Psyathome

¿Qué es el efecto Mandela?

El Efecto Mandela se refiere a una situación en la que una gran masa de personas cree que un evento ocurrió cuando no fue así. Mirando el origen del efecto Mandela, algunos ejemplos famosos, así como algunas explicaciones potenciales para esta extraña confluencia de percepciones, pueden ayudar a arrojar luz sobre este fenómeno único.

Orígenes del Efecto Mandela

El término «Efecto Mandela» fue acuñado por primera vez en 2009 por Fiona Broome cuando creó un sitio web para detallar su observación del fenómeno. Broome estaba en una conferencia hablando con otras personas sobre cómo recordaba la tragedia de la muerte del expresidente sudafricano Nelson Mandela en una prisión sudafricana en la década de 1980.

Sin embargo, Nelson Mandela no murió en la década de 1980 en una prisión: falleció en 2013. Cuando Broome comenzó a hablar con otras personas sobre sus recuerdos, supo que no estaba sola. Otros recordaron haber visto la cobertura de noticias de su muerte, así como un discurso de su viuda.

Broome se sorprendió de que una masa tan grande de personas pudiera recordar el mismo evento idéntico con tanto detalle cuando nunca sucedió. Alentada por el editor de su libro, comenzó su sitio web para discutir lo que llamó el Efecto Mandela y otros incidentes similares.

Haz clic en Reproducir para obtener más información sobre el efecto Mandela

Ejemplos notables

La historia de Nelson Mandela no es el único ejemplo de este tipo de falsa memoria grupal. A medida que el concepto del Efecto Mandela creció junto con el sitio web de Broome, comenzaron a surgir otros recuerdos falsos del grupo.

Enrique VIII comiendo una pierna de pavo

La gente tenía un recuerdo de una pintura de Enrique VIII comiendo una pierna de pavo, aunque tal pintura nunca existió. Sin embargo, se han creado caricaturas similares.

Luke yo soy tu padre

Si viste Star Wars: Episodio V: El Imperio Contraataca, probablemente recuerdes a Darth Vader pronunciando la famosa frase «Luke, soy tu padre».

Es posible que te sorprenda saber, entonces, que la frase en realidad era: «No, soy tu padre». La mayoría de la gente tiene recuerdos de que la línea es la primera en lugar de la segunda.

Espejo Espejo en la pared

Si viste Blancanieves y los siete enanitos, probablemente recuerdes la frase «Espejo, espejo en la pared, ¿quién es la más hermosa de todas?» Es posible que se sorprenda al saber, entonces, que la línea en realidad comenzó con la frase «magia espejo en la pared» en su lugar.

Óscar Mayer

Existe cierta controversia sobre la ortografía de la famosa marca de perritos calientes, Oscar Mayer weiners. Algunas personas afirman recordar que la marca se escribe «Meyer» en lugar de «Mayer» (la ortografía correcta).

Ubicación de Nueva Zelanda

¿Dónde está Nueva Zelanda en relación con Australia? Si miras un mapa, verás que está al sureste del país. Sin embargo, hay una comunidad de personas que afirman recordar que Nueva Zelanda es el noreste en lugar del sureste.

Osos Berenstein

La famosa serie de libros infantiles «Berenstain Bears» no es inmune al efecto Mandela. Muchas personas informan que recuerdan que el nombre es el Berenstein Osos (deletreados con una «e» en lugar de una «a»).

Esto es similar al problema de Oscar Mayer y sugiere quizás una razón cognitiva subyacente para el Efecto Mandela en lugar de realidades paralelas, como creen algunas personas.

Shazam

Uno de los ejemplos más conocidos del Efecto Mandela es la memoria colectiva de una película llamada «Shazaam» protagonizada por el actor/comediante Sinbad en la década de 1990.

De hecho, tal película no existe, aunque hubo una película infantil llamada Kazaam y algunas otras coincidencias que podrían ayudar a explicar cómo se creó (o recordó) esta película en la mente de muchas personas.

Posibles explicaciones

Entonces, ¿por qué sucedería este efecto? Vamos a explorar.

realidades alternativas

Una teoría sobre la base del efecto Mandela se origina en la física cuántica y se relaciona con la idea de que, en lugar de una línea de tiempo de eventos, es posible que estén ocurriendo realidades o universos alternativos y mezclándose con nuestra línea de tiempo. En teoría, esto daría como resultado que grupos de personas tengan los mismos recuerdos porque la línea de tiempo se ha alterado a medida que cambiamos entre estas diferentes realidades.

No estás solo si crees que esto suena un poco poco realista. Desafortunadamente, la idea de realidades alternativas no es falsable, lo que significa que no hay forma de refutar verdaderamente que estos otros universos no existen.

Esta es la razón por la que una teoría tan descabellada sigue ganando terreno entre las comunidades del efecto Mandela. No puedes probar que no es real, por lo que no puedes descartar totalmente la posibilidad de que sea así. Para muchas personas, la emoción de un poco de misterio en la vida cotidiana probablemente también entre en juego.

recuerdos falsos

Una explicación más probable para el efecto Mandela involucra recuerdos falsos. Antes de considerar qué se entiende por falsos recuerdos, veamos un ejemplo del efecto Mandela, ya que nos ayudará a comprender cómo la memoria puede ser defectuosa (y puede conducir al fenómeno que estamos describiendo).

¿Quién fue Alexander Hamilton? La mayoría de los estadounidenses aprendieron en la escuela que él era el padre fundador de los Estados Unidos de América, pero que no era presidente. Sin embargo, cuando se les pregunta sobre los presidentes de los Estados Unidos, muchas personas creen erróneamente que Hamilton fue presidente. ¿Por qué?

Si consideramos una simple explicación de la neurociencia, el recuerdo de Alexander Hamilton está codificado en un área del cerebro donde se almacenan los recuerdos de los presidentes de los Estados Unidos. El medio por el cual se almacenan las huellas de la memoria se denomina engrama y el marco en el que se asocian recuerdos similares entre sí se denomina esquema.

Entonces, cuando las personas intentan recordar a Hamilton, esto activa las neuronas en estrecha conexión entre sí, trayendo consigo la memoria de los presidentes. (Aunque esta es una explicación demasiado simplificada, ilustra el proceso general).

Cuando los recuerdos se recuerdan, en lugar de recordarlos perfectamente, se ven influenciados hasta el punto de que eventualmente pueden volverse incorrectos. De esta forma, la memoria no es fiable ni infalible.

Conceptos relacionados con la memoria

Esto lleva a la probabilidad de que los problemas con la memoria, y no los universos alternativos, sean la explicación del efecto Mandela. De hecho, hay una serie de subtemas relacionados con la memoria que pueden desempeñar un papel en este fenómeno.

Aquí hay algunas posibilidades a considerar:

  • Confabulación: La confabulación implica que tu cerebro llene los espacios que faltan en tus recuerdos para darles más sentido. Esto no es mentir, sino recordar detalles que nunca sucedieron. La confabulación tiende a aumentar con la edad.
  • Información engañosa posterior al evento: La información que aprende después de un evento puede cambiar su recuerdo de un evento. Esto incluye información sutil del evento y ayuda a explicar por qué el testimonio de testigos oculares puede no ser confiable.
  • Cebado: El cebado describe los factores que conducen a un evento que afecta nuestra percepción del mismo. También llamado sugestionabilidad y presuposición, el priming es la diferencia entre preguntar cómo pequeño una persona es, versus cómo alto una persona es Diciendo: «¿Viste los coche negro?» en lugar de «…a coche negro?» hace una sugerencia sutil que influye en la respuesta y la memoria.

En esencia, los recuerdos son fragmentos de información vulnerables almacenados en el cerebro que pueden cambiar con el tiempo. Si bien asumimos que nuestros recuerdos son precisos, este no es necesariamente el caso.

El impacto de Internet

No se debe subestimar el papel de Internet en la influencia de los recuerdos de las masas. Probablemente no sea una coincidencia que la consideración del efecto Mandela haya crecido en esta era digital.

Internet es una forma poderosa de difundir información, y con esta difusión de información surge la posibilidad de que los conceptos erróneos y las falsedades ganen terreno. Luego, las personas comienzan a crear comunidades basadas en estas falsedades y lo que alguna vez estuvo en la imaginación comienza a parecer real.

De hecho, en un gran estudio de más de 100 000 noticias discutidas en Twitter, realizado durante un período de 10 años, mostró que los engaños y los rumores vencieron a la verdad cada vez en aproximadamente un 70 %. Esto tampoco fue el resultado de manipulación o bots: las cuentas reales verificadas de personas reales fueron responsables de difundir información falsa a un ritmo mucho mayor que la verdad.

Esta noción de la velocidad con la que se difunde información falsa en Internet podría ayudar a explicar el efecto Mandela.

Como cada persona interviene con su propia experiencia o recuerdo de un evento, esos falsos recuerdos podrían afectar los recuerdos de otras personas, tiñéndolos así para recordar los eventos de la misma manera.

Por ejemplo, Sinbad protagonizó otras películas en la década de 1990 y apareció en un póster de la película «Houseguest» que salía de un buzón (parecía un genio, lo que podría explicar la asociación con la película «Shazaam»). Sinbad también se vistió como un genio para un evento que organizó en la década de 1990.

Cuando una persona mencionó esta película «Shazaam» (probablemente en Internet), alteró los recuerdos de otras personas que intentaron recordar las películas que Sinbad hizo en la década de 1990. Las comunidades en línea difundieron esta información hasta que pareció ser un hecho.

Esta explicación está respaldada por la evidencia de que recordar algo repetidamente aumenta su confianza en la memoria, incluso si se vuelve más imprecisa con el tiempo. A medida que más y más personas proporcionaron detalles incorrectos, estos se incorporaron a la memoria de otras personas como hechos y fortalecieron su convicción de que eran correctos.

Una palabra de Psyathome

El efecto Mandela continúa siendo objeto de acalorados debates, a pesar de la evidencia razonable de que es más probable que se explique en términos de la falibilidad de la memoria humana que alguna forma de universos paralelos en funcionamiento.

Por supuesto, no lo sabemos todo. A medida que continúen ocurriendo más incidentes del efecto Mandela, tal vez más investigaciones sobre los orígenes arrojen luz sobre las causas.

Deja un comentario

Qué hacer si te sientes así

Tener un cuerpo no es tarea fácil. Al igual que nuestras mentes, nuestros cuerpos son bastante ineludibles. Y si bien tener un cuerpo solo puede