Psyathome

Efecto Placebo: Definición, Ejemplos e Impacto

La mente puede tener una poderosa influencia en el cuerpo y, en algunos casos, incluso puede ayudar al cuerpo a sanar. A veces, la mente incluso puede engañarte haciéndote creer que un tratamiento falso tiene resultados terapéuticos reales, un fenómeno que se conoce como efecto placebo. En algunos casos, los placebos pueden ejercer una influencia lo suficientemente poderosa como para imitar los efectos de los tratamientos médicos reales.

Pero el efecto placebo es mucho más que un simple pensamiento positivo. Cuando ocurre esta respuesta, muchas personas no tienen idea de que están respondiendo a lo que es esencialmente una «píldora de azúcar». Los placebos se utilizan a menudo en la investigación médica para ayudar a los médicos y científicos a descubrir y comprender mejor los efectos fisiológicos y psicológicos de los nuevos medicamentos.

Para entender por qué el efecto placebo es importante, es esencial entender un poco más sobre cómo y por qué funciona.

¿Qué es el efecto placebo?

El efecto placebo se define como un fenómeno en el que algunas personas experimentan un beneficio después de la administración de una sustancia o tratamiento «parecido» inactivo. Esta sustancia, o placebo, no tiene ningún efecto médico conocido. A veces, el placebo se presenta en forma de píldora (píldora de azúcar), pero también puede ser una inyección (solución salina) o un líquido consumible.

En la mayoría de los casos, la persona no sabe que el tratamiento que está recibiendo es en realidad un placebo. En cambio, creen que son los destinatarios del tratamiento real. El placebo está diseñado para parecerse exactamente al tratamiento real, pero la sustancia no tiene un efecto real sobre la condición que pretende tratar.

Efecto Placebo vs. Placebo

Es importante señalar que un «placebo» y el «efecto placebo» son cosas diferentes. El término placebo se refiere a la sustancia inactiva en sí, mientras que el término efecto placebo se refiere a cualquier efecto de tomar un medicamento que no se puede atribuir al tratamiento en sí.

Causas

¿Por qué las personas experimentan cambios reales como resultado de tratamientos falsos? Si bien los investigadores saben que el efecto placebo es un efecto real, aún no comprenden completamente cómo y por qué ocurre este efecto. Se están realizando investigaciones sobre por qué algunas personas experimentan cambios incluso cuando solo reciben un placebo. Una serie de factores diferentes pueden contribuir a este fenómeno.

Respuesta hormonal

Una posible explicación es que tomar el placebo desencadenó una liberación de endorfinas. Las endorfinas tienen una estructura similar a la morfina y otros analgésicos opiáceos y actúan como analgésicos naturales propios del cerebro.

Los investigadores han podido demostrar el efecto placebo en acción mediante escáneres cerebrales, que muestran que las áreas que contienen muchos receptores de opiáceos se activaron tanto en el grupo de placebo como en el de tratamiento. La naloxona es un antagonista opioide que bloquea tanto las endorfinas naturales como los fármacos opioides. Después de que las personas recibieron naloxona, se redujo el alivio del dolor con placebo.

Acondicionamiento

Otras posibles explicaciones incluyen el condicionamiento clásico, o cuando forma una asociación entre dos estímulos que resultan en una respuesta aprendida. En algunos casos, un placebo se puede combinar con un tratamiento real hasta que evoque el efecto deseado.

Por ejemplo, si le dan regularmente la misma pastilla para la artritis para aliviar las articulaciones rígidas y doloridas, puede comenzar a asociar esa pastilla con el alivio del dolor. Si le dan un placebo que se parece a su pastilla para la artritis, aún puede creer que proporciona alivio del dolor porque ha sido condicionado para hacerlo.

Expectativa

Se ha descubierto que las expectativas, o lo que creemos que experimentaremos, juegan un papel importante en el efecto placebo. Las personas que están muy motivadas y esperan que el tratamiento funcione pueden tener más probabilidades de experimentar un efecto placebo.

El entusiasmo de un médico que prescribe por el tratamiento puede incluso afectar la forma en que responde un paciente. Si un médico parece estar muy seguro de que un tratamiento tendrá un efecto deseable, es más probable que un paciente vea los beneficios de tomar el medicamento. Esto demuestra que el efecto placebo puede ocurrir incluso cuando un paciente está tomando medicamentos reales para tratar una enfermedad.

Las señales verbales, conductuales y sociales pueden contribuir a las expectativas de una persona sobre si el medicamento tendrá algún efecto.

  • conductual: El acto de tomar una pastilla o recibir una inyección para mejorar su condición
  • Social: lenguaje corporal tranquilizador, contacto visual y habla de un médico o enfermera
  • Verbal: Listar a un proveedor de atención médica hablar positivamente sobre el tratamiento

Genética

Los genes también pueden influir en cómo las personas responden a los tratamientos con placebo. Algunas personas están genéticamente predispuestas a responder más a los placebos. Un estudio encontró que las personas con una variante genética que codifica niveles más altos de la dopamina química cerebral son más propensas al efecto placebo que aquellas con la versión baja en dopamina. Las personas con la versión alta en dopamina de este gen también tienden a tener niveles más altos de percepción del dolor y búsqueda de recompensas.

El efecto Nocebo

Por el contrario, las personas pueden experimentar más síntomas o efectos secundarios como respuesta a un placebo, una respuesta que a veces se denomina «efecto nocebo». Por ejemplo, un paciente puede informar que tiene dolores de cabeza, náuseas o mareos en respuesta a un placebo.

Ejemplos

El efecto placebo se puede utilizar de diversas formas, incluso en la investigación médica y la investigación psicológica para obtener más información sobre los efectos fisiológicos y psicológicos de los nuevos medicamentos.

en investigación médica

En la investigación médica, algunas personas en un estudio pueden recibir un placebo, mientras que otras reciben el nuevo tratamiento que se está probando. El propósito de hacer esto es determinar la efectividad del nuevo tratamiento. Si los participantes que toman el fármaco real demuestran una mejora significativa con respecto a los que toman el placebo, el estudio puede ayudar a respaldar la afirmación de la eficacia del fármaco.

Al probar nuevos medicamentos o terapias, los científicos quieren saber si el nuevo tratamiento funciona y si es mejor que el que ya está disponible. A través de su investigación, aprenden el tipo de efectos secundarios que podría producir el nuevo tratamiento, qué pacientes pueden beneficiarse más y si los beneficios potenciales superan los riesgos.

Al comparar los efectos de un tratamiento con un placebo, los investigadores esperan poder determinar si los efectos del medicamento se deben al tratamiento en sí o son causados ​​por alguna otra variable.

En experimentos de psicología

En un experimento de psicología, un placebo es un tratamiento o sustancia inerte que no tiene efectos conocidos. Los investigadores pueden utilizar un grupo de control con placebo, que es un grupo de participantes que están expuestos al placebo o a la variable independiente falsa. El impacto de este tratamiento con placebo se compara luego con los resultados del grupo experimental.

Aunque los placebos no contienen un tratamiento real, los investigadores han descubierto que pueden tener una variedad de efectos tanto físicos como psicológicos. Los participantes en los grupos de placebo han mostrado cambios en la frecuencia cardíaca, la presión arterial, los niveles de ansiedad, la percepción del dolor, la fatiga e incluso la actividad cerebral. Estos efectos apuntan al papel del cerebro en la salud y el bienestar.

Beneficios de usar un placebo

La principal ventaja de usar un placebo cuando se evalúa un nuevo fármaco es que debilita o elimina el efecto que las expectativas pueden tener sobre el resultado. Si los investigadores esperan un determinado resultado, es posible que, sin saberlo, den pistas a los participantes sobre cómo deben comportarse. Esto puede afectar los resultados del estudio.

Para minimizar esto, los investigadores a veces realizan lo que se conoce como un estudio doble ciego. En este tipo de estudio, ni los participantes del estudio ni los investigadores saben quién recibe el placebo y quién recibe el tratamiento real. Al minimizar el riesgo de que estos sesgos sutiles influyan en el estudio, los investigadores pueden observar mejor los efectos del fármaco y del placebo.

Uno de los efectos placebo más estudiados y más fuertes es la reducción del dolor. Según algunas estimaciones, aproximadamente entre el 30 % y el 60 % de las personas sentirán que su dolor ha disminuido después de tomar una píldora de placebo.

Por ejemplo, imagine que un participante se ha ofrecido como voluntario para un estudio para determinar la eficacia de un nuevo medicamento para el dolor de cabeza. Después de tomar el medicamento, descubre que su dolor de cabeza se disipa rápidamente y se siente mucho mejor. Sin embargo, más tarde se entera de que estaba en el grupo del placebo y que el medicamento que le dieron era solo una pastilla de azúcar.

Efecto

Si bien los placebos pueden afectar cómo se siente una persona, los estudios sugieren que no tienen un impacto significativo en las enfermedades subyacentes. Una importante revisión de más de 150 ensayos clínicos con placebos encontró que los placebos no tenían efectos clínicos importantes sobre las enfermedades. En cambio, el efecto placebo tuvo una pequeña influencia en los resultados informados por los pacientes, particularmente en las percepciones de náuseas y dolor.

Sin embargo, otra revisión realizada casi 10 años después encontró que en poblaciones similares, tanto los placebos como los tratamientos tenían efectos similares. Los autores concluyeron que los placebos, cuando se usan adecuadamente, podrían beneficiar potencialmente a los pacientes como parte de un plan terapéutico.

  • Depresión: Se ha descubierto que el efecto placebo afecta a las personas con trastorno de depresión mayor. En un estudio, a los participantes que actualmente no tomaban ningún otro medicamento se les administraron píldoras de placebo etiquetadas como antidepresivos de acción rápida o placebo durante una semana. Después de la semana, los investigadores tomaron tomografías PET y les dijeron a los participantes que estaban recibiendo una inyección para mejorar el estado de ánimo. Los participantes que tomaron el placebo etiquetado como antidepresivo, así como la inyección, informaron una disminución de los síntomas de depresión y un aumento de la actividad cerebral en áreas del cerebro relacionadas con la regulación de las emociones y el estrés.
  • El manejo del dolor: Un pequeño estudio de 2014 probó el efecto placebo en 66 personas con migraña episódica, a quienes se les pidió que tomaran una pastilla asignada, ya sea un placebo o Maxalt (rizatriptán), que es un medicamento conocido para la migraña, y calificaran la intensidad de su dolor. A algunas personas se les dijo que la píldora era un placebo, a otras se les dijo que era Maxalt ya otras se les dijo que podría ser cualquiera de las dos. Los investigadores encontraron que las expectativas establecidas por la etiqueta de la píldora influyeron en las respuestas de los participantes. Incluso cuando Maxalt fue etiquetado como un placebo, los participantes le dieron la misma calificación que un placebo etiquetado como Maxalt.
  • alivio de los síntomas: El efecto placebo también se ha estudiado en sobrevivientes de cáncer que experimentan fatiga relacionada con el cáncer. Los participantes recibieron tres semanas de tratamiento, ya sea su tratamiento habitual o una pastilla etiquetada como placebo. El estudio encontró que se informó que el placebo (a pesar de estar etiquetado como tal) mejoró los síntomas mientras tomaba el medicamento y tres semanas después de suspenderlo.

Una palabra de Psyathome

El efecto placebo puede tener una poderosa influencia en cómo se sienten las personas, pero es importante recordar que no son una cura para una afección subyacente.

Los proveedores de atención médica no pueden usar placebos en la práctica real sin informar a los pacientes (esto se consideraría atención poco ética), lo que reduce o elimina el efecto placebo deseado.

Sin embargo, al usar placebos en la investigación, durante la cual no tienen que informar al participante, los científicos pueden tener una mejor idea de cómo los tratamientos afectan a los pacientes y si los nuevos medicamentos y enfoques de tratamiento son seguros y efectivos.

Deja un comentario

OSFED: síntomas, tratamiento y afrontamiento

Otros trastornos alimentarios y alimentarios especificados (OSFED, por sus siglas en inglés), anteriormente conocidos como trastornos alimentarios no especificados (EDNOS, por sus siglas en inglés)

Chris Raymond – Mente muy buena

Reflejos redactor de El director revista para mayores de 12 años Colaborador de múltiples publicaciones líderes de servicios funerarios Apariciones en los medios sobre numerosos

¿Qué es el trauma intergeneracional?

El trauma intergeneracional se refiere al trauma que se transmite de un sobreviviente de trauma a sus descendientes. También puede denominarse trauma transgeneracional o multigeneracional.