Psyathome

Estilos y marcos de liderazgo

Un estilo de liderazgo se refiere a los comportamientos característicos de un líder al dirigir, motivar, guiar y gestionar grupos de personas. Los grandes líderes pueden inspirar movimientos políticos y cambios sociales. También pueden motivar a otros a actuar, crear e innovar.

A medida que comienza a considerar a algunas de las personas que considera grandes líderes, puede ver de inmediato que a menudo hay grandes diferencias en la forma en que cada persona lidera. Afortunadamente, los investigadores han desarrollado diferentes teorías y marcos que nos permiten identificar y comprender mejor estos diferentes estilos de liderazgo.

¿Qué son los estilos de liderazgo?

Los estilos de liderazgo son clasificaciones de cómo se comporta una persona mientras lidera un grupo. Los estilos de liderazgo de Lewyn son autoritario (autocrático), participativo (democrático) y delegativo (laissez-faire).

Ilustración de Joshua Seong, Psyathome

Estilos de liderazgo de Lewin

En 1939, un grupo de investigadores dirigido por el psicólogo Kurt Lewin se propuso identificar diferentes estilos de liderazgo.Si bien investigaciones posteriores han identificado tipos más distintos de liderazgo, este estudio inicial fue muy influyente y estableció tres estilos principales de liderazgo que han proporcionado un trampolín para teorías de liderazgo más definidas.

En el estudio de Lewin, los escolares fueron asignados a uno de tres grupos con un líder autoritario, democrático o laissez-faire. Luego, los niños fueron guiados en un proyecto de artes y manualidades mientras los investigadores observaban el comportamiento de los niños en respuesta a los diferentes estilos de liderazgo. Los investigadores encontraron que el liderazgo democrático tendía a ser el más efectivo para inspirar a los seguidores a desempeñarse bien.

Liderazgo autoritario (autocrático)

Los líderes autoritarios, también conocidos como líderes autocráticos, brindan expectativas claras sobre lo que se debe hacer, cuándo se debe hacer y cómo se debe hacer. Este estilo de liderazgo está fuertemente enfocado tanto en el mando del líder como en el control de los seguidores. También hay una clara división entre el líder y los miembros. Los líderes autoritarios toman decisiones de manera independiente, con poca o ninguna participación del resto del grupo.

Los investigadores encontraron que la toma de decisiones era menos creativa bajo un liderazgo autoritario.Lewin también concluyó que es más difícil pasar de un estilo autoritario a un estilo democrático que viceversa. El abuso de este método generalmente se considera controlador, autoritario y dictatorial.

El liderazgo autoritario se aplica mejor a situaciones donde hay poco tiempo para la toma de decisiones grupales o donde el líder es el miembro más informado del grupo. El enfoque autocrático puede ser bueno cuando la situación requiere decisiones rápidas y acciones decisivas. Sin embargo, tiende a crear entornos disfuncionales e incluso hostiles, a menudo enfrentando a los seguidores contra el líder dominante.

Liderazgo Participativo (Democrático)

El estudio de Lewin encontró que el liderazgo participativo, también conocido como liderazgo democrático, suele ser el estilo de liderazgo más eficaz. Los líderes democráticos ofrecen orientación a los miembros del grupo, pero también participan en el grupo y permiten la participación de otros miembros del grupo. En el estudio de Lewin, los niños de este grupo eran menos productivos que los miembros del grupo autoritario, pero sus contribuciones eran de mayor calidad.

Los líderes participativos alientan a los miembros del grupo a participar, pero retienen la última palabra en el proceso de toma de decisiones. Los miembros del grupo se sienten comprometidos con el proceso y están más motivados y creativos. Los líderes democráticos tienden a hacer sentir a los seguidores que son una parte importante del equipo, lo que ayuda a fomentar el compromiso con las metas del grupo.

Liderazgo Delegativo (Laissez-Faire)

Lewin encontró que los niños bajo liderazgo delegado, también conocido como liderazgo de laissez-faire, eran los menos productivos de los tres grupos. Los niños de este grupo también exigieron más al líder, mostraron poca cooperación y no pudieron trabajar de forma independiente.

Los líderes delegados ofrecen poca o ninguna orientación a los miembros del grupo y dejan la toma de decisiones en manos de los miembros del grupo. Si bien este estilo puede ser útil en situaciones que involucran a expertos altamente calificados, a menudo conduce a roles mal definidos y falta de motivación.

Lewin señaló que el liderazgo de laissez-faire tendía a dar como resultado grupos que carecían de dirección y miembros que se culpaban unos a otros por los errores, se negaban a aceptar la responsabilidad personal, progresaban menos y producían menos trabajo.

Observaciones sobre los estilos de liderazgo de Lewin

En su libro, El manual de liderazgo de Bass: teoría, investigación y aplicaciones gerencialesBass y Bass señalan que el liderazgo autoritario a menudo se presenta únicamente en términos negativos, a menudo de desaprobación. Los líderes autoritarios a menudo se describen como controladores y de mente cerrada, pero esto pasa por alto los posibles aspectos positivos de enfatizar las reglas, esperar obediencia y asumir la responsabilidad.

Si bien el liderazgo autoritario ciertamente no es la mejor opción para cada situación, puede ser efectivo y beneficioso en los casos en que los seguidores necesitan mucha dirección y donde las reglas y los estándares deben seguirse al pie de la letra. Otro beneficio del estilo autoritario que a menudo se pasa por alto es la capacidad de mantener un sentido del orden.

Bass y Bass señalan que el liderazgo democrático tiende a centrarse en los seguidores y es un enfoque efectivo cuando se trata de mantener relaciones con los demás. Las personas que trabajan con tales líderes tienden a llevarse bien, se apoyan mutuamente y consultan a otros miembros del grupo cuando toman decisiones.

Estilos y modelos de liderazgo adicionales

Además de los tres estilos identificados por Lewin y sus colegas, los investigadores han descrito muchos otros patrones característicos de liderazgo. Algunos de los más conocidos incluyen:

Liderazgo transformacional

El liderazgo transformacional a menudo se identifica como el estilo más efectivo. Este estilo se describió por primera vez a fines de la década de 1970 y luego fue ampliado por el investigador Bernard M. Bass. Los líderes transformacionales pueden motivar e inspirar a los seguidores y dirigir cambios positivos en los grupos.

Estos líderes tienden a ser emocionalmente inteligentes, enérgicos y apasionados. No solo están comprometidos a ayudar a la organización a lograr sus objetivos, sino también a ayudar a los miembros del grupo a alcanzar su potencial.

Las investigaciones muestran que este estilo de liderazgo da como resultado un mayor rendimiento y una mayor satisfacción del grupo que otros estilos de liderazgo. Un estudio también encontró que el liderazgo transformacional condujo a un mejor bienestar entre los miembros del grupo.

Liderazgo Transaccional

El estilo de liderazgo transaccional ve la relación líder-seguidor como una transacción. Al aceptar una posición como miembro del grupo, el individuo ha accedido a obedecer al líder. En la mayoría de las situaciones, esto involucra la relación empleador-empleado, y la transacción se enfoca en que el seguidor complete las tareas requeridas a cambio de una compensación monetaria.

Una de las principales ventajas de este estilo de liderazgo es que crea roles claramente definidos. Las personas saben lo que deben hacer y lo que recibirán a cambio. Este estilo permite a los líderes ofrecer mucha supervisión y dirección, si es necesario.

Los miembros del grupo también pueden estar motivados para desempeñarse bien para recibir recompensas. Una de las mayores desventajas es que el estilo transaccional tiende a sofocar la creatividad y el pensamiento innovador.

Liderazgo situacional

Las teorías situacionales del liderazgo enfatizan la influencia significativa del entorno y la situación en el liderazgo. Los estilos de liderazgo de Hersey y Blanchard es una de las teorías situacionales más conocidas. Publicado por primera vez en 1969, este modelo describe cuatro estilos principales de liderazgo, que incluyen:

  1. Narración: Decirle a la gente qué hacer
  2. Venta: Convencer a los seguidores para que acepten sus ideas y mensajes
  3. Participativo: Permitir que los miembros del grupo asuman un papel más activo en el proceso de toma de decisiones
  4. delegar: Adoptar un enfoque de no intervención para el liderazgo y permitir que los miembros del grupo tomen la mayoría de las decisiones

Más tarde, Blanchard amplió el modelo original de Hersey y Blanchard para enfatizar cómo el nivel de desarrollo y habilidad de los alumnos influye en el estilo que deben usar los líderes. El modelo de estilos de liderazgo SLII de Blanchard también describió cuatro estilos de liderazgo diferentes:

  1. Dirigente: Dar órdenes y esperar obediencia, pero ofrecer poca orientación y asistencia.
  2. Entrenamiento: Dar muchas órdenes, pero también mucho apoyo.
  3. Secundario: Ofreciendo mucha ayuda, pero muy poca dirección
  4. delegar: Ofrecer poca dirección o apoyo

Deja un comentario

Cómo lidiar con los acosadores

Si bien puede parecer que lidiar con los acosadores es algo por lo que solo los niños pueden pasar, puedes enfrentarte a los acosadores en

¿Qué es Toxic Fandom?

¿Qué es Toxic Fandom? Fandom Tóxico Fandom tóxico es una palabra de moda que ha sido utilizada en los últimos años por periodistas, medios de