Mental, el trastorno de pánico ocurre en personas que tienen ataques de pánico inesperados y recurrentes, que son períodos repentinos de miedo, ansiedad o incomodidad intensos.Algunas personas experimentan la necesidad de huir hasta que termina el episodio, que generalmente alcanza su punto máximo en cuestión de minutos.

Desorden de ansiedad social

También llamada fobia social, la Asociación de Ansiedad y Depresión de América (ADAA) dice que este tipo de ansiedad se caracteriza por un miedo intenso a ser juzgado, evaluado negativamente o rechazado en una situación social o de desempeño.Debido a esto, a menudo evitan este tipo de situaciones y, si no pueden, experimentan una ansiedad y un estrés significativos.

Comprender los signos de ansiedad

La ansiedad puede manifestarse de muchas maneras y niveles de gravedad diferentes. Pero los síntomas o signos a menudo son los mismos. Si bien no es una lista exhaustiva, los siguientes síntomas físicos, pensamientos ansiosos y comportamientos son algunos de los más comunes.

  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Tensión muscular
  • Inquietud
  • Herido o al límite
  • Boca seca
  • Dolor de pecho
  • Transpiración
  • Dificultad para respirar
  • Dolores de estómago o náuseas
  • dolores de cabeza
  • Sentirse fuera de control
  • Sentimientos de pánico, miedo o nerviosismo
  • Dificultad para controlar los sentimientos de preocupación.
  • Pensamiento de todo o nada
  • Irritable
  • sobregeneralizando
  • Una sensación de muerte inminente
  • Dificultad para concentrarse
  • Creyendo que sucederá lo peor
  • Problemas para conciliar o permanecer dormido

Reconocer la ansiedad

Ayudar a alguien con ansiedad comienza con comprender y reconocer los signos de preocupación excesiva y aprender cómo apoyarlos mejor.

Muchas personas con un trastorno de ansiedad no reconocen lo que está pasando, dice un psiquiatra gail saltzMD, profesor asociado de psiquiatría en la Facultad de medicina Weill-Cornell del NY Presbyterian Hospital.

“Los amigos y la familia a menudo observan que su ser querido necesita ayuda con la ansiedad, a veces mejor que el propio ser querido”, dice Saltz.

Si su amigo o ser querido pregunta con frecuencia alguna forma de «¿y si sucede algo terrible?» y luego lo busca para que lo tranquilice, Saltz dice que al tranquilizarlo, en realidad está perpetuando su ansiedad.

En cambio, recomienda señalar que debido a que te preocupas por ellos, notas que buscan consuelo y, en realidad, los vuelve más ansiosos a largo plazo. Luego, dice Saltz, puede sugerir métodos para disminuir su ansiedad, como la práctica de la meditación, el ejercicio, la respiración profunda o hablar con un terapeuta.

Escuche y ayude a facilitar un plan

“Si conoce a alguien que está luchando contra la ansiedad, comuníquese con él y bríndele apoyo simplemente escuchando lo que tiene que decir”, dice Catherine Richardson, LPC, terapeuta de Talkspace. Si no está seguro de cómo iniciar la conversación, Richardson dice que les pregunte cómo puede ayudar.

“Hágales saber que pueden acudir a usted cuando se sientan ansiosos y que le gustaría estar allí para ellos”, dice ella.

Juntos, pueden idear un plan para facilitar este proceso, como reunirse en persona, hablar por teléfono o conectarse en línea. Richardson también recomienda preguntarles si hay algo que disfruten hacer, como ir al parque, ir a un restaurante en particular o ver una película favorita, que puedan hacer juntos.

Pero lo más importante, dice, anímalos a buscar ayuda si sientes que realmente están luchando y podrían beneficiarse de la terapia.

Reconocer lo que puede ayudar

Además de recibir ayuda médica profesional, se alienta a las personas que luchan contra la ansiedad a buscar formas de ayudar a controlar sus síntomas en el hogar. Hay una variedad de enfoques y actividades que las personas pueden probar como parte de un plan de tratamiento general, que incluyen:

  • Ejercicio regular o cualquier tipo de actividad física.
  • Meditación mindfulness y respiración profunda
  • Manejo de la relajación muscular progresiva
  • Dormir
  • Limitar el alcohol y la cafeína (ambos pueden desencadenar ataques de ansiedad y pánico)
  • Desafiar los pensamientos negativos y concentrarse en lo que puede controlar
  • Limitar el tiempo de preocupación, pero no combatirlo (dar un límite de tiempo de 10 a 20 minutos para preocuparse por todos los problemas que le molestan y luego apagarlo)

Sepa lo que no es útil

Según Saltz, es importante entender que seguir siendo el que dice «no te preocupes por eso porque…» en realidad no está ayudando, incluso si tu amigo o ser querido piensa que sí. “No puedes hacer que alguien deje de buscar consuelo, pero puedes decirle que en realidad está empeorando la situación”, dice ella.

Otro error a evitar, dice Richardson, es asumir el papel de un profesional clínico. «Incluso si tienes experiencia con la ansiedad, no siempre sabes qué es lo mejor para otra persona», dice ella.

En cambio, Richardson recomienda ser solidario y transparente y hacerle saber a su amigo o ser querido que está allí para ayudarlo. «También puede compartir lo que podría haber funcionado para usted, pero luego bríndeles espacio y consideración positiva incondicional mientras navegan por su propio viaje», dice ella.

También es importante evitar juzgar y culpar a un ser querido cuando se siente ansioso. Incluso cuando estés más frustrado, detente, respira y da un paso atrás. Necesitan ver que los amas incondicionalmente, incluso cuando la ansiedad es alta.

Establecer limitaciones

“Puedes sugerir ayuda, pero al final del día, no puedes forzar la ayuda”, dice Saltz.

Cuando esto sucede, dice Saltz, puede ayudarlos a encontrar un terapeuta u ofrecerles acompañarlos a la sesión, pero en realidad no puede obligarlos a ir ni obligarlos a participar de manera significativa.

Conocer sus limitaciones también incluye cuidarse a sí mismo. Esto es especialmente cierto si estás en una relación con alguien que está lidiando con la ansiedad. Al hablar con un experto en salud mental, puede comprender mejor su función y cómo manejar mejor las emociones mientras apoya a un ser querido.

Compartir recursos

Incluso si su amigo o ser querido tiene una lista de recursos o sitios web dedicados a la ansiedad, aún puede buscar sitios, libros, artículos y aplicaciones útiles para compartir con ellos. Si tiene acceso a un médico o experto en salud mental familiarizado con el tratamiento de la ansiedad, también puede pedirles recursos.

Aquí hay algunos para comenzar:

Sepa cuándo es el momento de pedir ayuda

Aunque los síntomas de la ansiedad pueden sentirse abrumadores y permanentes, la ansiedad es altamente tratable. Si alguien a quien ama experimenta ansiedad generalizada, o le preocupa que la ansiedad esté interfiriendo con la vida diaria, aliéntelo a buscar ayuda de su médico de atención primaria o profesional de salud mental.

De todas las formas de ayudar a alguien con ansiedad, esta puede ser la más importante.

Como amigo o ser querido, su función es ofrecer apoyo, no tratamiento. Ofrécete a ayudar a encontrar un terapeuta, psicólogo o psiquiatra que trate la ansiedad. Hable con ellos sobre las opciones de terapia en línea y en persona.

Las personas que viven con ansiedad a menudo pueden sentirse mejor al someterse a una combinación de terapias, que incluyen psicoterapia, medicamentos y autocontrol.

Deja un comentario

Síntomas positivos en la esquizofrenia

Los síntomas positivos típicos de la esquizofrenia, como las experiencias alucinatorias o las creencias delirantes fijas, tienden a ser muy molestos y disruptivos, no son

¿Qué es una familia disfuncional?

Las familias disfuncionales son terreno fértil para el abandono, el abuso, el secreto, la adicción o la negación. En estos sistemas familiares, las necesidades emocionales