Psyathome

Pruebas de TDAH para adultos

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta el funcionamiento ejecutivo, el control de los impulsos y la concentración de una persona. Aunque los síntomas del TDAH pueden ser conductuales, es una diferencia cerebral con la que una persona nace.

¿Qué es el TDAH?

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, 5ª edición (DSM-5), el TDAH se caracteriza por un tipo de falta de atención, un tipo hiperactivo-impulsivo o un tipo combinado.

Los síntomas de tipo desatento TDAH incluyen:

  • Errores por descuido al completar tareas
  • Dificultad para mantener la atención en tareas no preferidas
  • Dificultad para mantener el foco cuando se le habla directamente
  • No terminar las tareas
  • Desorganización
  • Evitar tareas que requieren mucho esfuerzo.
  • perder cosas
  • Distraerse fácilmente
  • Olvido

Los síntomas de tipo hiperactivo-impulsivo TDAH incluyen:

  • Inquietud
  • Levantarse del asiento en momentos inapropiados
  • Correr o escalar en momentos inapropiados
  • Incapacidad para trabajar o jugar en silencio.
  • Moviéndose como si fuera «impulsado por un motor»
  • hablar en exceso
  • Respuestas bruscas antes de que la pregunta termine
  • Incapacidad para esperar su turno
  • Interrumpir en conversaciones

Los síntomas generalmente se manifiestan en la primera infancia, interfieren con el funcionamiento y no se atribuyen a otro problema médico o diagnóstico de salud mental. Para ser diagnosticado con TDAH, debe tener seis o más síntomas de TDAH de tipo inatento, TDAH de tipo hiperactivo-impulsivo o ambos.

¿Por qué alguien se haría la prueba del TDAH siendo adulto?

Las personas con TDAH nacen con diferencias cerebrales respecto de las que no tienen TDAH. Sin embargo, estos síntomas pueden no manifestarse hasta más tarde en la vida. Esto puede ocurrir cuando las personas con TDAH enmascaran sus síntomas debido a influencias protectoras, como la organización de los padres o un alto coeficiente intelectual, o cuando hay un diagnóstico erróneo de otra afección, como la ansiedad.

Cuando alguien enmascara sus síntomas de TDAH, es posible que no se le diagnostique hasta la edad adulta. Las diferencias en el desarrollo neurológico a menudo se manifiestan en la infancia, pero si una persona puede compensar sus síntomas, es posible que no muestre síntomas hasta que sea mayor.

A veces, cuando alguien ha compensado durante mucho tiempo, llega a un punto en el que sus estrategias de enmascaramiento ya no son efectivas y ya no puede ocultar sus dificultades.

Para muchas personas, la pandemia de COVID-19 provocó un aumento de los niveles de estrés que interfirió con su capacidad para compensar los problemas de atención o la disfunción ejecutiva. Además, trabajar desde casa creó el desafío adicional de vivir en el trabajo y tener más libertad sobre la estructura del día. Muchos adultos reportaron mayor estrés, más dificultad para tomar decisiones y más problemas de salud mental que antes de la pandemia, lo que llevó a un aumento en la búsqueda de servicios y evaluaciones.

Dado que muchos piensan que el TDAH es un diagnóstico infantil, puede ser un desafío recibir un diagnóstico en la edad adulta. Los adultos pueden atribuir sus síntomas a la depresión, sin darse cuenta de que tienen TDAH. Sin embargo, existen pruebas y evaluaciones para adultos con TDAH no diagnosticado.

¿Qué pruebas de TDAH para adultos existen?

Recibir un diagnóstico de TDAH en la edad adulta puede ser un desafío porque los síntomas se ven diferentes en los niños en comparación con los adultos, y muchos especialistas diagnostican principalmente a los niños. Por ejemplo, es posible que los adultos no manifiesten tantos síntomas de hiperactividad como los niños o que experimenten hiperactividad en forma de pensamientos acelerados en lugar de movimientos corporales.

Existen varias medidas que los proveedores pueden usar para evaluar a los adultos en busca de TDAH:

  • Test de Atención Variable (TOVA): El TOVA mide su capacidad para atender una tarea no preferida y evalúa sus habilidades de atención en tiempo real. Compara su desempeño con el de otros que tienen y no tienen TDAH. A veces, el TOVA no es concluyente, o alguien con un problema de atención puede desempeñarse bien porque está compensando, por lo que el TOVA generalmente no se administra solo.
  • Escalas de calificación de TDAH para adultos de Conners (CAARS): El CAARS es una escala de calificación que mide la atención, el control de los impulsos y la hiperactividad. Determina si sus síntomas son compatibles con el TDAH. Hay una escala de autoinforme y una escala de observador, que alguien que te conozca bien puede completar.
  • Escala de autoinforme de TDAH para adultos (ASRS): El ASRS es otra medida de autoinforme que determina en qué medida sus síntomas coinciden con los criterios de diagnóstico del DSM para el TDAH.
  • El Inventario de Calificación del Comportamiento del Funcionamiento Ejecutivo-Versión para Adultos (BRIEF-A): El BRIEF-A analiza varios aspectos del funcionamiento ejecutivo, como su capacidad para realizar tareas, cambiar de actividad, organizar pertenencias o pensamientos y recordar información importante. Compara cualquier dificultad que tenga con otras personas de su edad para determinar si hay deficiencias.
  • Escalas de calificación de TDAH para adultos de Barkley (BAARS): El BAARS es similar al CAARS y utiliza datos de observación y de autoinforme para medir sus síntomas en comparación con los criterios de diagnóstico del TDAH del DSM.
  • Evaluaciones cognitivas: Aunque sus habilidades cognitivas por sí solas no determinan si tiene o no TDAH, pueden ayudar a determinar cuáles son sus fortalezas y debilidades y ayudar con la planificación del tratamiento.

¿Quién puede diagnosticar el TDAH en adultos?

Puede ser abrumador encontrar un proveedor que lo evalúe para el TDAH. Su proveedor de atención primaria o compañía de seguros podría brindarle información de derivación para una evaluación. Si tiene un terapeuta individual, es posible que también tenga opciones de derivación.

Muchos psicólogos tienen formación en evaluaciones psicológicas. Además, algunos psiquiatras pueden evaluar y diagnosticar el TDAH. Si hay un programa de posgrado en psicología o una escuela de medicina en su área, es posible que ofrezcan evaluaciones. Puede buscar en los directorios de terapeutas proveedores que se especialicen en la evaluación y el tratamiento del TDAH.

¿Qué sucede después de que te diagnostican?

Si cumple con los criterios y se le diagnostica TDAH, su proveedor debe brindarle opciones de tratamiento y recomendaciones. Muchas organizaciones ofrecen recursos gratuitos y educación sobre el TDAH que pueden ayudarlo a comprender sus síntomas y ponerlo en contacto con fuentes de apoyo. Estos recursos también pueden ayudar a sus seres queridos a comprender su diagnóstico.

Según sus necesidades y preferencias, puede beneficiarse de los servicios de terapia para ayudarlo a controlar sus síntomas o tratar cualquier otro diagnóstico que pueda tener además del TDAH. Su proveedor también podría recomendarle medicamentos para controlar sus síntomas. Puede hacer preguntas y determinar qué opciones de tratamiento son adecuadas para usted.

Aunque puede ser desafiante o aterrador buscar apoyo para el TDAH no diagnosticado en la edad adulta, hay apoyo disponible y nunca es demasiado tarde para ser evaluado.

Deja un comentario

El miedo a quedar atrapado

La cleitrofobia, el miedo a quedar atrapado, a menudo se confunde con la claustrofobia, el miedo a los espacios cerrados. La cleitrofobia está relacionada con

¿Qué es la psicocirugía?

¿Qué es la psicocirugía? La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el campo de la psicocirugía como “la extirpación o destrucción quirúrgica selectiva de

Odochi Ibe – Mente muy bien

Reflejos Nuestra humanidad no se puede cuantificar, pero será respetada. —Odochi Ibe Experiencia Mi narración se centra en las personas y cae bajo el paraguas