Psyathome

Cómo reducir la frustración y el estrés

El estrés y la frustración están conectados. Ambos sentimientos actúan uno sobre el otro; sentirse estresado puede hacer que experimente frustración, y las situaciones frustrantes a menudo generan estrés.

El estrés puede hacer que se sienta emocionalmente más reactivo ante eventos que normalmente no le molestarían y puede reducir su tolerancia a la frustración. Los pequeños fracasos pueden parecer mucho peores (y mucho más frustrantes), y el estrés crónico puede hacer que sientas que no tienes el control de tu vida, lo que genera más frustración e incluso depresión.

Manejar su estrés puede ayudarlo a aliviar los sentimientos de frustración y mejorar su tolerancia a la frustración puede ayudarlo a reducir sus niveles de estrés.

El vínculo entre la frustración y el estrés

El estrés y la frustración actúan uno sobre el otro en una variedad de formas:

  • El estrés puede hacer que sienta que no tiene los recursos para superar los desafíos, y sentirse incapaz de alcanzar sus metas es un componente clave de la frustración.
  • La frustración es una reacción común a un factor estresante recurrente y no resuelto.
  • La frustración suele ir acompañada de agresión, hostilidad, impulsividad y actitud defensiva, y estas emociones pueden generar su propio estrés si no las maneja de manera saludable.
  • El aumento de la frustración, la irritabilidad y la sensibilidad pueden ser signos de agotamiento, que a menudo es causado por el estrés crónico no mitigado.

Reducir la frustración

Nuestra capacidad para lidiar con la frustración se conoce como tolerancia a la frustración. Tener una alta tolerancia a la frustración indica que puede enfrentar los desafíos con éxito, mientras que una baja tolerancia significa que puede sentirse angustiado por los pequeños inconvenientes.

Sentirse estresado, cansado o inseguro de sí mismo en una situación nueva puede reducir su tolerancia a la frustración, al igual que ciertas afecciones como el trastorno límite de la personalidad (TLP), el autismo y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Si tiene poca tolerancia a la frustración, existen estrategias que puede utilizar para mejorar la forma en que responde. Buscar tratamiento profesional también es una buena opción, especialmente si tiene una afección subyacente o si su baja tolerancia está causando consecuencias negativas en su vida.

Mejora tu inteligencia emocional

La inteligencia emocional está relacionada con tu capacidad para lidiar con la frustración. La inteligencia emocional es tu capacidad para notar y evaluar las emociones en ti mismo y en los demás, y tu habilidad para regular la forma en que expresas tus sentimientos.

Puedes mejorar tu inteligencia emocional al:

  • Regularse en los momentos de frustración y esperar el momento adecuado para expresarse
  • Practicar la empatía por los demás, especialmente por las personas que tienden a frustrarte
  • Recordar que todas las emociones son fugaces, incluida la frustración.
  • Darse cuenta de sus sentimientos para que pueda reaccionar apropiadamente

distraerse

Fijarse en la fuente de su frustración en realidad puede empeorar sus sentimientos, pero distraerse temporalmente puede darle el espacio que necesita para procesar. Elija una actividad que disfrute, como hacer ejercicio, hacer algo creativo, escuchar música o ver una película.

Sin embargo, es importante no dejar que la distracción se convierta en un patrón de evasión. Eventualmente, debe volver a la fuente de su frustración y determinar si hay alguna estrategia que pueda usar para resolver el problema.

Practica la atención plena

La atención plena es la práctica de estar plenamente consciente del presente y sin juzgarlo, notando las imágenes, los sonidos y los olores a tu alrededor, así como los sentimientos y sensaciones dentro de ti. Puedes practicar la atención plena a lo largo del día o como una forma de meditación.

Mantenerse atento es un componente clave para lidiar con la frustración y el estrés, ya que debe ser consciente de lo que siente antes de tomar medidas para abordar el problema. La atención plena también lo alienta a mantener una actitud de aceptación en lugar de resistencia o juicio, y esto puede tener un impacto positivo en la forma en que reacciona ante la frustración.

Aliviar el estrés

Si se siente menos paciente, más frustrado, más emocional y menos capaz de manejar el estrés, hay varias cosas que puede hacer para sentirse mejor. Además de mejorar su tolerancia a la frustración, controlar su estrés también es una parte importante para mantener su salud.

Actúe rápidamente para aliviar el estrés

Detener su respuesta al estrés temprano puede ayudarlo a responder con más calma, en lugar de comportarse de una manera que podría arrepentirse.

Los calmantes rápidos para el estrés, como los ejercicios de respiración o la relajación muscular progresiva, por ejemplo, pueden calmarlo y ayudarlo a sentirse menos frustrado y más capaz de manejar lo que venga. Esté preparado con analgésicos rápidos para usar la próxima vez que se sienta abrumado.

Cambia tu actitud

Gran parte de si vemos o no algo como estresante depende de nuestros patrones de pensamiento habituales y de cómo procesamos el mundo que nos rodea. Por ejemplo, quienes ven las cosas bajo su control tienden a estar menos estresados ​​por lo que les sucede, ya que ven que siempre tienen opciones de cambio.

El optimismo conlleva beneficios para la salud y puede conducir a una mejor sensación de bienestar. Aprender a desarrollar una perspectiva optimista y un estado mental resistente puede ayudarlo a sentirse menos estresado.

Cambia tu estilo de vida

Si siente que está continuamente nervioso, es posible que algo deba cambiar en su vida. Si reduce los compromisos, cuida bien su cuerpo y realiza otros cambios saludables en su estilo de vida, estará lidiando con menos estrés general y será más eficaz en el manejo de lo que encuentre.

La buena nutrición, el sueño adecuado y el ejercicio regular pueden hacer maravillas con sus niveles de estrés. Hacer tiempo para actividades de ocio y expresión creativa también es vital; el tiempo de inactividad no es solo un lujo, sino un aspecto necesario de un estilo de vida equilibrado, y las actividades creativas pueden aliviar el estrés tanto para los artistas como para los no artistas.

Trate de participar en actividades regulares para aliviar el estrés que se adapten a su personalidad y estilo de vida. Aquellos que regularmente caminan, meditan o disfrutan de otras actividades para aliviar el estrés tienden a sentirse menos estresados ​​en general y menos reactivos a los factores estresantes específicos que surgen a lo largo del día.

Aprovechar el apoyo social

También es útil tener la liberación y el apoyo de compartir sus problemas con amigos cercanos, familiares o seres queridos. Si bien no es saludable quejarse constantemente, hablar con un amigo de confianza sobre sus frustraciones de vez en cuando (y devolverle el favor siendo un buen oyente) puede ayudarlo a procesar lo que está sucediendo y permitirle pensar en soluciones.

Si no tienes a alguien con quien te sientas cómodo compartiendo tu situación, ver a un terapeuta o comenzar una práctica regular de escribir un diario también tiene beneficios.

Una palabra de Psyathome

Todos nos sentimos estresados ​​y frustrados de vez en cuando, pero no es necesario que permitas que estos sentimientos se apoderen de tu vida. Al aprender a manejar su respuesta al estrés y la frustración, puede reducir el impacto que tienen y mejorar su bienestar general.

Deja un comentario

Herpetofobia o Miedo a los Reptiles

La herpetofobia es el miedo a los reptiles, específicamente a las serpientes y los lagartos. La gravedad de esta fobia específica relativamente común puede variar

Cómo dejar de ser codependiente

La codependencia a menudo se conoce como «adicción a las relaciones». Es una condición emocional y conductual que interfiere con la capacidad de un individuo