Psyathome

Desequilibrio y depresión de la tiroides: ¿cuál es la conexión?

La tiroides, una pequeña glándula ubicada en el cuello, juega un papel importante en una serie de funciones corporales. En algunos casos, un desequilibrio de la tiroides puede contribuir a la depresión, así como a otros tipos de condiciones de salud mental.

Aunque se estima que alrededor del 12 % de la población de EE. UU. desarrollará una enfermedad de la tiroides durante su vida, la American Thyroid Association informa que el 60% de las personas con problemas de tiroides desconocen su condición.

¿Qué hace la tiroides?

Como parte del sistema endocrino del cuerpo, la tiroides secreta hormonas que ayudan a regular los niveles de energía y el metabolismo. Normalmente, la tiroides regula varias funciones al liberar niveles constantes de hormonas tiroideas.

Sin embargo, los problemas con esta glándula pueden provocar un desequilibrio de la tiroides que puede afectar el cuerpo de varias maneras. Los desequilibrios de la tiroides también pueden contribuir a problemas de humor como la depresión y la ansiedad.

Tipos de desequilibrios de la tiroides

Hay una serie de condiciones diferentes que afectan la tiroides, pero dos de los problemas más comunes son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo.

  • hipotiroidismo, también conocida como tiroides hipoactiva, ocurre cuando el cuerpo no produce suficientes hormonas tiroideas. Tiende a afectar a las mujeres con más frecuencia que a los hombres. Puede ocurrir a cualquier edad, pero también tiende a ser más común en adultos mayores de 60 años.
  • Hipertiroidismo, también conocida como tiroides hiperactiva, ocurre cuando el cuerpo produce demasiada hormona tiroidea. Muchas personas que tienen una tiroides hiperactiva experimentan algún tipo de síntomas de ansiedad. Sin embargo, la investigación también sugiere que la depresión también es muy común y afecta hasta al 69% de las personas con hipertiroidismo.

Otros tipos de trastornos y problemas de la tiroides incluyen la enfermedad de Hashimoto, la enfermedad de Graves, el bocio y los nódulos tiroideos.

Síntomas de un desequilibrio de la tiroides

Si sospecha que podría tener algún tipo de afección de la tiroides, es importante estar atento a los síntomas. Hable con su médico si cree que una afección tiroidea subyacente podría estar contribuyendo a los síntomas de depresión, ansiedad u otra afección de salud mental.

Los síntomas del hipotiroidismo incluyen:

  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Piel seca
  • Bajo líbido
  • Cansancio
  • Sensibilidad al frío
  • Lentitud
  • Aumento de peso

Los síntomas del hipertiroidismo incluyen:

  • Ansiedad
  • Diarrea
  • Dificultad para dormir
  • Perdida de cabello
  • Irritabilidad
  • Debilidad muscular
  • Nerviosismo
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Pérdida de peso

La tiroides y la depresión

Los investigadores han reconocido durante mucho tiempo que existe un vínculo entre la función tiroidea y la depresión, aunque los mecanismos exactos de cómo interactúan no se comprenden completamente. Las personas con trastornos de la tiroides no solo tienen más probabilidades de desarrollar depresión, sino que la evidencia también sugiere que tomar tratamientos con hormonas tiroideas puede mejorar la eficacia de los antidepresivos.

El metabolismo de las hormonas tiroideas en el cerebro es un proceso complejo que a menudo implica muchos pasos y vías. Si alguno de estos componentes se deteriora, puede tener un impacto en la capacidad de la tiroides para enviar señales al cerebro.

Los estudios sugieren que los niveles de TSH se correlacionan con la gravedad de los síntomas depresivos. La TSH, u hormona estimulante de la tiroides, es una hormona secretada por la glándula pituitaria que actúa para estimular la producción de más hormona tiroidea.

El hipotiroidismo leve puede contribuir a la depresión

Si bien el hipotiroidismo más grave puede provocar más síntomas depresivos, incluso los casos de hipotiroidismo más leve pueden causar problemas. Algunas investigaciones han encontrado que el hipotiroidismo subclínico, en el que los niveles de TSH están en el extremo superior del rango normal o apenas por encima de lo normal, puede estar relacionado con la depresión.

Un estudio encontró que el 63,5% de los participantes que tenían problemas de tiroides subclínicos, o tenían síntomas de hipotiroidismo pero estaban por debajo de los criterios de diagnóstico para hipotiroidismo, presentaban síntomas de depresión. El tratamiento con hormona tiroidea produjo cierto alivio, pero no fue suficiente por sí solo para inducir una recuperación completa.

La conexión entre la tiroides poco activa y la depresión es lo suficientemente fuerte como para que la Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos sugiera que todas las personas diagnosticadas con depresión deben ser evaluadas para detectar hipotiroidismo subclínico o clínico.

Depresión, hipotiroidismo o ambos

Un problema que puede complicar el diagnóstico es que la depresión y el hipotiroidismo comparten algunos de los mismos síntomas. El bajo estado de ánimo, la fatiga, la dificultad para concentrarse, la disminución de la libido y el aumento de peso son síntomas comunes de ambos.

En tales casos, puede ser útil observar algunos de los otros síntomas que pueden indicar la presencia de hipotiroidismo. Si tus síntomas depresivos van acompañados de estreñimiento, sequedad del cabello y destreza, caída del cabello, ronquera, rigidez muscular y sensación de frío constante, es más probable que tu depresión esté relacionada con el hipotiroidismo.

Obteniendo ayuda

Si experimenta síntomas de un desequilibrio de la tiroides, depresión o ambos, es importante que hable con su médico. Ambas condiciones son tratables, y cuanto antes comience a recibir ayuda, antes comenzará a sentirse mejor.

Los problemas de tiroides a menudo se pueden diagnosticar con un simple análisis de sangre. Una vez diagnosticado, su médico le recetará medicamentos para tratar su condición. Estos medicamentos para la tiroides pueden reducir la producción de hormonas tiroideas en el cuerpo o reemplazar las hormonas que faltan para ayudar a mejorar el funcionamiento de la tiroides y el estado de ánimo.

Su médico también querrá realizar análisis de sangre periódicamente para ver qué tan efectivamente su medicamento está tratando su problema de tiroides y para hacer los ajustes necesarios en el tipo o la dosis del medicamento que está tomando.

Los medicamentos para la tiroides a veces se combinan con antidepresivos para tratar la depresión en personas con funcionamiento normal de la tiroides. En un estudio anterior, el 23 % de las personas que tomaron la hormona tiroidea T3 junto con su tratamiento antidepresivo experimentaron mejoras en sus síntomas depresivos.

Un análisis más reciente ha sugerido que, si bien es probable que la combinación de medicamentos para la tiroides con antidepresivos sea segura y eficaz, la compleja relación entre la depresión y el hipotiroidismo requiere más estudio.

Para algunas personas, tratar el desequilibrio tiroideo subyacente puede aliviar la depresión. Si continúa experimentando síntomas de depresión, su médico puede recomendar el uso de tratamientos adicionales como antidepresivos, psicoterapia o una combinación de ambos.

Una palabra de Psyathome

Si experimenta síntomas de un desequilibrio de la tiroides, incluidos síntomas de depresión, asegúrese de consultarlo con su médico. Tanto la depresión como los problemas de tiroides se pueden tratar, la clave es obtener el diagnóstico correcto. La mayoría de las personas con problemas de tiroides experimentan beneficios positivos al tomar medicamentos para la tiroides y sienten que sus síntomas depresivos se resuelven gradualmente con el tiempo.

Deja un comentario

Aprende a saborear el momento

Aprender a «saborear el momento» de la vida es una forma cómoda, gratuita y eficaz de aumentar la felicidad y la calidad de vida y

¿Qué es el hipocampo?

El hipocampo juega un papel fundamental en la formación, organización y almacenamiento de nuevos recuerdos, así como en la conexión de ciertas sensaciones y emociones

Diferentes tipos de psicoterapia

La psicoterapia o terapia de conversación es una forma importante de atención de la salud mental. Este tratamiento se compone de una serie de intervenciones