My Treatment Lender

Afrontamiento, apoyo y vivir bien

El trastorno del espectro autista (TEA) es una de las discapacidades del desarrollo más comunes en los Estados Unidos. La condición también afecta significativamente a niños y hombres más que a niñas y mujeres. Sin embargo, estos números podrían estar sesgados, ya que es más probable que las mujeres y las niñas reciban un diagnóstico erróneo de TEA, ya que tienen síntomas más silenciosos.

Obtener un diagnóstico de ASD puede ser aterrador tanto para la persona con la afección como para sus familias. Si bien actualmente no existe una cura para el ASD, existen planes de tratamiento que pueden ayudar a una persona con ASD a vivir una vida relativamente normal y tener interrupciones mínimas en su funcionamiento diario.

Si acaba de enterarse de que usted o su hijo tienen ASD, su principal preocupación debe ser lo que sigue. Si nunca ha vivido con una persona que tiene la afección, puede ser confuso descubrir cómo ayudarse a sí mismo oa alguien que ama.

Este artículo explora los impactos emocionales, físicos y sociales de vivir con TEA. También brinda consejos a las personas que cuidan a otra persona con TEA.

Impacto emocional de vivir con autismo

Lidiar con ASD puede tener un costo emocional para las familias y las personas que viven con la afección. Necesitan obtener todo el apoyo emocional que puedan.

Para un adulto autista, finalmente obtener un diagnóstico después de toda una vida de vivir con síntomas de una condición que no sabía que tenía puede ser difícil.

El diagnóstico también puede ser difícil de entender para los niños cuando están en una edad en la que es necesario explicárselo. Esto a menudo resulta en ciertas trampas emocionales como:

  • Hacer rabietas prolongadas
  • Volverse aún más retraído de lo habitual
  • tener problemas para dormir

Estas reacciones emocionales a menudo pueden imitar otras condiciones de salud mental como la depresión y las dos condiciones a veces ocurren simultáneamente.

El autismo puede coexistir con otras afecciones, como el TDAH, la ansiedad, el sueño y los trastornos gastrointestinales.

Lidiar con las emociones de un diagnóstico de TEA es aún más difícil para las personas que viven con TEA, ya que suelen tener problemas para procesar y comunicar sus emociones.

Muchas personas que viven con TEA experimentan ansiedad. Esto suele ser provocado por las frustraciones de cómo los síntomas de la afección afectan su vida cotidiana.

Si su hijo presenta síntomas de ansiedad, podría deberse a una frustración temporal y no a que haya desarrollado un trastorno de ansiedad. En cambio, podría deberse a que están experimentando una sobreestimulación a ciertos estímulos o ha habido una interrupción en sus rutinas habituales.

Su ansiedad también podría ser el resultado de sentirse incomprendidos cuando intentan comunicarse con los demás. Todo esto puede ser especialmente común con los niños no verbales que viven con TEA.

Los niños autistas también son propensos a sufrir crisis, especialmente cuando acaban de ser diagnosticados. Sin embargo, la gravedad y la frecuencia de sus crisis se reducen a medida que se adaptan a vivir con la afección y comienzan un régimen de tratamiento.

Impacto físico de vivir con autismo

Para las personas autistas, la condición tiende a seguir siendo un punto de atención cada vez que están en el consultorio del médico. Sin embargo, es importante estar al tanto de otros controles médicos regulares, como exámenes físicos anuales y visitas dentales mensuales.

Hay varios programas de tratamiento adaptados a las personas con TEA. Muy pocos de estos programas incluyen un régimen de actividad física. Algunas personas con ASD pueden encontrar que sus habilidades motoras, como caminar o la coordinación, se ven afectadas por la afección.

Se ha demostrado que mantenerse físicamente activo mejora las habilidades de comunicación y reduce los comportamientos negativos en los niños autistas.

Una persona con ASD necesita mantenerse activa para mantenerse saludable. Comer una dieta balanceada, hacer ejercicio regularmente y dormir lo suficiente es tan importante como cualquier plan de tratamiento que involucre medicamentos y psicoterapia.

Participar en actividades organizadas de juegos y deportes grupales también puede ayudar a un niño autista a desarrollar sus habilidades sociales.

A algunas personas con TEA les resulta difícil mantener una dieta equilibrada porque son quisquillosas para comer. No es raro escuchar que una persona autista se niega a comer ciertos alimentos debido a su color, sabor o textura.

Como cuidador de una persona autista, es esencial trabajar con ellos en torno a sus preferencias alimentarias para encontrar alimentos que les gusten pero que también sean saludables. Puede llevar algún tiempo trabajar en este proceso, y la persona con TEA puede tener una rabieta ocasional, por lo que es importante ser paciente con ellos.

Puede llevar un diario de alimentos de los alimentos que les gustan y los que no les gustan y crear un horario de alimentos a partir de ahí.

Algunas personas con ASD también tienen problemas para dormir. Esto puede ser provocado por varias razones, desde inquietud hasta sobreestimulación. Para ayudar a su hijo autista a dormir lo suficiente, debe apegarse a un horario estricto para acostarse y comenzar una rutina a la hora de acostarse para ayudarlo a relajarse.

Si tiene TEA y le resulta difícil dormir lo suficiente, seguir una rutina estricta a la hora de acostarse también lo beneficiará. Lleva un diario del sueño y anota los días en los que tienes problemas para dormir y lo que crees que podría estar causándolo.

Impacto social de vivir con autismo

A las personas autistas a menudo les resulta difícil socializar. Sin embargo, es increíblemente importante que una persona que vive con TEA obtenga el apoyo social adecuado. El apoyo social puede provenir de familiares, amigos y reuniones de grupos de apoyo locales en su área.

Unirse a un grupo de apoyo local no solo brinda ayuda a la persona que vive con ASD, sino también a sus familias. Puede conocer a otras familias en situaciones similares en las reuniones de grupos de apoyo, especialmente familias que pueden tener más experiencia en el manejo de ASD. Es posible que le ofrezcan valiosos consejos y trucos.

De acuerdo con la Ley de Educación para Individuos con Discapacidades (IDEA), los niños con condiciones como ASD son elegibles para recibir ciertos servicios gratuitos o de bajo costo para ayudar con su condición. Estos servicios incluyen fisioterapia, terapia del habla, evaluaciones médicas y otros servicios.

Si sospecha que su hijo tiene ASD u otros problemas de desarrollo pero no ha recibido un diagnóstico, IDEA permite que los niños menores de 10 años se beneficien de estos servicios.

Cuidar y ayudar a los demás

Si está cuidando a una persona que vive con autismo, es importante recordar que también debe cuidarse a sí mismo. Dependiendo de la gravedad de sus síntomas, la afección a veces puede ser difícil de manejar. Cuidar de su propia salud emocional y física lo ayuda a brindar el mejor apoyo a la persona autista que está cuidando.

El autismo es una afección de por vida, pero una persona con ASD puede vivir una vida relativamente normal con el tratamiento y la atención adecuados.

Si tienes un hijo autista, es crucial ser paciente cuando te comuniques con él. Habla con claridad y usa su nombre con frecuencia para que sepa que le estás hablando. Si tiene un hijo severamente no comunicativo, también puede usar señas y gestos para ayudar a la comunicación.

Deja un comentario

¿Cómo causa aterosclerosis fumar?

La aterosclerosis es una enfermedad potencialmente mortal en la que el colesterol, los desechos celulares, el calcio y otras sustancias grasas se depositan a lo

¿Qué es una evaluación psiquiátrica?

¿Qué es una evaluación psiquiátrica? Evaluación psiquiátrica Una evaluación psiquiátrica es una entrevista clínica que comprende la primera visita a un psiquiatra. Su finalidad es

Psicología Infantil en Barcelona

¿Hay algún comportamiento de tu hijo/a que te preocupe? Si buscas un psicólogo infantil en Barcelona en Psyathome podemos ayudarte. Los psicólogos infantiles realizan un