My Treatment Lender

Adicción y Dependencia – Benzodiazepinas

Las benzodiazepinas son una clase de medicamentos comúnmente recetados para el tratamiento de la ansiedad y los ataques de pánico asociados con el trastorno de pánico. No hay duda de que las benzodiazepinas pueden ser física y psicológicamente adictivas. Sin embargo, lo que está en debate es el alcance del problema entre los usuarios que toman estos medicamentos únicamente con fines terapéuticos en el tratamiento de la ansiedad.

Para obtener una imagen más clara de los riesgos de dependencia asociados con el uso de benzodiazepinas, es importante hacer la distinción entre dependencia de drogas y adicción a las drogas. ¿La dependencia física de una benzodiazepina es lo mismo que la adicción? Si se presentan síntomas de abstinencia al suspender una benzodiazepina, ¿significa esto que se ha producido una adicción?

Dependencia

La dependencia física de una droga puede identificarse por los síntomas de abstinencia si la droga se interrumpe o disminuye abruptamente. Si bien la dependencia física puede ser un componente de la adicción, no es, en sí misma, una adicción.

La dependencia física es una consecuencia de muchos medicamentos.

Por ejemplo, ciertos medicamentos para la presión arterial pueden causar dependencia física. Sin embargo, estos medicamentos no conducen a la adicción.

La dependencia física puede ser un resultado esperado del uso terapéutico a largo plazo de las benzodiazepinas. Tal dependencia puede causar síntomas de abstinencia si el medicamento se suspende abruptamente o se reduce demasiado rápido. Estos síntomas pueden incluir:

  • Ansiedad
  • Diarrea/malestar estomacal
  • Insomnio
  • Calambres musculares
  • dolores de cabeza
  • Disminución de la concentración
  • Respiración rápida
  • Temblores
  • convulsiones

Si una persona depende físicamente de una benzodiazepina, las complicaciones de la abstinencia pueden evitarse disminuyendo lentamente la dosis del medicamento durante un período de tiempo.

Adiccion

La adicción a las drogas es una enfermedad cerebral identificada por componentes de dependencia física y psicológica. La desintoxicación puede resultar al final de la dependencia física, pero el componente psicológico mantiene un control firme sobre el adicto. Es este componente el que hace que mantener la sobriedad sea tan difícil para quienes lo padecen. No hay cura para la adicción y mantener la sobriedad suele ser una búsqueda continua para los afectados.

La adicción a las drogas da como resultado comportamientos de búsqueda de drogas y uso continuo a pesar de las consecuencias negativas. Los comportamientos de búsqueda de drogas con una benzodiazepina pueden incluir obtener la droga de más de un proveedor o la obtención ilegal de la droga sin receta médica.

La adicción a las benzodiazepinas u otras drogas puede tener consecuencias negativas en muchas funciones de la vida. Estas consecuencias pueden incluir pérdida de productividad laboral, problemas familiares o de relación o problemas legales. La adicción a las drogas resulta en el uso continuado de la droga a pesar de las consecuencias negativas.

De acuerdo con la Sociedad Estadounidense de Medicina de la Adicción, la adicción a las drogas difiere de la drogodependencia. No todas las personas con dependencia física de una droga desarrollarán una adicción. Se cree que ciertas personas están predispuestas o son vulnerables a la adicción debido a influencias biológicas, psicológicas y sociales.

Los signos de adicción a las drogas pueden incluir:

  • Comportamientos de búsqueda de drogas (obtención de la droga de varios médicos, obtención ilegal de la droga)
  • Antojos por la droga
  • Preocupación por obtener la droga.
  • Uso indebido de la droga por intoxicación o placer.
  • Dependencia y abstinencia al suspender el fármaco
  • Interferencia con las funciones normales de la vida (disminución de la productividad laboral, disminución de la motivación)
  • Problemas de pareja
  • Asuntos legales
  • Uso continuado a pesar de las consecuencias negativas

Pseudoadicción

El comportamiento de búsqueda de drogas es un componente habitual de la adicción. Pero, este tipo de comportamiento también puede ser el resultado de síntomas genuinos que no han sido tratados adecuadamente. Por ejemplo, una persona que tiene síntomas de ansiedad y pánico puede adoptar un comportamiento de búsqueda de drogas para controlar sus síntomas. Esta no es una verdadera adicción porque el individuo no busca la droga por placer y no exhibe comportamientos de búsqueda de drogas una vez que los síntomas de pánico se tratan adecuadamente.

Uso a largo plazo de benzodiazepinas

Muchas personas a las que se les prescribe terapia con benzodiazepinas a largo plazo para la ansiedad asociada con el trastorno de pánico u otro trastorno de ansiedad se preocupan por volverse «adictas». Algunos médicos pueden suspender el tratamiento con benzodiacepinas debido al mismo problema. Muchos estudios han sugerido que el uso prolongado de benzodiazepinas es eficaz y seguro y no genera adicción en la mayoría de las personas que reciben tratamiento para la ansiedad. Pero, para algunas personas, el uso de benzodiazepinas puede conducir a la adicción. Este riesgo parece mayor en aquellos con antecedentes de adicción al alcohol u otras drogas o aquellos que abusan activamente del alcohol u otras drogas.

Es importante recordar que las benzodiazepinas generalmente son seguras y efectivas cuando se usan según las indicaciones. La tolerancia y la dependencia pueden resultar, e incluso pueden esperarse, con el uso a largo plazo. Pero, esto no es lo mismo que la adicción. Si cree que tiene un problema de adicción, recuerde que hay ayuda disponible. Hable con su médico u otros proveedores de atención médica sobre las opciones de tratamiento.

Deja un comentario

5 cosas que hacer si te sientes enojado

¿Te encuentras preguntándote, “¿Por qué estoy tan enojado?” Puede ser una señal de que necesita encontrar formas saludables de manejar esta emoción difícil. La ira

Trastorno de personalidad dependiente

¿Te suenan estas afirmaciones? No puedo valerme por mí mismo. Necesito ayuda y protección en todo momento. ¡Cuesta tanto tomar decisiones! Tal vez te suenen

Problemas de la convivencia

Hay varias razones por las que decidiste vivir con tu pareja: Razones económicas. Si compartes piso, ahorras en tus gastos. Planes futuros o matrimonio. Hace